El Pasaje Banner Large Anuncio

Calzados Novoa: El tradicional emprendimiento familiar que lucha por la supervivencia de la reparación de calzado

Bárbara Stengel (1)

En un mercado donde la tradición familiar enfrenta desafíos constantes, Calzados Novoa Jr se destaca como un ejemplo de perseverancia y calidad en la reparación de calzado. 

Las reparadoras de calzados son una de las profesiones más antiguas y nobles desempeñadas en nuestro país, promoviendo además, de manera silenciosa el reciclaje y la reutilización de aquello que se cree inservible, hoy se encuentran en peligro de desaparecer.

La instauración de la fabricación en masa, además de la oferta y demanda ha provocado que esta vocación cada vez se encuentre más extinta, es por eso que es fundamental que se conozca esta profesión antes de que se extinga completamente. 

Anuncios

Quizás te interese leer: Potenciando la innovación a través de la colaboración

Es por esto, que La Quinta Emprende conversó con Don Víctor Novoa Muñoz zapatero de la región de valparaíso, quien se dispuso a contar como comenzó el amor por este oficio, la cual ha sido el sustento económico de su familia, durante 34 años y que además aclara, aprendiendo desde pequeño de su padre.

Si bien, en un comienzo tomó el camino de ejercer en las fuerzas armadas después de dos años, entendió que ese no era su futuro y volvió a desempeñar la profesión, que hasta el día de hoy realiza junto a su esposa en su local ubicado en la comuna de Villa Alemana desde el año 1990, aunque reconoce que el local más antiguo es el de su padre y que heredó su hermana y está ubicado en Quilpué.

Don víctor aclara que ama su profesión, pero si le ha generado gran impacto darse cuenta como a cambiado la industria de la zapatería, ya que ahora se trabaja casi todo en cuero sintético lo que es nocivo para los pies, puesto que genera mucha transpiracion, ademas de que los zapatos no duran como lo hacían los de cuero y hace que a corto plazo se aumente la contaminación ambiental.

Este tipo de zapato, además se ha vuelto un desafío a la hora de ser reparados, ya que generalmente hay que coserlos y no siempre es sencillo, por el contrario trabajar con un zapato de cuero simplifica el trabajo.

Asimismo, destacó que el trabajo bien hecho, habla por uno y es por eso que los buenos maestros son la clave, así como la selección de buenos materiales para poder satisfacer las necesidades de los clientes que quieren recuperar sus zapatos, lo que también hace que el cliente vuelva a preferirnos.

Es así, como también nos cuenta que a través del tiempo ha visto como generaciones de familias los prefieren, desde los abuelos hasta los bisnietos y se siente como una recompensa gratificante.

Don Víctor hace un llamado a valorar esta profesión, que cada vez está más en peligro de desaparecer, ya que reconoce que por su parte sus hijos tomaron caminos diferentes desligados de la reparación de calzado,  “me preocupa que se pierda esta profesión, mi hija es auxiliar de vuelo, mi hijo vive en Estados Unidos, por mi parte ya no hay quien siga esta tradición. Por eso quiero dejarle esto a un joven que quiera seguir en el tiempo y que quiera ejercer esta noble profesión de reparar calzado”.

Es por esto, que su reparadora ofrece la oportunidad de enseñar esta noble vocación a los jóvenes que estén interesados en aprender y desempeñarse haciendo escuela, además de otorgar un sueldo por el trabajo que se realiza mientras aprenden para que esta profesión, que está en peligro de desaparecer se prolongue en el tiempo y no sea olvidada.

Compartir publicación:

ANUNCIO

LECTURAS SUGERIDAS

ANUNCIO