Inteligencia artificial y salud: Una realidad con luces y sombras

lqe-osvaldo

 

Osvaldo Artaza Decano de la Facultad de Salud y Ciencias Sociales Universidad de Las Américas

 

La inteligencia artificial (IA), es una  tecnología desarrollada para realizar de manera más rápida y eficiente múltiples tareas en diferentes ámbitos que requerirían de capacidades humanas. En salud aparecen con gran velocidad ejemplos exitosos de su utilización en soluciones para las personas que tienen un problema de salud y para optimizar procesos asistenciales, tanto diagnósticos, terapéuticos como de cuidado.

Los sistemas de IA pueden ayudar en la interpretación de datos médicos complejos y en la toma de decisiones clínicas. También surgen nuevas herramientas en salud poblacional, investigación y generación de datos para la toma de decisiones y para la gestión de procesos asistenciales y la conducción de crisis sanitarias.

Anuncios

A su vez,  tiene un enorme potencial para ayudar a superar los crecientes desafíos de salud, incluidos la prevención en el aumento de los costos, los asociados a los cambios demográficos y epidemiológicos, y a las necesidades de salud no satisfechas relacionadas con la doble carga de las enfermedades tanto infecciosas como no transmisibles, y también como respuesta para acercar los servicios al hábitat de las personas, para paliar la relativa escasez de profesionales de la salud con las capacidades para resolver necesidades en los propios territorios donde viven y se desarrollan las personas.

Sin duda que la IA se está convirtiendo en una gran colaboradora en la formación integral de profesionales y técnicos con las competencias para los requerimientos de salud de hoy y del futuro. Al generar escenarios, desarrollar e integrar casos de estudio junto a situaciones y datos clínicos reales, los estudiantes pueden obtener resultados de aprendizaje de gran calidad, no sólo para decisiones y prácticas asistenciales, sino también en los ámbitos del desarrollo de habilidades de comunicación, toma de decisiones éticas y trabajo en equipo, aspectos cruciales en la atención en salud.

Esta tecnología incluye diversas y cada vez más amplias áreas de aplicación diferentes, como el procesamiento del lenguaje natural y de la voz, la visión artificial, la robótica e inimaginables formas de generar y aplicar conocimiento. Un radiólogo o un patólogo puede interpretar mayor número de exámenes y con mayor seguridad con apoyo de la IA. Un médico invierte al menos una hora para procesar un artículo científico mientras que esta nueva herramienta puede leer inconmensurables datos aportando a reducir tareas repetitivas y a elevar condiciones de seguridad. Los grandes avances logrados en los últimos años en distintos instrumentos de IA pueden contribuir poderosamente a acercar la información a las personas y a favorecer un ejercicio más democrático del poder en salud y facilitar el acceso igualitario a una atención de la salud oportuna.

Para una adecuada utilización hay que considerar que las estrategias de IA en la salud plantean también grandes desafíos técnicos, éticos, políticos, regulatorios y de recursos humanos. Por ello, la Organización Panamericana de la Salud (OMS) plantea algunas recomendaciones, tanto para el ámbito de políticas públicas como para futuras legislaciones que den certeza de una implementación segura, ética y responsable que favorezca el pleno ejercicio del derecho a la salud. Entre otras, propone que estas herramientas sean evaluadas en su costo efectividad para asegurar agreguen valor en los procesos y que no distraigan recursos a actividades esenciales como la atención primaria.

Un desarrollo correcto de la IA requiere de algunas condiciones tales como la transparencia, inclusión y no discriminación con que se debe acceder a estas nuevas tecnologías; la protección de los datos, y la integridad científica que asegure prácticas  óptimas: confiables, reproducibles, justas y honestas, y que posibiliten la rendición de cuentas. Hoy por hoy, y en el futuro previsible, estas herramientas no van a sustituir el conocimiento, experticia y criterio clínico de profesionales experimentados. Pero sin duda la IA se está convirtiendo en una gran aliada para proveer soluciones de salud más seguras y accesibles.

Compartir publicación:

ANUNCIO

LECTURAS SUGERIDAS

ANUNCIO

El Pasaje Box Anuncio