Innovación con perspectiva de género: la contribución al desarrollo de una sociedad inclusiva

Innovación

Compartir publicación:

Por Verónica Brevis, jefa de Programa Transversal de Innovación y Emprendimiento, Duoc Viña del Mar.

 

Durante la última década, la investigación científico – humanista se ha enfocado en identificar el impacto que genera las diferencias de género en el desarrollo de la innovación y el descubrimiento social.

La innovación con perspectiva de género hace referencia a cualquier cambio o mejora que permita acceso a bienes de calidad, oportunidades de subsistencia sostenible y de alcance significativo para una población excluida y que, a su vez, sean los mismos usuarios quienes trabajen participativamente como agentes en los procesos innovativos, tal como plantean los pioneros de la innovación, C.K Prahalad y R.A Mashelkar.

Anuncios
El Pasaje Banner Large Anuncio

Esta definición resignifica los roles hombre – mujer, en el marco de la innovación y obliga a incorporar esquemas inclusivos para fomentar el desarrollo de emprendimientos y tecnologías que satisfagan las necesidades del mercado, abarcando los distintos géneros.

En el campo de la innovación, hay precedentes que revelan sesgo en la creación de productos y servicios. Por ejemplo, el chaleco antibalas de alta tecnología, que considera solo la fisionomía del hombre, los fármacos asociados a afecciones cardíacas basados en grupos de estudios masculinos, aplicaciones para el control del ciclo menstrual que son incompatibles con los smartwatches, software de reconocimiento de voz con un 70% más precisión en la voz masculina que en la femenina y diseños automóviles con medidas de seguridad sin adaptabilidad para mujeres embarazadas.

Nerea Luis Mingueza, doctora en Inteligencia Artificial e ingeniera en Singular, sostiene que estamos a tiempo de corregir sesgos implícitos en la sociedad, pero que hay que debatirlo y planificarlo y que, si nos basamos en datos sesgados, decidiremos sesgadamente.

Sin duda, la importancia de la visión ecuánime en el desarrollo de la innovación asegura una serie de beneficios significativos, como la representación equitativa en roles de liderazgo, toma de decisiones y disminución de estereotipos en procesos creativos.

Hay estudios que señalan que la visión de un proyecto, con perspectiva de género, tienen un 20% mejores resultados que uno que no. En el caso de la innovación, según el informe publicado por la Organización Mundial del Trabajo, Mujeres en la gestión empresarial, más de 13.000 organizaciones que consideraron la dimensión género en alguna de sus problemáticas, el 54% presentó mejoras sistemáticas y sostenidas en el tiempo.

Estos casos e investigaciones evidencian que la consideración del género en el desarrollo social es el único camino para fortalecer una cultura que fomente la inclusividad y disminución de brechas del conocimiento en los campos de la investigación, innovación y emprendimiento.

 

Quizás te interese leer: Desafíos y oportunidades para la industria vitivinícola: Innovación, emprendimiento y capital de riesgo

Compartir publicación:

ANUNCIO

El Pasaje Box Anuncio

LECTURAS SUGERIDAS

ANUNCIO