El Pasaje Banner Large Anuncio

Cristina Romera, creadora del concepto «Atropocéano» revela desafíos y soluciones para la salud de los océanos

Cristina Romera, Oceanógrafa

Compartir publicación:

En su visita a Chile para participar en el evento Congreso Futuro 2024, la Oceanógrafa, de origen español, en conversación con La Quinta Emprende abordó los principales desafíos y medidas para salvar los océanos

En un rincón del océano, donde las olas susurran historias milenarias, se encuentra Cristina Romera Castillo, científica y oceanógrafa de origen español. Su pasión está en estudiar las profundidades acuáticas y la composición del agua para constatar los estragos de la acción humana.

Romera Castillo, es autora del revelador libro «AntropOcéano», ejemplar en donde advierte que el plástico ha alcanzado cada rincón del mar, y con pesar lamenta que la actual generación podría ser la última en maravillarse con los arrecifes de coral, agonizando ante el calentamiento del agua marina.

Del Instituto de Ciencias del Mar-CSIC de Barcelona, Romera ha recibido prestigiosos premios internacionales por sus investigaciones pioneras sobre el ciclo de carbono oceánico y el impacto devastador de los microplásticos en los ecosistemas marinos. También, ha recibido varios premios como: For Women in Science 2019, de L’Oreal-Unesco; el Raymond L. Lindeman Award 2020, Association for the Sciences of Limnology and Oceanography, entre otros.

Su expertise en la materia, la hizo aterrizar en territorio nacional para debutar en el evento Congreso Futuro. Antes de imponerse en el escenario, la destacada científica cede una entrevista exclusiva a La Quinta Emprende, donde expone soluciones a los problemas que aquejan al océano y aboga por la urgencia de actuar para salvaguardar nuestro ecosistema marino.

Pregunta y Respuesta:

LQE: ¿Cuáles son desde tu perspectiva como oceanógrafa, los principales desafíos que enfrentan los océanos en la actualidad?

CR: Los desafíos actuales para los océanos son multifacéticos, pero destaco uno especialmente crucial. Las emisiones de gases de efecto invernadero son el principal y más grave problema. Este fenómeno no solo provoca el calentamiento del agua, sino que el océano absorbe cerca del 90% del calor generado por estas emisiones. Además, absorbe aproximadamente un tercio de los gases de efecto invernadero, lo que tiene consecuencias devastadoras, como el calentamiento del agua, el desplazamiento de especies hacia nuevas zonas, la mortandad de organismos incapaces de moverse, la disminución de la concentración de oxígeno y la acidificación que afecta a organismos con estructura calcárea.

Adicionalmente, enfrentamos desafíos como la sobrepesca, que agota rápidamente las poblaciones de peces, y la contaminación, especialmente por plásticos, que afecta a todos los rincones del océano, incluido el fondo marino. Estos problemas tienen consecuencias significativas para la vida marina y la biodiversidad.

LQE: ¿Qué medidas consideras más urgentes para salvarlos?

CR: Ante la urgencia de preservar nuestros océanos, dos medidas clave se destacan. En primer lugar, la creación estratégica de áreas marinas protegidas, con la prohibición total de actividades extractivas como la pesca. Esta iniciativa, además de proteger la biodiversidad, ha demostrado ser efectiva en la recuperación de poblaciones de peces. En segundo lugar, la reducción drástica de las emisiones de gases de efecto invernadero se presenta como una tarea imperativa. Abordar la contaminación química, especialmente la proveniente del plástico, también es esencial para revertir el impacto negativo en nuestros océanos. Estas medidas son cruciales para garantizar la sostenibilidad a largo plazo de nuestros ecosistemas marinos.

LQE: Hablando sobre el estudio de los microplásticos, ¿cuál es la situación actual en España en relación al combate de estos?

CR: Sobre la situación de los microplásticos en España, destaco un evento reciente que ilustra la magnitud del problema. Hace aproximadamente dos semanas, un barco carguero perdió contenedores llenos de sacos de pellets, pequeñas bolitas de plástico utilizadas en la fabricación de utensilios. Estos pellets se vertieron en el océano y están llegando a las costas del noroeste español, especialmente en Galicia y Cantabria, cubriendo las playas.

Este ejemplo ejemplifica la grave contaminación por plástico en España, como en muchos otros lugares. Sin embargo, cabe resaltar que la Unión Europea ha implementado medidas, como la prohibición del plástico de un solo uso, un paso importante para abordar la problemática. Aunque aún no se han observado los efectos de esta prohibición, es esencial destacar que encontrar sustitutos del plástico de un solo uso no garantiza una solución si estos alternativos resultan igualmente perjudiciales. La clave radica no solo en buscar reemplazos, sino en evitar la generación de residuos plásticos en sí misma.

LQE: ¿Crees que se puede limpiar el océano de los plástico? 

CR: Sobre la posibilidad de limpiar el océano, lo comparo con barrer en el desierto. La cantidad de plástico es abrumadora, y la mayor parte permanece sin ser encontrada. Solo aproximadamente el uno por ciento se ha detectado flotando en la superficie, mientras que el resto, ya sea demasiado pequeño para las redes de muestreo, ha llegado al fondo marino, o ha sido ingerido. Limpiar todo este plástico, en su totalidad, es extremadamente difícil, casi imposible. La mayoría de estos desechos son microplásticos, partículas diminutas que complican aún más el proceso de limpieza.

LQE: ¿Qué es lo principal que se debe tomar en cuenta para salvar al océano y a su ecosistema?

CR: Es la concienciación y la información. La educación juega un papel clave, es necesario llegar a todos para que conozcan el papel crucial que desempeña el océano en nuestra vida diaria. Muchas personas no están al tanto de los problemas medioambientales que enfrenta. La conciencia general sobre los desafíos que enfrenta el océano y las posibles consecuencias es esencial. Una vez que las personas estén conscientes, se generará una masa crítica que presionará para encontrar soluciones a estos problemas.

Además, la legislación es crucial para abordar estos problemas de manera efectiva. La investigación continuada y el aumento en la investigación son igualmente importantes. Legislar de manera adecuada y basada en la investigación permitirá implementar soluciones significativas para preservar la salud del océano y su ecosistema.

LQE: ¿Cómo consideras que las tecnologías emergentes pueden ser aplicadas para abordar los problemas actuales en los océanos?

CR: Las tecnologías emergentes son herramientas sumamente útiles, especialmente en el ámbito de la investigación. Por ejemplo, la inteligencia artificial, tema central en el Congreso Futuro de este año, se está utilizando en la investigación marina. Estas tecnologías pueden ser clave para avanzar en la comprensión de los problemas oceánicos y poner la ciencia al servicio de la conservación. Su aplicación en la investigación es de gran importancia para abordar eficazmente los desafíos actuales en los océanos.

 

Compartir publicación:

ANUNCIO

LECTURAS SUGERIDAS

ANUNCIO

Esta iniciativa cuenta con el financiamiento del Ministerio Secretaría General de Gobierno y el Consejo Regional de Valparaíso

logo FMED
Concejo regional de Valparaíso