Tecnología, Innovación e impacto en el mundo marítimo

EIVA

Compartir publicación:

Por Drago Domancic y Michael J. Heavey  EIVA

 

El negocio marítimo portuario es un importante ejemplo de cómo la tecnología y la innovación pueden mejorar significativamente, ya sea mediante la automatización y digitalización de procesos, o a través del uso de herramientas que faciliten la eficiencia y eficacia de los puertos.

La logística es un desafío permanente que está sujeto a múltiples variables, algunas de ellas son propias del control humano y otras están sujetas a la naturaleza. En primer lugar, se basa en los medios que tenemos para mover y controlar las cargas tanto dentro como fuera de los recintos portuarios, y para cumplir con los procesos administrativos necesarios. En segundo lugar, es más complejo porque requiere mejorar los procesos predictivos y analíticos para permitir a los puertos maximizar su tiempo de uso.

Anuncios
El Pasaje Banner Large Anuncio

Gracias al desarrollo de tecnologías de la información, se han creado sistemas y procesos que agilizan los trámites con una importante digitalización y sistemas que optimizan los movimientos de la carga, reduciendo la burocracia y los tiempos al interior de los puertos, almacenes portuarios y extraportuarios, así como en la ruta. Los puertos y sus concesionarios han creado herramientas, muchas de ellas propietarias, que se encargan de estos procesos.

Además, hay oportunidades, tanto en el frente terrestre como marítimo, que pueden llevar a mejoras significativas en la eficiencia del transporte marítimo. Los sistemas de control de flujo vehicular, posicionamiento de móviles y contenedores basados en tecnologías celulares 4G y 5G son una realidad en nuestras instalaciones portuarias,  facilita conocer en tiempo real los flujos y movimientos de la carga y tomar decisiones ante eventualidades.

El negocio del transporte marítimo está sujeto a los volúmenes de carga, tiempos de navegación, tiempos de espera y de carga y descarga, que inciden directamente en la rentabilidad de los actores. A mayor volumen de carga y menores tiempos de navegación, se obtienen importantes beneficios;  sin embargo, los tiempos de descarga pueden afectar las rentabilidades de los actores. Por ello, los puertos tienden a automatizarse y a utilizar equipos que aceleran los tiempos de carga y descarga, los cuales requieren ser manejados con maestría y precisión.

El manejo de grúas requiere de personal capacitado y entrenado, pero practicar en las instalaciones puede resultar costoso y poco práctica. Una solución local desarrollada por una empresa viñamarina ha implementado sistemas de realidad aumentada e inteligencia artificial que simulan el equipamiento con detalle, lo que permite adquirir las competencias necesarias de forma eficiente. Esta empresa ha evolucionado hacia otros productos similares.

Otro tema más complejo son los tiempos de espera o tiempos muertos debidos a razones climáticas, como el cierre o restricción de puertos, cada vez más frecuentes debido al cambio climático. El cierre de un puerto, basado en información climática y evaluación empírica, puede conducir a menores tiempos de actividad portuaria de carga y descarga; esto brinda oportunidades para crear herramientas que reduzcan estos tiempos de cierre al mínimo indispensable.

El modelaje de puertos, uso de dispositivos especializados como boyas sensores de corrientes, batimetrías y medición de parámetros climáticos, así como sistemas de BigData y herramientas de inteligencia artificial, permiten contar con pronósticos más precisos para el uso de los puertos frente a las inclemencias climáticas. Los talentos locales pueden colaborar con las autoridades en desarrollar sistemas de alertas más precisos que cierren los puertos solo en condiciones de riesgo, aumentando así los tiempos de servicio y generando ahorros relevantes.

Recordemos que en cada hora de operación se mueven cientos de contenedores, por lo que mantener el puerto cerrado el tiempo mínimo que asegure una reducción de riesgos, es una importante ganancia económica para todos.

En el ámbito portuario y logístico se producen distintos tipos de fricciones entre la actividad industrial y la vida urbana de las ciudades en las cuales se desarrollan su actividad, lo que lleva a afectaciones de vialidad por congestión, ruidos y polución entre otros, las cuales son situaciones que abren oportunidades para distintos tipos de emprendimientos intensivos en tecnología. Dos ejemplos de ello, son  el Port Community System (PCS) Que ha anunciado Puerto San Antonio, el cual busca digitalizar y coordinar toda la actividad de entrada y salida con cero papel. La otra es un proyecto de innovación y competitividad financiado por el gobierno regional denominado Observatorio del Transporte de Carga de la región de Valparaíso que lidera la UNAB con su centro de logística y trasporte y que será una iniciativa única a nivel mundial, aplicada a las ciudades de San Antonio, Los Andes y Valparaíso, que permitirá importantes aportes en la gestión pública privada , así como en la investigación académica

Los innovadores y emprendedores de la región de Valparaíso tienen desafíos y oportunidades, especialmente considerando que los principales puertos nacionales pertenecen a la Región y que tenemos múltiples casas de estudios líderes del conocimiento a nivel mundial y que mezcladas con el espiritu emprendedor y de innovación pueden sorprender.

 

 

Compartir publicación:

ANUNCIO

LECTURAS SUGERIDAS

ANUNCIO

El Pasaje Box Anuncio