Emprendedor salva a 50 personas en el megaincendio de Valparaíso

Emprendedor

Utilizando su motohome como refugio, el emprendedor Jorge Rojas demostró un acto heroico al proteger a sus vecinos durante la reciente emergencia en la región de Valparaíso.

En medio de los devastadores incendios que afectaron a cuatro comunas de Valparaíso, cobrando la vida de 131 personas y dejando a miles de damnificados que perdieron sus hogares, surgió una historia de valentía protagonizada por Jorge Rojas.

En medio del caos y la urgencia por resguardar vidas y escapar de las llamas, Jorge Rojas, un emprendedor de la región, ayudó a las familias de Villa Independencia a salvarse utilizando su motohome como refugio, convirtiéndolo en un búnker improvisado para repeler las llamas y proteger a las personas.

Anuncios

Quizás te interese leer: La reconstrucción tras los incendios: el difícil proceso que afronta Valparaíso

Jorge compartió su experiencia con La Quinta Emprende y describió los eventos en medio de la confusión. «No tuve tiempo para pensar, solo actué. Rescaté a mi familia, los llevé a la cancha de fútbol y al ver a tantos niños y mujeres en peligro, salí en su ayuda utilizando el Food Truck de mi emprendimiento de sushi, que cuenta con una sólida protección contra el fuego. Nos quedamos esperando a que las llamas pasan».

A pesar de las llamas avanzando hacia las zonas pobladas, algunas personas se resistieron a subir al vehículo y evacuar, paralizadas por el miedo a morir quemadas dentro.

La motohome, que normalmente servía como el «Food Truck» del emprendimiento de sushi de Jorge, Sushifish.cl, estaba equipada para emergencias con un bidón de agua crucial para limpiarse los ojos y mantenerse hidratados mientras las llamas arrasaban.

«Fue una acción coordinada en silencio dentro del camión. El viento era fuerte, el calor insoportable; estábamos en un horno. Las personas se mantuvieron tranquilas dentro de lo posible. Tuvimos que cuidar a los niños con enfermedades respiratorias y asegurarnos de que nadie se durmiera, ya que dormirse significaba peligro. Gracias a Dios, todos salimos a salvo de la situación», relató Jorge.

Conocido como «El Ángel» por sus vecinos, Jorge subraya que la emergencia persiste, y aún no se puede comprender completamente el impacto en las vidas de quienes viven en Villa Independencia. «Los recuerdos de ver a la gente quemándose son algo que marca a cualquiera».

Además, hace un llamado a los emprendedores no afectados a cooperar, ya que muchos lo perdieron todo y necesitan reconstruir. Jorge agradeció a quienes han ayudado hasta ahora pero insta a no olvidar fácilmente, ya que la tarea de reconstruir no solo implica casas, sino también la vida de quienes las perdieron.

Compartir publicación:

ANUNCIO

El Pasaje Box Anuncio

LECTURAS SUGERIDAS

ANUNCIO