Tips Operación Renta: ¿Cómo hacer correctamente las últimas declaraciones?

DeclaracionesJuradas-001

Ya estamos a fines de junio y falta cada vez menos para el vencimiento de dos declaraciones juradas bastante comunes, la DJA 1847 sobre “datos del balance de 8 columnas y otros antecedentes” y la DJA 1926 relativa a la “base imponible de primera categoría y datos contables balance”.  Es importante conocer bien estas declaraciones, si mi empresa tiene que declarar, la información necesaria para completar e intentar realizar estas declaraciones a tiempo, ya que si no se presentan en el plazo establecido las multas pueden ser de 0,5 a 6 UTM según el tipo de infracción cometida.


Ya estamos al final de junio y falta cada vez menos para el término de la Operación Renta 2022. Como parte de ella, existen dos últimas declaraciones juradas que se realizan durante este mes por lo que estamos próximos a su vencimiento. Estas son la Declaración Jurada 1847 sobre “datos del balance de 8 columnas y otros antecedentes” y la Declaración Jurada 1926 relativa a la “base imponible de primera categoría y datos de balance contable”.

El contador auditor y magister en Dirección Tributaria, Francisco Lucero, compartió algunos consejos para que los emprendedores y contadores puedan hacer una correcta declaración en esta etapa final:

  1. Conocer de qué se tratan las Declaraciones Juradas 1847 y 1926

La Declaración Jurada 1847 hace referencia al balance de 8 columnas y otros antecedentes, los cuales deben contemplar toda la información actualizada del año comercial  anterior al cumplimiento de la obligación tributaria, es decir, los períodos del 01 de enero al 31 de diciembre del año correspondiente, en este caso es del año 2021. Por otro lado, la Declaración Jurada 1926 se trata de la Declaración Jurada Anual sobre datos de balance contable y la base imponible de Primera Categoría.

  1. Quiénes deben emitir estas declaraciones

La declaración jurada 1847 deben hacerla las medianas y grandes empresas y la nómina de grandes contribuyentes. A su vez, la Declaración Jurada 1926 la deben presentar todos aquellos contribuyentes que al 1 de enero del año comercial tengan la exigencia de declarar sus rentas efectivas, determinadas sobre la base de un balance general de acuerdo a contabilidad completa y que, a su vez, estén sujetos al Impuesto de Primera Categoría con deducción parcial del crédito de impuestos finales.

  1. Conocer el régimen tributario de mi empresa y si debo declarar

Si bien la declaración 1847 es de carácter transversal a quienes hayan optado por una contabilidad completa y que cuente con un balance de 8 columnas, el Servicio de Impuestos Internos la clasifica como una DDJJ de Régimen General. En tanto, la declaración 1926 pertenece al Régimen General, el cual abarca a los contribuyentes de Primera Categoría. Este régimen tributario debe llevar una contabilidad completa. Sin embargo, tiene la opción de solicitar contabilidad simplificada, sin alterar el régimen Propyme General.

  1. Las secciones e información necesaria para completar las declaraciones juradas

La declaración jurada 1847 se compone de tres secciones: sección A donde se debe identificar el declarante con sus datos personales; la sección B que corresponde a otros antecedentes del declarante como la actividad económica principal, entidad supervisora directa y año ajuste IFRS 1° aplicación, y la sección C que trata del detalle de las cuentas contenidas en el balance de las 8 columnas como en el plan de cuentas utilizado en el registro contable, cuentas según clasificador de cuentas y nombre de la cuenta.

En tanto, la declaración jurada 1926 consta de un formulario de cuatro secciones: en la sección A debe contener la identificación del declarante; la sección B, donde se deben incorporar los antecedentes relacionados a la Renta Líquida imponible de acuerdo al clasificador de cuentas y se debe describir el ajuste, tipo de ajuste y el monto asociado; la sección C corresponde al ajuste del Patrimonio Financiero, y por último la sección D es el cuadro de resumen donde se encuentran los totales de la base imponible y ajustes.

Ambas declaraciones implican a los contadores o contribuyentes poner mucha atención a cada uno de los ítems que se deben rellenar en los folios al hacerlo de forma manual, ya que considera diferentes datos como la renta, patrimonios y cálculos a partir de estos.

  1. Conocer los tipos de multas asociados a estas declaraciones

Las infracciones dependen del tipo de falta que se haya cometido y los cobros asociados serán en dinero. Actualmente, el Servicio de Impuestos Internos las clasifica en tres tipos, por los cuales puedes ser multado con respecto a la DJ 1926: por declaraciones incompletas o erróneas, por declaraciones fuera de plazo y por otros requerimientos posteriores, cuando las declaraciones juradas no han sido presentadas.

En el caso de que la declaración jurada contenga errores o falta información, hay multas que van de 0,1 a 1 UTM. El valor de estas dependerá de la cantidad de rectificaciones, conforme está estipulado en el Artículo 109 del Código Tributario. Si no se presentan entre el 12 de mayo y 30 de junio las multas son de 0,5 UTM por 1 a 25 casos, 1 UTM por 26 a 99 casos y 1,5 UTM por 100 o más casos. En el caso de presentarlas desde el 1 de julio en adelante las multas son de 2 UTM de 1 a 25 casos, 4 UTM de 26 a 99 casos y 6 UTM de 100 o más casos.

  1. Usar tecnologías para automatizar procesos

Realizar este proceso de manera manual requiere de tiempo y de mucha atención por parte de la persona. Es por esto que hoy en día existen tecnologías que te pueden facilitar este procedimiento como Nubox, que simplifica el proceso de Operación Renta, automatiza muchos de sus pasos y ayuda a rellenar los recuadros de las declaraciones juradas que los contribuyentes deben realizar ante el Servicio de Impuestos Internos.

 

LQE

LQE

ANUNCIO

LECTURAS SUGERIDAS

ANUNCIO