El Pasaje Banner Large Anuncio

Max Morales, Senior Project Manager de W.I.T 2024, destaca el potencial de Valparaíso como Hub Vitivinícola

Max Morales

Compartir publicación:

En una entrevista exclusiva con La Quinta Emprende, Max Morales, Senior Project Manager del evento Wine Innova Tech 2024, comparte los objetivos y desafíos detrás de este hito en la industria del vino.

El futuro de la industria vitivinícola en la Región de Valparaíso se encuentra en una encrucijada de innovación y desarrollo. En preparación para el esperado Seminario Internacional Wine Innova Tech 2024 (evento apoyado por el Comité de Desarrollo Productivo Valparaíso, CORFO), Max Morales, Ingeniero Agrónomo, Senior Project Manager del evento y ex Gerente del Programa Nodo Estratégico Chile Vitivinícola 2.0 de CORFO, comparte sus reflexiones sobre la importancia de esta iniciativa y los desafíos que enfrenta la industria.

En una entrevista exclusiva con La Quinta Emprende, Morales destaca el trasfondo de Wine Innova Tech como un esfuerzo continuo para promover la colaboración público-privada y la innovación en el sector vitivinícola. «El W.I.T. 2024 es un sueño hecho realidad que comenzó hace veinte años”, señala Morales.

Anuncios

 

LQE: Como Senior Project Manager del Wine Innova Tech, ¿cómo surgió la idea de este evento y cuál es su objetivo principal?

MM: La idea del Wine Innova Tech surgió a raíz de mi experiencia previa como Gerente del Programa Nodo Estratégico Chile Vitivinícola 2.0 en CORFO, donde quedó pendiente continuar gestionando iniciativas público-privadas para el desarrollo del sector vitivinícola en todo el país. Este seminario internacional nace como una continuación de ese trabajo altamente especializado, con el propósito de entregar herramientas, abrir oportunidades de negocios y visionar el futuro del sector en colaboración con viñateros, productores de uva, enólogos, académicos y profesionales técnicos del vino.

Este evento es el resultado de 20 años de trabajo y dedicación, desde mis días como estudiante de Agronomía en la Universidad de Concepción hasta mis experiencias profesionales en México, Argentina, Colombia, Ecuador y Texas. Nunca imaginé que esos momentos determinarían mi llegada a la industria vitivinícola en la Región de Valparaíso. La participación de destacados expositores, como Sergio Cuadra y Victor Rico, provenientes de Austin, Texas, además de Ettore del Lupo de Italia, refleja el alcance internacional y el potencial de este seminario para impulsar la innovación y el crecimiento en nuestra región. El objetivo de Wine Innova Tech es acceder a una nueva red de contactos y negocios, promoviendo la colaboración entre diversos actores del sector.

 

LQE: ¿Qué aspectos clave han sido considerados en la planificación y organización del Wine Innova Tech para garantizar su éxito y relevancia en la industria vitivinícola?

MM: Principalmente, se busca abrir un nuevo nicho de trabajo de alta especialización en WineTech, que asegure un desarrollo y trabajo focalizado en la tecnología al servicio de la industria del vino. Este enfoque se extiende a todas las actividades relacionadas, desde el campo en la producción de uva, pasando por la bodega, las oficinas, los recursos humanos, el marketing, las comunicaciones, la distribución, la venta y el consumidor final. Además, una de las acciones más ambiciosas es lograr crear un fondo de inversión vitivinícola WineTech que ayude a financiar las innovaciones necesarias en la industria. Los desafíos para la región de Valparaíso serán, en primer lugar, entender que cuenta con todos los tipos de climas que la vitis vinífera puede adaptarse para seguir produciendo vinos de alta calidad. Recordemos que Viña Errazuriz ha producido vinos reconocidos a nivel internacional, siendo un ejemplo para seguir en el Valle de Aconcagua, al igual que Von Siebenthal y El Escorial, con su Malbec-Syrah de un viñedo de montaña que fue destacado en la revista Inglesa de Decanter como uno de los mejores vinos de terroirs de altura.

LQE: Considerando tu experiencia en la industria vitivinícola, ¿de qué manera piensas que eventos como el Wine Innova Tech pueden impulsar el avance y la innovación en este sector?

MM: Gracias a eventos internacionales como el Wine Innova Tech 2024, tenemos la oportunidad de intercambiar ideas con expertos de otros países y establecer vínculos concretos con los propios conferenciantes, muchos de los cuales son inversionistas ángeles, como es el caso de Víctor Rico, o potencialmente colaborar en proyectos futuros con figuras destacadas como Ettore del Lupo, quien podría ser un aliado clave en la creación de un viñedo basado en variedades ancestrales. Además, la cobertura mediática del Wine Innova Tech ha alcanzado a la prensa de vinos a nivel mundial, con medios españoles como Vinetur ya publicando notas al respecto.

En lo que respecta a la incorporación de nuevas tecnologías, destaca la participación de la startup Winston, que presenta una plataforma de coaching ejecutivo a gran escala. Esta herramienta está diseñada para que los gerentes de la industria del vino desarrollen sus habilidades de liderazgo y trabajo en equipo de manera eficaz y eficiente. Winston ofrece un enfoque personalizado, con costos hasta 15 veces más bajos que el coaching tradicional, gracias a una metodología única que integra la inteligencia artificial y reduce significativamente la carga de trabajo administrativo y operativo de los coaches. Además, su enfoque basado en datos proporciona a las organizaciones una visibilidad en tiempo real del impacto que el coaching tiene en las personas, permitiendo así generar cambios organizacionales significativos y alineados con los objetivos estratégicos de la empresa.

