Grandes exponentes de la ciencia, tecnología e innovación de la Región de Valparaíso

Cientificos

Las CTI  han sido fundamentales para las diferentes transformaciones que ha tenido la sociedad al pasar de los años y también el desarrollo humano. Es por esto que resulta importante destacar el trabajo de varios científicos y científicas, ingenieros investigadores de la Región de Valparaíso que trabajan en beneficio a las necesidades que presenta la humanidad.

 

La Ciencia y la Innovación ha demostrado su importancia para el desarrollo de una sociedad y en Chile este perfil toma un auge significativo. En nuestro país, según la Oficina de Estudios y Estadìsticas del Ministerio de Ciencia en la Plataforma «Observa», existe aproximadamente 9 mil 200 personas trabajando en diferentes investigaciones.

Sin ir muy lejos, según datos de la Biblioteca Nacional de Chile 2019, la región de Valparaíso ha sido reconocida por su destacado nivel de producción de investigación científica; esto debido a la cantidad de artículos científicos firmados por universidades y centros de investigación de la región.El toque científico se prepara desde las principales cuatro universidades como: Valparaíso (UV), Católica de Valparaíso (PUCV), Técnica Federico Santa María (UTFSM) y de Playa Ancha (UPLA).

Anuncios
El Pasaje Banner Large Anuncio

Considerando la importancia de las ciencias y su impacto para el mundo y la humanidad, en La Quinta Emprende quisimos destacar a algunos científicos e investigadores de la región quienes han dejado una huella con cada uno de sus proyectos. 

 

Iván Sola Macia

Investigador postdoctoral de la Universidad de Alicante, España. Investigador del Centro Integrativo de Ciencias y Servicios Ambientales HUB AMBIENTAL de la Universidad de Playa Ancha (UPLA), Chile.

Desde el HUB AMBIENTAL de la Universidad de Playa Ancha, Iván Sola Macia -investigador de este centro, y también investigador postdoctoral de la Universidad de Alicante, España-, actualmente lidera un proyecto enfocado al estudio tanto de aspectos ambientales, como aspectos socioeconómicos para el desarrollo de la desalinización del agua de mar de una manera sustentable. Teniendo en consideración la crisis hídrica que presenta el país, bus

can alternativas que proporcionen agua potable para la Región de Valparaíso, como para otras regiones del país, de una manera en que se pueda desarrollar de una solución sustentable.

El proceso de desalinización consiste en coger agua de mar, y de ella obtengo por un lado agua potable, y las sales restantes del proceso, es decir, un concentrado que es el que va al mar. Entonces, esto puede generar un impacto ambiental, en el cual se trabaja en temas de medidas de mitigación, monitoreo ambiental, para abordar que este vertido no genere un impacto o también minimizar ese efecto, que sea lo máximo a un radio muy local para que no produzca impactos ambientales significativos.

“Uno de los desafíos que nosotros tenemos es el desafío social. Y hemos estado trabajando en eso con el desarrollo de seminarios o entrevistas, en cuanto a el tema de cuál es el impacto ambiental de la desalinización y cómo se puede abordar o gestionar. También tenemos ese desafío que sabemos que es social. Por suerte estamos participando y ponemos nuestro granito de arena con ir colaborando, no solo con la autoridad, sino también con las comunidades presentes en la zona, sumado a la importancia de la divulgación del tema de las problemáticas para poder abordarlas”, expresa Iván. 

 

Oliver Shcmachtenberg

Profesor Titular del Instituto de Biología, Investigador Adjunto del Centro Interdisciplinario de Neurociencia de Valparaíso e Investigador del Laboratorio de Microscopía Avanzada Eduardo Couve Montane.

Oliver nació en Frankfurt, Alemania. Estudió allí Física y Biología, luego un año en Estados Unidos. Se tituló de Biología en Berlín, y en Chile hizo un doctorado en neurociencia conjunto con la Universidad de Chile. En 2001 y en 2002 se fue a Valparaíso a iniciar un postdoctorado en el Centro de Neurociencia de Valparaíso, de la Universidad de Valparaíso siendo allí donde postuló a un cargo académico del Departamento de Neurociencia, Facultad de Ciencias, UV en el cual en los años 2010 – 2013 fue Director del Departamento de Neurociencia, Universidad de Valparaíso. 

Actualmente trabaja en el Centro de Neurociencia de Valparaíso, de la Universidad de Valparaíso, en un proyecto acerca de la visión y retina del ojo, tratando la enfermedad “retinopatía diabética” que es una complicación de la diabetes que afecta los ojos. Es causada por el daño a los vasos sanguíneos del tejido sensible a la luz que se encuentran en el fondo del ojo. Cualquier persona con diabetes tipo 1 o tipo 2 puede desarrollar este trastorno. Cuanto más tiempo se tenga diabetes y menos se haya controlado la glucosa en la sangre, mayor es la probabilidad de desarrollar esta complicación en los ojos.

“Una consecuencia de ese sobrepeso es la diabetes, y esta afecta la retina del ojo, entonces genera problemas directamente con la visión y es una de las causas principales de la ceguera funcional, es un tema bastante serio a nivel mundial”, señala Oliver. 

La innovación busca potenciar las capacidades de las empresas y/o emprendimientos para que las personas puedan crear diferentes proyectos, productos o servicios que beneficien a la sociedad. Por esto, la innovación ha resultado ser un pilar fundamental para la evolución de las mismas ciencias y tecnologías, mejorando positivamente elementos o ideas que ya existen.

