Una mirada futurista a las oportunidades y desafíos tecnológicos en el comercio electrónico

E424E32A-DADF-486D-9A47-8897427E4025

Compartir publicación:

Sebastián Palacios,Ingeniero Civil Industrial, MBA en Administración de Negocios , Mentor de la Red de Mentores 3IE-USM.

Las próximas tendencias en el comercio electrónico y las oportunidades emergentes para el comportamiento del consumidor y la rentabilidad de las acciones aplicadas deben estar enfocadas en conceptos como inmediatez, experiencia, eficiencia, maximización, inteligencia artificial, transformación digital, impacto social-ambiental, depurados para los próximos años.

En esa línea, el comercio online experimentará una transformación impulsada por innovaciones tecnológicas y cambios sociales. La inteligencia artificial potenciará la personalización y la experiencia de usuario, convirtiendo la interacción online en una conversación dinámica. La adaptación de precios basada en el comportamiento del consumidor maximizará los ingresos a través de ofertas exclusivas y promociones de corta duración dirigidas a clientes específicos.

Anuncios

Las criptomonedas ganarán terreno generando interrogantes sobre su estimulación y competencia con métodos de pago tradicionales. La realidad virtual y aumentada evolucionará, permitiendo a los consumidores probar productos virtualmente, entregando confianza y reduciendo devoluciones.

Las redes sociales se consolidarán como espacios de comercio electrónico con funciones de compra integradas. La seguridad y privacidad seguirán siendo prioritarias. La cadena de abastecimiento se adaptará, combinando eficiencia y sostenibilidad, con colaboración interempresarial y herramientas de inteligencia artificial para analizar demanda.

Considerando este panorama, basado en el comportamiento de un consumidor online-social cada vez más exigente, el desafío principal será ajustarse a las expectativas del cliente manteniendo la viabilidad financiera. Teniendo en cuenta la automatización, análisis e interacción, aparecen interrogantes que podrían servir de ejemplo para cuestionar servicios que actualmente no son rentables por sí solos:

¿Es el “tiempo de despacho” una prioridad del consumidor que se alinea con el pago extra que este conlleva? Validado en encuestas, salvo que sea una urgencia y dudando sobre su entrega, podríamos decir que sí, pero es baja esta demanda, sobre todo considerando el impacto que tienen las promociones de despacho gratis en el juego de la decisión de compra, donde incluso los consumidores podrían esperar más de 48 horas si este servicio es gratis. ¿Son rentables estos despachos ultra-express?
¿Hasta qué punto un cliente podrá ser parte del proceso? Exigirle a este que tenga cierta aplicación, iniciar sesión para comprar, tener una tarjeta asociada, tomar y dejar un producto de tal manera que la góndola lo vuelva a incluir en su inventario, que alguien esté en su domicilio para recibir un despacho, presentar números de documentos asociados para devoluciones o cambios que pueda haber perdido, entre otros.

Se hace muy necesario verificar la rentabilidad de todas las acciones tecnológicas que se quieran implementar tanto físicas como online, para evitar subsidiar vía cupones y descuentos el uso de estas soluciones una vez implementadas. Adoptar estrategias creativas y alternativas será clave para equilibrar esas expectativas de los clientes con la rentabilidad de los canales, sin dejar de considerar el riesgo del cliente como parte del proceso.

Compartir publicación:

ANUNCIO

LECTURAS SUGERIDAS

ANUNCIO