Gonzalo Fuenzalida de Tranciti: «No hay vacaciones en los primeros años, ni grandes fiestas de lanzamiento. Al principio es reinvertir»

tranciti

Compartir publicación:

Tranciti, Startup Logtech chilena y pionera en América Latina en entregar una solución desde la primera hasta última milla, es un referente como Startup camello, que no busca financiamiento externo, a diferencia de aquellos que dependen de los Venture Capital.  

El escenario post pandémico, unido a un fenómeno inflacionario y a un contexto económico mundial incierto, hizo ver que las Startups que sobreviven principalmente gracias al levantamiento de capital de inversionistas o rondas de inversión, son difíciles de mantener en este escenario y, en el largo plazo.

Bajo este contexto, hoy las reinas del mercado son las llamadas Startup Camello que, tal como indica su nombre, son capaces de mantener su producción independiente de lo “desértico” que pueda ser el escenario económico, ya que, desde el primer momento de su creación, priorizaron su sostenibilidad, equilibrando su flujo de caja con su crecimiento.

Anuncios

Y entre las Startups chilenas camellos una de las que más se destaca es Tranciti empresa Logtech, con más de 10 años de experiencia en logística y con oficinas físicas en nuestro país, México y Colombia.

Las Startup Camello se distinguen por tener una serie de características, tales como: actuar con cautela, en especial en tiempos complejos, tener resiliencia, estar comprometidas y focalizadas en el consumidor/ cliente.

 “Cualquier proyección económica en este modelo se va dando de acuerdo con lo que como compañía puedes generar, lo que hace que crezcas dentro de tus posibilidades y  de manera ordenada.  Ahora, no es algo fácil ya que para crecer siempre se necesitan recursos, y si no sales a buscarlos afuera, debes ser capaz de generarlos, y lo más importante de reinvertirlos dentro de la compañía”, comenta Gonzalo Fuenzalida Zegers, Co-Founder & Chief Commercial Officer Tranciti.

“No hay vacaciones en los primeros años, ni grandes fiestas de lanzamiento, ni oficinas super modernas, al principio, se trata de reinvertir todo.  El viaje puede ser más largo y con poca agua, pero la recompensa vale la pena, al final del día eres el dueño de tu negocio con toda la libertad que eso representa, los socios se mantienen y están todos alineados con los mismos objetivos. Siguiendo este modelo, hemos podido construir una empresa con presencia regional en Latino América y elaborar una propuesta de valor reconocida por nuestros clientes”, enfatiza el experto.

Respecto a qué recomendaciones daría para quienes están pensando en generar o cambiar su modelo de negocio mucho más alineado a una Startup Camello, Gonzalo Fuenzalida Zegers, aconseja: “no prometas lo que no puedes cumplir, quizás al firmar un contrato con un gran cliente, en ese mismo momento firmaste la muerte de la compañía y solo te vas a dar cuenta meses después”.

“Lo mismo pasa con todos los colaboradores si generas expectativas demasiado altas con un discurso disociado de la realidad, en algún momento la gente se va a desencantar. O peor aún, como lo que se está viviendo con muchas empresas de tecnología a nivel mundial, que contrataron gente de una manera explosiva y ahora han despedido un gran número de sus colaboradores, hay que ser responsable cuando se trata de personas, el equipo es todo”, agrega.

 “Si tu equipo ve que con el tiempo se van logrando hitos, aunque pequeños, siempre hay una sensación de estar haciendo las cosas bien y eso es motivante. Quizás no te das cuenta de todo lo que se logra, pero en lo personal algo que me ha dado alegría es cuando una colaboradora sale de prenatal y vuelve casi un año después, y siempre dicen que han vuelto a una empresa muy diferente, muchas veces subestimamos lo que los pequeños cambios hacen en el tiempo”, enfatiza”.

 “Puedes no ser un experto financiero, pero el Cash Flow es por lejos lo más importante, si no lo manejas al detalle te vas a encontrar en problemas. Quizás tu startup siga funcionando, pero te deja en una posición de desventaja donde en muchos casos los founders terminan diluyéndose y el proyecto en que tanto creyeron termina administrado por gente con una visión muy distinta”, finaliza.

Compartir publicación:

ANUNCIO

LECTURAS SUGERIDAS

ANUNCIO