¿Qué debo considerar para mantener mi casa calefaccionada en invierno?

CONTENIDO LA QUINTA EMPRENDE

Se viene el invierno y tener el hogar calefaccionado no es una tarea simple. El docente de las carreras de Electricidad de Duoc UC Valparaíso, Mauricio Gómez, nos entrega algunos consejos.

Tipos de calefactores

Al elegir el calefactor para tu hogar deberás considerar lo siguiente

  • Costos: costos de adquisición o compra, costos operativos, costos de instalación (de ser requeridos), costos de mantención.
  • Contaminación (interna y externa): Emisión de gases contaminantes por la combustión de hidrocarburos, el dióxido de carbono, el monóxido de carbono, los óxidos de nitrógeno, los óxidos de azufre.
  • Efectos salud: aumenta el riesgo de infecciones respiratorias, enfermedades cardíacas, etc.
  • Para la vivienda: el material de la vivienda (si se encuentra con aislado térmico), las dimensiones, la ventilación.
  • Con una potencia adecuada al tamaño, necesidad de la vivienda y que cuenten con certificación de la SEC.

Tipos de calefacción

Parafina: relativamente económicas, no se recomienda para ambientes pequeños

Gas licuado: son casi más potentes que una a parafina. El rango calefactor que tienen es 40 m2.

Gas natural: utiliza un combustible más barato que la parafina o el gas licuado, espacios más grandes, entre 30 y 50 m2.

Leña: gran capacidad calórica y usan combustible barato pero contaminante. Apto uso en recintos amplios bien ventilados.

Pellet de madera: compuestos de aserrín comprimido, a diferencia de la leña produce menos emisiones contaminantes.

Eléctrica: su poder calorífico es menor con un gasto mayor en electricidad. El uso es recomendado para habitaciones pequeñas y no contamina, como los calefactores anteriores.

Beneficios que entrega el acondiciamiento térmico de la vivienda

Conservar el calor generado en el interior de la vivienda reduce el consumo de energía destinada a calefaccionar el espacio. Reduce las emisiones contaminantes, lo que favorece a la calidad del aire y por ende la salud de las personas, además de proteger nuestros recursos naturales.

Prepara la casa para evitar que salga el calor

La aislación térmica resulta imperativo para disminuir el consumo de energía por noción de calefacción.

  • Aísla techos y muros. Lugares donde se produce la mayor pérdida de calor.
  • Sella puertas y ventanas (burletes o sellos poliméricos). Así evitarás corrientes de aire.
  • Controla el nivel de calefacción (20°C es suficiente)
  • Materiales aislantes para viviendas: Poliuretano, Celulosa, Lana de vidrio, Lana mineral, Poliestireno expandido.

5° Evita la contaminación intradomiciliaria

 

  1. De preferencia seleccione calefactores por: electricidad, gas natural o pellet, contaminan menos.
  2. Identifique las fugas de calor (puertas, ventanas, marcos, etc.) y mejore la aislación en cielos y muros
  3. Verifique la instalación de varios equipos eléctricos para una casa que no tenga el amperaje necesario, no sólo puede causar cortes de energía que impidan el funcionamiento de los aparatos, sino que puede dañar el equipo.
  4. ¿A mayor calefacción, mayor humedad?: Así es, cuando utilizamos la calefacción lo que hacemos es calentar el aire, y, cuanto más caliente esté el aire, mayor capacidad tiene para contener vapor de agua, por eso ventile.
Katherine Quezada

Katherine Quezada

ANUNCIO

LECTURAS SUGERIDAS

ANUNCIO