 

LQE: ¿Cuáles son las oportunidades de networking y colaboración que brinda el Wine Innova Tech a los profesionales y empresas del sector vitivinícola?

MM: Existen oportunidades sumamente motivadoras en la industria del vino que estamos procurando articular con otros programas público-privados para complementar el área científica y de alta especialización en los negocios, tanto a nivel nacional como internacional. Consideramos que tenemos una vertiente de rescate genético de variedades ancestrales que nos permitirá identificar oficialmente las variedades presentes en áreas de producción de uvas y vinos desde aproximadamente 1870, como Quilpué, Colliguay, Villa Alemana y San Felipe. Acá será clave la alianza que tenemos con el Núcleo de Biotecnología Curauma.

 

Estamos coordinando diversas acciones de networking a nivel regional e internacional. Por ejemplo, hemos establecido contacto con Gabriela Luna desde Argentina, quien está involucrada en el desarrollo de proyectos ecuestres, específicamente en polo y equitación. Creemos que este ámbito aún tiene grandes posibilidades de desarrollo, especialmente en lo que respecta a la construcción del Primer Lodge Turístico de Caballos en la Región de Valparaíso.

 

LQE: ¿Cómo crees que la innovación contribuye al éxito de las empresas emergentes en la industria del vino?

MM: La innovación desempeña un papel fundamental en las empresas del sector vitivinícola, enogastronómico y enoturístico de toda la región. Nos permite acercar el vino de regiones más aisladas a los consumidores, como la Isla de Pascua y toda la costa. Actualmente, observamos que muchos restaurantes ofrecen vinos de otros valles y ninguna oferta regional. Por lo tanto, es crucial priorizar una comunicación diferente y altamente especializada.

 

LQE: ¿Cuál es tu perspectiva sobre el potencial de la Región de Valparaíso para convertirse en un centro de innovación en la industria vitivinícola y qué medidas consideras necesarias para impulsar este desarrollo?

MM: La Región de Valparaíso cuenta con todos los elementos necesarios para liderar en su nicho, tanto a nivel nacional como internacional. Desde una amplia diversidad de terroirs que se extienden a lo largo de 4.000 kilómetros, hasta la presencia de personas que están creando vinos y narrativas locales en lugares únicos. Sin embargo, es crucial integrar estos elementos en un Hub Vitivinícola como primer paso. Además, mediante la colaboración con entidades como CORFO, estamos identificando otros programas que nos permitirán trabajar en una alianza de colaboración público-privada, aprovechando líneas de trabajo complementarias. La organización del Wine Innova Tech es parte de esta estrategia, ya que nos permite analizar, validar y planificar con todos los actores de la industria del vino y de proveedores vitivinícolas.

 

LQE: ¿Consideras que en el ecosistema vitivinícola de la Región de Valparaíso existe una colaboración efectiva entre los diversos actores del sector (públicos, privados, educación) para impulsar y consolidar a la región como líder en la industria vitivinícola?

MM: Nuestra llegada a la región marcó el inicio de un proceso necesario de articulación, coordinación y ejecución de acciones concretas para motivar a todos los actores mencionados. Estamos convocando a gremios de empresarios inter regionalmente, como el de ProAconcagua, para obtener una base concreta desde la cual partir hacia arriba. Esto nos permite evitar repetir lo que ya está evaluado y decidido. El objetivo principal es darle una voz clara al negocio del vino desde ahora en adelante, además de abrir nuevos verticales científicas BioTech y de atracción de inversiones WineTech.

LQE: ¿Cuáles son las tendencias más destacadas que estás observando en la industria vitivinícola actualmente y cómo se reflejan en el enfoque del Wine Innova Tech?

MM: Actualmente, observamos que varios países y zonas vitivinícolas alrededor del mundo están generando una gran innovación. En el caso de Chile, contamos con una fortaleza única: la genética de Vitis vinífera que fue traída por los conquistadores españoles y franceses. Esta diversidad genética sigue siendo la base de nuestra industria vitivinícola, permitiendo la producción de una amplia gama de vinos. La tendencia hacia la producción de vinos de viñedos ancestrales es evidente, y el Wine Innova Tech busca potenciar esta dirección mediante el fomento de la exploración de la región por parte de enólogos y la búsqueda de viñedos antiguos. Además, en el caso de los sobrestock de vinos de ciertas variedades, vamos a trabajar con los productores para crear nuevos productos y agregar valor agregado.

LQE: ¿Cómo crees que la colaboración internacional puede impulsar la innovación y el crecimiento en la industria vitivinícola, y qué papel juega el Wine Innova Tech en esta colaboración?

MM: La colaboración internacional es fundamental en este momento para impulsar la innovación y el crecimiento en la industria vitivinícola. Por eso, antes, durante y después del Wine Innova Tech, estamos estableciendo lazos directos con otras instituciones y profesionales de renombre, como el genetista suizo José Vouillamoz. También estamos buscando conectar con una universidad de Texas para explorar otros aspectos de la genética internacional. El Wine Innova Tech desempeña un papel crucial en esta colaboración al proporcionar un espacio donde estas conexiones pueden florecer y generar innovación.

 

Más informaciones en max.morales@gestionyproyectos.cl

 

Quizás te interese leerWine Innova Tech impulsará conversatorios de turismo científico, atracción de inversiones y genética de la uva vinífera

 

Compartir publicación:

ANUNCIO

LECTURAS SUGERIDAS

ANUNCIO

El Pasaje Box Anuncio