El Pasaje Banner Large Anuncio

La nueva industria 4.0

año nuevo

Compartir publicación:

Por Andrés Leiva, CEO de Videsk

 

La Industria 4.0 o también conocida como la cuarta revolución industrial, ha marcado un hito significativo en el mundo empresarial, al impulsar el desarrollo tecnológico y la transformación digital, que se puede ver en las últimas tendencias como la robótica, el Big Data, el Cloud Computing, los sistemas autónomos, el Internet de las cosas (IoT) y la tan célebre inteligencia artificial.

 

Esta cuarta revolución industrial está precedida por la primera, donde se desarrolló la maquina a vapor. La segunda, estuvo marcada por el avance de las líneas de producción industrial masivas, y la tercera,  por la implementación de robótica básica en los sistemas de producción.

Anuncios

 

La 4.0 ha hecho que la tecnología crezca a pasos agigantados, fusionándose entre sí para formar  innovadores modelos que combinan la robótica avanzada con el análisis masivo de datos, entre otros, permitiendo la toma de decisiones propias. Todo esto gracias a que las interacciones digitales, tienen una capacidad muchísimo más alta que las presenciales para recaudar información y optimizar los modelos operativos de las distintas áreas de los negocios.

 

Si bien, esta tendencia ha llevado a que las líneas entre algunas industrias sean cada vez más difusas debido a la implementación de la tecnología en las áreas de desarrollo humano, como la manufactura, la banca y el transporte, entre otros, debido a que las personas en la actualidad interactúan constantemente con tecnología y no sólo a través de teléfonos celulares, tablets o computadoras, sino que también en los distintos dispositivos de movilidad, como electrodomésticos o los cada vez más usados, wearables.

 

Las tecnologías se combinan con procedimientos productivos o analíticos de las empresas o bien los reemplazan con un gran impacto en la escalabilidad, reducción del error humano y en las decisiones basadas en el análisis de datos. Como consecuencia, algunos puestos de trabajo han desaparecido o han mutado, requiriendo de nuevas habilidades o conocimientos técnicos.

 

Las empresas se enfrentan a desafíos y oportunidades sin precedentes, en que la transformación de puestos de trabajo es evidente debido a que algunos roles desaparecen mientras emergen otros, demandando nuevas habilidades y conocimientos. La adaptabilidad se convierte en la clave del éxito empresarial, y la capacidad de anticipar y abrazar la innovación determinará la supervivencia.

 

La innovación se vuelve una necesidad para las empresas en diversos ámbitos, no sólo por las ventajas económicas que pueda traer consigo, sino que también por su desarrollo en el área de sustentabilidad. Esto mantiene a las empresas en la búsqueda constante de nuevas soluciones, generando una relación simbiótica con el entorno tecnológico como partners, startups, líderes y colaboradores.

 

Las comunicaciones empresariales también experimentan una metamorfosis. Desde la atención al cliente hasta las estrategias de marketing, la transformación digital redefine cómo las empresas se conectan con sus audiencias. Los antiguos call centers evolucionan hacia herramientas y canales digitales que mejoran la experiencia del cliente y aprovechan el análisis de datos para personalizar las interacciones.

 

Otra de las áreas a la que se extiende esta revolución es al sistema educativo debido a que la  creación de nuevas profesiones y la transformación de habilidades requieren una respuesta ágil de las instituciones educacionales siendo imperativas la adaptabilidad y la capacidad de ofrecer programas que aborden las demandas cambiantes del mercado laboral.

 

El futuro empresarial también exige una mentalidad colaborativa, siendo  las startups, líderes en tecnología y adaptabilidad rápida, los partnersideales para las empresas tradicionales. La velocidad de cambio y la anticipación de tendencias emergentes son ahora factores críticos para el éxito.

 

Es así cómo la Revolución Industrial 4.0 no es simplemente una transición tecnológica; sino un cambio de paradigma que redefine cómo vivimos y trabajamos, que requiere no solo habilidades técnicas, sino también una mentalidad abierta a la adaptabilidad y la colaboración. Aquellas empresas y sociedades que abracen este desafío emergen no solo como sobrevivientes, sino como líderes en la nueva era industrial. La clave está en no solo enfrentar el cambio, sino en abrazarlo y darle forma activamente.

 

Cómo afirmaba Klaus Schwab, fundador y presidente ejecutivo del Foro Económico MundialEn el nuevo mundo no es el pez grande el que se come al pez pequeño, sino que es el pez rápido el que se come al pez lento.

Compartir publicación:

ANUNCIO

LECTURAS SUGERIDAS

ANUNCIO

El Pasaje Box Anuncio