Navegando las aguas del branding: Claves para emprendedores

Branding

Navegando las aguas del branding: Claves para emprendedores, por Carlos Soto, Mentor de la Red de Mentores 3IE-USM, CEO Pulsoline (consultora de ingeniería, innovación y comunicación.

Una de las primeras consideraciones que un emprendedor debería tener en cuenta a la hora de partir con su negocio es desarrollar o refrescar su imagen de marca y la definición de su voz para su funcionalidad y uso cotidiano, sobre todo, considerando que el mercado actual está cada vez más competitivo.

El desafío de cómo enfrentar el desarrollo de una marca, es una tarea fundamental para cualquier emprendimiento. El branding busca ser el corazón del emprendimiento, explicando los atributos y valores relevantes a representar hacia los potenciales clientes. Es la esencia que define quiénes son, qué representan y cómo los diferencia en un mercado saturado. La imagen de marca de un emprendimiento no es simplemente un logotipo bonito o un nombre que quede en nuestros recuerdos, es el cimiento sobre el cual se construye una conexión significativa con los clientes, por lo que debe tener un carácter funcional en su desarrollo para así asegurar una fácil asociación entre la empresa, sus clientes y sus usuarios.

Anuncios

La imagen de marca es como un mapa que guía a los consumidores a través de todas las opciones que existen en el mercado y se compone de varios elementos que en conjunto crean la marca. El logotipo, la voz de marca, el estilo gráfico, las redes sociales, el packaging, el merchandising e incluso el lugar físico donde esté emplazado el negocio, el conjunto de todos estos elementos compone la personalidad de la marca y es la manera en la que logramos quedar en la mente de nuestros clientes.

Un gran ejemplo son las redes sociales y en general las plataformas digitales. Estas juegan un rol fundamental, ofreciendo una interacción directa y construcción de relaciones al considerar y valorar la importante cantidad de información a la que estamos expuestos día a día en nuestras vidas. Es así como cada elemento de la marca comunica un mensaje único y cohesivo. Una buena imagen de marca tendrá cada uno de sus elementos en sintonía y complementarios, haciendo que tu marca sea recordable y funcionalmente usable en cada espacio digital y físico requerido.

La voz de una marca es su personalidad expresada a través de la comunicación. Es la manera en que se comunica con su audiencia, el tono que utiliza y el mensaje que transmite. Al definir cuidadosamente esta voz, los emprendedores pueden establecer una conexión genuina con su público objetivo, utilizando a su favor recursos como la narrativa con la que se expresa, el tono con el que se comunican en sus diferentes espacios y el estilo que se plasma en la elección de palabras, conceptos y hasta modismos a utilizar para vincularse con sus consumidores.

Ya sea que opten por un enfoque amigable y cercano, o por uno más formal y técnico, lo importante es que esta voz resuene con la identidad de la marca.

Una voz de marca bien definida fomenta la asociatividad. Cuando los consumidores se identifican con la personalidad de una marca, se genera un vínculo emocional que trasciende la mera transacción comercial. Estos clientes convertidos en embajadores orgánicos promueven activamente la marca, compartiendo sus experiencias y recomendaciones, lo que amplifica su alcance y su impacto en el mercado.

Quizás te interese leer: Opinión: El desafío de aprender a emprender e innovar en etapas tempranas

 

 

Compartir publicación:

ANUNCIO

LECTURAS SUGERIDAS

ANUNCIO