¿Cómo mejorar la seguridad de mi empresa? cinco herramientas de Inteligencia Artificial que te ayudarán

Como asegurar a tu empresa con la ayuda de la Inteligencia Artificial

Compartir publicación:

Experto explica la relevancia de la tecnología para prevenir riesgos y ataques, por lo que entrega cinco herramientas de la Inteligencia Artificial que te ayudarán a combatir los delincuentes de cibernéticos.

La tecnología de la inteligencia artificial (IA) permite crear sistemas que aprenden, razonan y resuelven problemas de forma autónoma o asistida. Estos sistemas tienen diversas aplicaciones que brindan beneficios en el campo de la seguridad, tanto para las personas como para las organizaciones. Sin embargo, los expertos advierten que la IA también implica retos éticos y de privacidad, por lo que su uso responsable en seguridad debe buscar un balance entre su eficiencia en la detección y prevención de amenazas, y el respeto a los derechos individuales y la privacidad.

Al respecto, Alonso Astroza, Data Scientist de GeoVictoria, HR Tech chilena líder en facilitar la gestión y control de asistencia de los colaboradores en más de 40 países, comenta que “un ejemplo de la relevancia de la  IA en materia de ciberseguridad, es en almacenes y puertos, puntos estratégicos en el comercio. La tecnología puede ofrecer soluciones para prevenir y mitigar los riesgos de ataques maliciosos, evitar accesos no autorizados, así como para mejorar la seguridad integral de los puertos”. En esta línea, el experto nos ayuda a descifrar cinco herramientas para sacarle provecho a la IA en temas de seguridad:

Anuncios

Identificación de anomalías digitales: 

Gracias a su capacidad para analizar grandes volúmenes de datos y detectar patrones y rarezas inusuales, la IA es útil en la detección de cualquier intrusión en redes y sistemas informáticos, pudiendo monitorear el tráfico de red y detectar ataques cibernéticos o actividades sospechosas. Esto es de gran ayuda para detectar patrones y comportamientos fraudulentos en transacciones financieras, como el uso de tarjetas de crédito robadas o actividades no autorizadas.

Imágenes y videos:

La IA puede observar imágenes y videos en tiempo real para identificar objetos y personas con comportamientos sospechosos o que impliquen un peligro para su integridad y la de otros, en labores de alto riesgo. Para esto, utiliza algoritmos de reconocimiento facial, o biometría, para actuar oportunamente.

Prevención y respuesta a hackeos: 

Mediante el uso de algoritmos de aprendizaje automático, la IA puede identificar patrones y señales de posibles ataques, como malware o intentos de intrusión, permitiendo automatizar las respuestas y tomar medidas rápidas para aminorar los ataques.

Vigilancia de espacios: 

Los sistemas de vigilancia equipados con inteligencia artificial tienen la capacidad de supervisar tanto áreas públicas como privadas para detectar comportamientos sospechosos, como merodeo o actividades delictivas. La IA analiza los datos de video en tiempo real y alerta a los operadores de seguridad cuando detecta situaciones anormales, especialmente en lugares con alta afluencia de personas, como aeropuertos o estadios deportivos. Además, colabora en la identificación de armas u objetos peligrosos en imágenes o videos de vigilancia, ya sea mediante cámaras o drones, en espacios específicos.

Análisis de diversas fuentes:

La IA puede facilitar el trabajo de las agencias de seguridad e inteligencia al procesar grandes volúmenes de datos procedentes de distintas fuentes, como redes sociales, comunicaciones interceptadas y noticias, para detectar patrones y tendencias relevantes. Esto puede ser útil para la prevención de amenazas, la identificación de terroristas potenciales y la anticipación de actividades delictivas.

Quizás te interese leer: ¿Cómo usar la Inteligencia Artificial a favor de los emprendedores? 

Compartir publicación:

ANUNCIO

LECTURAS SUGERIDAS

ANUNCIO