Abren convocatoria al programa “Desafíos de I+D” para generar litio metálico

PESCADERÍA TRES PECES (4)

Las postulaciones estarán abiertas hasta mediados de abril de 2024.

La Corporación de Fomento de la Producción (Corfo) ha anunciado la apertura de la primera convocatoria de 2024 para los «Desafíos de I+D para el Desarrollo Productivo Sostenible». Esta iniciativa, que estará vigente desde el 30 de enero hasta mediados de abril y se centra en áreas clave como el desarrollo de la industria del litio, minería sostenible, transición energética y transformación digital.

La iniciativa, resultado de la colaboración entre los Ministerios de  Minería, Economía, Fomento y Turismo; Medio Ambiente; Hacienda; Ciencia, Tecnología, Conocimiento e Innovación; y Relaciones Exteriores, y Corfo, aborda tres desafíos fundamentales acordados por el Comité de Litio y Salares realizado en Diciembre.

Anuncios

 Estos desafíos incluyen el desarrollo de soluciones tecnológicas para la producción de litio metálico, la reutilización avanzada de baterías de vehículos eléctricos para almacenamiento estacionario y la creación de tecnologías para reducir emisiones en el procesamiento de concentrados de cobre.

Se espera que esta convocatoria financie proyectos por un total de hasta US$30 millones, utilizando recursos comprometidos por SQM Salar S.A. y Albemarle en los contratos de explotación del litio en el Salar de Atacama. La evaluación y adjudicación de propuestas se completarán en julio de 2024, con el objetivo de iniciar los proyectos en noviembre del mismo año.

José Miguel Benavente, Vicepresidente Ejecutivo de Corfo, explicó ““estamos aprovechando recursos que derivan de los contratos que tiene Corfo para la explotación del litio y los estamos orientando a generar una profunda transformación tecnológica y productiva en sectores que son estratégicos para nuestra economía”.  

Los receptores de los recursos, de acuerdo con los contratos, deben ser entidades sin fines de lucro dedicadas a la I+D, con participación del Estado o universidades nacionales. Se permite la asociación con entidades públicas o privadas, nacionales e internacionales, que aseguren las mejores capacidades para las iniciativas.

La Ministra (s) de Economía, Fomento y Turismo, Javiera Petersen, elogia la iniciativa de Corfo, destacando su contribución a los desafíos productivos y de competitividad del país. 

Petersen, además agregó “Entre las tareas más relevantes que tiene Chile está precisamente el aumento de la productividad, el crecimiento del PIB y la generación de empleos de calidad, sin descuidar los desafíos ambientales y sociales que tiene el país”, ya que es uno de los principales enfoques del Gobierno del presidente Gabriel Boric.

Tres desafíos:

Litio metálico: Baterías en estado sólido,a vehículos espaciales.

Chile se embarca en el impulso del desarrollo de tecnologías para la producción de litio metálico, buscando establecer una producción piloto para el 2027 con énfasis en eficiencia, sostenibilidad y viabilidad económica.

Destacando su importancia, se proyecta que el litio metálico será esencial en las futuras baterías de estado sólido para vehículos eléctricos. Se estima que, con solo un 1% de vehículos utilizando estas baterías, se necesitarían aproximadamente 110,000 toneladas de litio metálico para reemplazar el mismo porcentaje de vehículos de combustible fósil a nivel mundial.

Además de su papel en las baterías, el litio metálico se vislumbra en aplicaciones como almacenamiento de hidrógeno, aleaciones con aluminio y en la fabricación de materiales para estructuras de aviones y vehículos espaciales, subrayando su versatilidad.

El llamado a la acción incluye la implementación de un laboratorio especializado para la manipulación segura de litio metálico en el corto plazo. La evaluación económica se centrará en tecnologías con un nivel de madurez igual o mayor a TRL 6, con prototipos demostrativos en ambientes relevantes. Se clasificarán tecnologías utilizando diferentes materias primas, como Cloruro de litio, Hidróxido de litio, Carbonato de litio y Sulfato de litio.

En un plazo de tres años, se espera que los desarrollos alcancen la operación de una planta piloto, acompañada de una propuesta de transferencia tecnológica que aborde aspectos técnicos, regulatorios y comerciales. Este impulso tecnológico posicionará a Chile como un actor clave en la producción de litio metálico, atendiendo a la creciente demanda en diversas industrias.

Reutilización de Baterías: Almacenamiento y renovables:

Chile asignará US$4 millones por iniciativa en el desafío de «Reutilización avanzada de baterías EV para la acumulación estacionaria», con un plazo de ejecución de 3 a 4 años desde la adjudicación en noviembre de 2024. El objetivo primordial es integrar baterías de segunda vida en plantas de almacenamiento de energía renovable, asegurando sostenibilidad técnica y económica a largo plazo.

La iniciativa prioriza optimizar la contribución de las baterías de segunda vida al sistema, con un modelo de negocios basado en la experiencia en la reutilización de packs y componentes. 

Además, la iniciativa se enfoca en diseñar protocolos para determinar el estado de salud (SoH) de las baterías de litio, evaluando su rendimiento y vida útil, así se busca obtener un diseño estandarizado para reacondicionar módulos y/o packs, garantizando eficiencia y uniformidad en el proceso de reutilización.

Es por esto, que se detallarán protocolos de pruebas para las unidades de almacenamiento, especificando parámetros de rendimiento antes de su integración en aplicaciones comerciales e industriales.

Con la expansión de la movilidad eléctrica en Chile, se prevé que habrá más de 2,400 autobuses eléctricos para 2024, además se espera que una nueva licitación incremente este número en otros 1,200 vehículos, generando un mercado estimado de US$30 mil millones para el año 2030.

 Un estudio de Bloomberg New Energy Finance destaca que la capacidad combinada de las baterías de vehículos eléctricos podría superar los 185 GWh/año para 2025, pero la falta de protocolos estandarizados limita su aplicabilidad en plantas de almacenamiento de energías renovables.

3.Cobre Verde para reducción de emisiones:

El tercer desafío se centra en el «Desarrollo de nuevas soluciones tecnológicas para la reducción de emisiones en el procesamiento de concentrados de cobre», una prioridad para la industria que busca alcanzar la neutralidad de carbono en emisiones directas e indirectas para 2040, especialmente las mineras adheridas al ICMM, ya que la contribución de la industria minera chilena a las emisiones de gases de efecto invernadero fue del 7% en 2021, totalizando 17,016 KtCO2 eq.

Este desafío cuenta con una asignación destacada de recursos, alcanzando US$10 millones para iniciativas adjudicadas, con un plazo de 5 a 6 años debido a la complejidad del proyecto. 

El objetivo central es mejorar la competitividad y sostenibilidad de la principal actividad minera del país, focalizándose en la modernización de la capacidad de procesamiento local mediante la adopción de nuevas tecnologías.

La iniciativa busca maximizar la captura de SO2, electrificar procesos para reducir el consumo de combustibles fósiles y gestionar eficazmente el arsénico.

 En una primera etapa, se espera la identificación y evaluación de alternativas tecnológicas de procesamiento de concentrados de cobre con baja huella de carbono, priorizando aquellas que minimicen las emisiones de SO2 y promuevan la economía circular. También se incluye el diseño y construcción de pruebas a escala de laboratorio para obtener datos experimentales. 

En la segunda etapa, la operación de una planta piloto con reductores no convencionales permitirá recopilar información para el desarrollo a escala industrial, junto con estimaciones de costos de capital (CAPEX) y operativos (OPEX).

Compartir publicación:

ANUNCIO

LECTURAS SUGERIDAS

ANUNCIO