¿Cómo abrir una empresa en Chile sin nunca haber venido al país?

CONTENIDO LA QUINTA EMPRENDE

Existen dos tipos de sociedades que son las más conocidas a la hora de querer abrir una empresa en Chile, de Responsabilidad Limitada y por Acciones, siendo la diferencia más notoria entre ambas, que la primera debe estar constituida al menos por dos socios y la segunda puede tener sólo uno.


En los últimos años se ha posicionado a Chile como uno de los países más desarrollados en materia económica dentro de Latinoamérica. Esto, además de un ambiente relativamente estable, resulta atractivo para la creación de empresas e inversión extranjera.

De hecho, según el Economist Intelligence Unit, Chile se ha posicionado como el país más seguro para invertir en Latinoamérica, uno de los más confiable para hacer negocios en la región según la revista Forbes, y el más competitivo según el World Economic Forum. Siendo estas razones de peso para que varias personas y empresas elijan a Chile para innovar, expandirse y comercializar nuevos productos y servicios.

Es por esto que existe una gran cantidad de personas extranjeras que quieren abrir una sucursal de su empresa o crear una nueva en Chile. Sin embargo, muchos de ellos no van a residir en el país.

Para efecto de esto, principalmente existen dos tipos de sociedad por las cuales pueden hacerlo, de Responsabilidad Limitada y por Acciones, siendo las principales diferencias entre ambas:

Sociedad de Responsabilidad Limitada

Debe estar constituida al menos por dos socios. Además, ellos sólo responden hasta el monto de su aporte, no se involucra su patrimonio personal, esto en caso de cualquier contratiempo, como por ejemplo alguna pérdida.

Sociedad por Acciones

Puede estar constituida por sólo uno socio, y en caso de que quiera entregar sus acciones puede hacerlo a través de una venta sin alterar la empresa. También sólo responden hasta el monto de su aporte en caso de cualquier problema.

Según María Soledad Torres, directora de Legal Global Chile, “lo primero que se debe hacer es solicitar un Rut de inversionistas ante el Servicio de Impuestos Internos, para el cual el dueño va a tener que elegir a un representante y enviarle un poder para que pueda constituir la sociedad a su nombre. Por otra parte, se debe nombrar a un representante legal chileno o extranjero con Visa de Residencia en el país. Teniendo todos estos requisitos listos, los socios que no hayan venido a Chile pueden ingresar e iniciar actividades, porque el representante será una persona con residencia y domicilio acá para efectos tributarios”.

Pero no es necesario tener un socio chileno para poder abrir una empresa, sólo basta con un representante legal que resida en el país para que pueda hacer frente a las responsabilidades que tenga dicha sociedad. Por ende, aquellas personas que busquen instalar su negocio acá pueden hacerlo, pero en caso de no contar con alguien de confianza para la representación existen estudios de abogados que lo realizan.

“Muchos extranjeros que quieren abrir su empresa en Chile se ven en la dificultad de poder nombrar a un representante, porque no conocen a nadie con la suficiente confianza para entregarle la administración de su empresa, para eso existen ciertos estudios de abogados, como nosotros, que hacemos un Contrato de Representación Legal para que las sociedades puedan constituirse y funcionar sin la necesidad que el dueño esté en Chile”, explica Torres.

LQE

LQE

ANUNCIO

LECTURAS SUGERIDAS

ANUNCIO