Emprendedores de la región de Valparaíso presentan vehículo autónomo Tracer X-AI y es testeado por la OTAN

Emprendedores de la región presentan vehículo autónomo Tracer X-AI y es testeado por la OTAN

Compartir publicación:

Un grupo de alumni de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso (PUCV) presentó el vehículo autónomo TRACER X-AI en el Campus Curauma, diseñado con inteligencia artificial para reconocer terrenos de difícil acceso y condiciones adversas. La OTAN y el U.S Army Combat Capabilities Development Command estuvieron presentes durante las pruebas, destacando el potencial del modelo para su uso en zonas de guerra.

 

En una destacada demostración llevada a cabo en el Campus Curauma de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, un equipo de titulados de la institución presentó el TRACER X-AI, un vehículo autónomo diseñado para operar en terrenos desafiantes, con pruebas realizadas bajo la atenta mirada de representantes de la OTAN y el U.S Army Combat Capabilities Development Command.

El proyecto, liderado por la empresa Innervycs, fundada por los alumni Ian Hughes, Diego Núñez y Alejandro Alarcón, se originó en 2014 con el propósito inicial de ser utilizado en zonas glaciares como la Antártica, para asistir a los investigadores en terrenos peligrosos. Sin embargo, el interés del Departamento de Defensa de los Estados Unidos redirigió el enfoque hacia el diseño de vehículos autónomos destinados a terrenos complejos, impulsando el desarrollo del TRACER X-AI.

Anuncios

Este vehículo autónomo opera mediante inteligencia artificial, generando redes neuronales que analizan el terreno y toman decisiones autónomas para determinar la ruta óptima. Ian Hughes, director de Tecnología e ingeniero eléctrico, explicó que la inteligencia artificial permite la navegación a través de cámaras y procedimientos de segmentación y clasificación basados en redes neuronales.

La demostración frente a representantes de la OTAN y el DEVCOM marcó un hito histórico para el proyecto. Se realizaron pruebas rigurosas, incluyendo la formación de caravanas, navegación inteligente y seguimientos de puntos de misión, desafiando las capacidades de la inteligencia artificial incorporada en el TRACER X.

El interés de la OTAN y el financiamiento por parte del DEVCOM apuntan a la posible aplicación del vehículo en zonas de guerra, abriendo nuevas posibilidades en el uso de la tecnología autónoma en entornos hostiles. Las pruebas se consideran cruciales para avanzar en el conocimiento de la autonomía en vehículos fuera de las ciudades, con aplicaciones potenciales en construcción, minería, agronomía y otras áreas.

Juan Contreras, gerente general de Innervycs, destacó la importancia de la colaboración con la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso y subrayó el impacto del modelo de inteligencia artificial en el avance de la autonomía vehicular. La alianza con la universidad ha permitido alcanzar logros significativos en el desarrollo de esta tecnología puntera.

Compartir publicación:

ANUNCIO

LECTURAS SUGERIDAS

ANUNCIO