Triciclo: el emprendimiento que deleita con su rico café de origen colombiano en Villa Alemana

portada

El carrito se ubica en la Plaza Belén de Villa Alemana, lugar donde ofrece gran variedad de exquisitas bebidas calientes. Gracias a Sercotec han podido conseguir todo el reglamento exigido por la Ley; resolución sanitaria y permisos municipales

El reloj marca las 7:00 de la mañana y en plena Plaza Cívico Belén de Villa Alemana podrás observar un atrayente carrito con  estilo vintage y tricolor que te hace viajar directamente al caribe. Hablo de un innovador emprendimiento, conocido como “El Triciclo”: la cafetería sobre ruedas que te deleitan con sus exquisitos café de grano colombiano y te hacen comenzar el día con toda energía.

Detrás de este atractivo modelo de negocio se encuentran los hermanos Andrés y Miguel Sáenz, dos migrantes colombianos, que desde hace 9 años se encuentran radicados en nuestra país en busca de un futuro con mejores oportunidades, que sin duda lograron conseguir.

Anuncios

Como todo migrante comenzaron desde cero. Andrés y Miguel trabajaron como reponedores de alimentos de supermercado y hasta fueron garzones en restaurantes; sin embargo, el mundo del emprendimiento cada vez los llamaba más. “Mi hermano Miguel empezó a vender café de grano colombiano de manera online. Le iba muy bien” comentó Andrés Sáenz a La Quinta Emprende.

La venta de café online crecía cada vez más. Los hermanos Sáenz se dieron cuenta que podía ser una entrada adicional al que ya tenían; no obstante, debido a la crisis sanitaria generada por la pandemia del COVID-19, Miguel y Andrés quedaron desempleados y  los retiros del 10% AFP fue el empuje para iniciar su propio negocio.

“Quisimos hacer un concepto colombiano. Todo lo que tuviéramos fuera de Colombia, desde el café hasta la decoración, y que mejor que traer a la región el café que es característico de nuestro país”.

 

Atención de calidad

-Sírvame un café, por favor. (se escucha desde lejos)  ¡Yo feliz! contesta Andrés. La buena atención es una de las otras característica que posee este emprendimiento que ha logrado cautivar a los habitantes de Villa Alemana y visitantes que suelen concurrir por el centro de la comuna, y es que para ya tener un año funcionando, El Triciclo ya posee aproximadamente 20 clientes fijos. El secreto es el amor con el que sirven cada marrón. “Ofrecer una taza de café a las personas que van al trabajo, a estudiar y luego ver que les gusta es bien gratificante. Nuestro café ha tenido buena aceptación y no por el hecho de ser de Colombia. Pensamos que también va en el amor en el que uno sirve a los clientes, los tratamos bien y siempre dispuestos» mencionó Andrés Saenz.

Ser emprendedor significa tener esa constancia y, sobretodo tener el compromiso por hacer crecer tu negocio, cosa que no se da de una día para otro. En el caso de los creadores de “El Triciclo” han hecho una rutina. Por ejemplo, Andrés nos comenta que la temporada del invierno las ventas aumentan, por lo que la jornada empieza desde las 6 de la mañana. “Buscamos el triciclo en un estacionamiento donde lo tenemos guardado, pasamos el paso nivel Prat y nos ubicamos en la plaza belén de Villa Alemana. Esperamos media hora para que la máquina pueda calentar y preparar todo” detalló.

Los hermanos Sáenz salen desde muy temprano para poder ofrecer sus exquisitos productos

Contra los perjuicios

En Chile es muy común ver a vendedores ilegales corriendo con sus productos para evitar que los Carabineros decomisen la mercadería. Si bien El Triciclo Café por más que se encuentra en un espacio público contiene todos los permisos exigidos por la ley, pues este emprendimiento ya posee la Resolución Sanitaria y el respectivo permiso municipal, pues como mencionó Andrés “no hay nada como trabajar tranquilamente. Siempre quisimos hacer las cosas bien”.

“Cuando empezamos con el proyecto inmediatamente mi hermano (Miguel) tocó las puertas de Sercotec. Presentamos el plan y les gustó y ellos nos empezaron a orientar para poder obtener los permisos y tener todo legal. Ya nosotros tenemos una resolución sanitaria, nos ayudador con la municipalidad de Villa Alemana para poder obtener los permisos para poder estar en la plaza y en ferias libres”, concluyó.

El Triciclo siempre se ubica diagonal al molino que se encuentra en la Plaza Belén de Villa Alemana. Ofrecen los tradicionales capuchinos, mocachinos, cortados y especiales esencias, con leche condensada y con salsa de caramelo. Los precios van desde los $1.300 y no se preocupe por la forma de pago, puede pagar con débito, crédito, efectivo o transferencia ¡Les encantará!

Compartir publicación:

ANUNCIO

LECTURAS SUGERIDAS

ANUNCIO