Investigadores chilenos desarrollan variedad de poroto resistente a la sequía para garantizar la seguridad alimentaria

wwwww

Compartir publicación:

Un equipo multidisciplinario liderado por el Dr. Patricio Arce trabaja en la edición génica de plantas de poroto, buscando crear una variedad más eficiente en el uso del agua y mantener su valor nutritivo.

Ante la crisis hídrica que amenaza la productividad agrícola en América Latina, un grupo de investigadores chilenos está desarrollando una variedad de poroto resistente a la sequía. Este esfuerzo busca asegurar la seguridad alimentaria en la región, manteniendo el aporte nutritivo de este alimento esencial.El poroto, conocido también como frijol en varios países hispanohablantes, es un alimento fundamental para la dieta humana, proporcionando proteínas y minerales esenciales. Existen aproximadamente 150 variedades de poroto en el mundo, cada una con sus características únicas. Sin embargo, la crisis hídrica actual exige el desarrollo de nuevas variedades que sean resistentes a la sequía. En respuesta a esta necesidad, un equipo de investigadores liderado por el Dr. Patricio Arce del Instituto de Ciencias Aplicadas de la Universidad Autónoma, con la colaboración de la Universidad de la Frontera y la Universidad Católica de Temuco, está trabajando en esta dirección.

«El escenario que viene para Chile y muchos países de América Latina es una disminución de las precipitaciones. El poroto es un alimento fundamental en la dieta de América Latina, y en algunos países como Chile, Brasil y México su cultivo se basa en aguas de lluvia. Si las precipitaciones disminuyen, la productividad del frijol disminuye, y con ello el alimento de la población también», explicó el Dr. Arce.

Anuncios
El Pasaje Banner Large Anuncio

El equipo está desarrollando el Proyecto Anillo (ATE230007) «Sustentabilidad alimentaria en condiciones de estrés por sequía: Phaseolus como planta modelo», utilizando la edición génica para crear una variedad de poroto más resistente. Han identificado genes relacionados con la apertura de los estomas y están trabajando para editarlos. La intención es reducir la transpiración sin afectar la fotosíntesis, logrando plantas igualmente nutritivas pero más eficientes en el uso del agua.

El poroto, presente en la cultura gastronómica chilena en platos como las granadas o ensaladas, es vital para la nutrición de muchas personas. «Son plantas muy ricas en proteínas, un alimento fundamental para la alimentación humana. Creemos que, si conseguimos crear plantas que sean editadas y que toleren mayor crecimiento ante la escasez de agua, haremos un aporte considerable a tratar de garantizar la seguridad alimentaria para muchas personas, especialmente en América Latina», afirmó el Dr. Arce. Por ejemplo, 90 gramos de porotos cocidos aportan 8 gramos de proteína, casi el 15% del consumo diario recomendado para un adulto.

Los modelos teóricos predicen aumentos de temperatura de 2°C y una reducción de las lluvias, afectando significativamente la productividad y calidad nutricional de los cultivos. Esta investigación requiere un trabajo comprometido y dedicado, involucrando a especialistas de diversas disciplinas. «Uno de los principales desafíos es que tenemos que desarrollar trabajos multidisciplinarios, donde será clave el talento de agrónomos, biólogos, bioquímicos, biotecnólogos y personas que manejen herramientas informáticas. También necesitamos especialistas en propiedad intelectual, comercialización, patentamiento y comunicación con los distintos estamentos del mundo social y de toma de decisiones», concluyó el Dr. Arce.

Compartir publicación:

ANUNCIO

El Pasaje Box Anuncio

LECTURAS SUGERIDAS

ANUNCIO