Paula Quiroz

Ingeniera Civil Industrial, Gestora de Innovación y Directora de Planificación, Académica y Consultora en emprendimiento e innovación. Universidad de Valparaíso.

Viñamarina, nacida y criada en el Cerro Forestal. Estudió en el Colegio Agustín Escobar y en el Liceo San Antonio. Desde pequeña fue muy deportista, le gustaba el básquetbol empezó desde los 8 años a practicarlo, y después en el colegio siguió con atletismo y gimnasia. Posteriormente, estudió 5 años Ingeniería Civil Industrial en la Universidad de Valparaíso.

Motivada por la acción de ayudar en la sociedad creó dos emprendimientos que fueron enriquecedores para ella y la sociedad. Primero creó una empresa de gestión deportiva que se encargaba de hacer eventos de toda índole, principalmente ligado al básquetbol donde hacían capacitaciones, traían a entrenadores del extranjero, hacían torneos, y muchas otras actividades, era como una productora de eventos deportivos.

Después comenzó a trabajar en una revista de deporte que duró dos años, donde ella hacía todo sola. Para crear el contenido de  la revista, le pedía a los clubes deportivos que le enviaran información de eventos, partidos, etc. Buscaba crear una agenda en la revista para que se publicaran los próximos eventos relacionados al deporte. 

“Es necesario potenciar las habilidades y capacidades emprendedoras desde pequeño, porque la educación tradicional de Chile antes era muy del memorizar y la creatividad la terminaban matando cuando esta misma es la que te impulsa para crear un emprendimiento, o el generar cosas nuevas. Se debe fomentar el emprendimiento y la innovación, no para crear más empresas solamente sino que también para potenciar algunas competencias que surgen con el emprendimiento”, agrega Paula. 

Por otro lado, la ecotoxicología es la disciplina científica que estudia el efecto de las sustancias y compuestos químicos sobre los ecosistemas. Una característica de esta disciplina es que los conocimientos científicos y las tecnologías que desarrolla se utilizan para resolver problemas ambientales concretos, debido a esto la investigadora Fernanda Rodríguez se especializa en un  importante proyecto acerca de las algas y sus microorganismos.

Fernanda Rodríguez 

Título y magíster en Bioquímica en la Universidad Andrés Bello. Doctorado en Ciencias con mención en Microbiología, Universidad de Chile.

La línea de investigación de Fernanda se enfoca en la ecotoxicología molecular utilizando como modelo especies marinas para evidenciar los efectos del cambio climático desde el punto de vista de las respuestas celulares de estos organismos frente a distintos tipos de estrés de origen antropogénico.

En cuanto terminó sus estudios de doctorado postuló con un proyecto Fondecyt Postdoctorado para comenzar a insertarse en la Universidad de Playa Ancha. Este proyecto empezó en 2018 y terminó en 2020, posteriormente se incorporó como académica investigadora de la UPLA el cual se encuentra ejerciendo actualmente. Y donde desempeña sus actividades de investigación en el centro de investigación HUB-AMBIENTAL UPLA, donde supervisa los trabajos de tesis de 4 estudiantes de pregrado y 2 estudiantes de doctorado. Además, es parte del claustro de profesores del Doctorado Interdisciplinario en Ciencias Ambientales, único doctorado acreditado de la UPLA.

Fernanda se encuentra liderando un proyecto INACH financiado por el Instituto Antártico Chileno. En este proyecto también están trabajando con algas pero utilizándolas como modelo para ver los potenciales efectos generados por el aumento de temperatura en el continente Antártico. Las algas son sumamente importantes ya que son eslabones clave para las ramas tróficas, es decir, que lo que les afecte a ellas genera consecuencias a todos los animales que se alimenten de ellas y los animales que se alimenten de éstos últimos. 

Específicamente el equipo de Fernanda quiere estudiar cómo los microorganismos que viven en las superficies de las algas, los que llaman microbioma, son capaces de proteger al alga del aumento de temperaturas que se está produciendo a consecuencia del cambio climático.

El conjunto de un macroorganismo, en este caso el alga, con su microbioma es lo que llamamos “holobionte”. El microbioma para el holobionte es casi como una segunda piel que contribuye en un sin número de beneficios que permiten la supervivencia del alga en ese caso. “Es por esto que queremos saber si el microbioma será capaz de contribuir en la supervivencia del alga frente al escenario de aumento de temperatura que se proyecta de aquí al 2100. Gracias a este proyecto tuvimos la oportunidad de viajar a la Base Científica Julio Escudero en la Isla Rey Jorge, Península Antártica. Allí realizamos los experimentos de simulación de aumento de temperatura para poder estudiar la composición del microbioma del alga Adenocystis utricularis y ver cómo cambia al aumentar la temperatura y determinar qué moléculas estaría produciendo frente a este estrés”, expresa Fernanda.  

El avance de la ciencia, la innovación y las tecnologías son fundamentales para velar por las diferentes necesidades y urgencias que presenta el mundo actualmente, siendo la crisis medioambiental una de las causas por la que resulta necesario tomar medidas y acciones para poder encontrar prontas soluciones que puedan actuar en favor del ecosistema y el cuidado del medio ambiente, sumado a la búsqueda de una mejor calidad de vida para la ciudadanía.

Compartir publicación:

ANUNCIO

LECTURAS SUGERIDAS

ANUNCIO