De la idea a la acción (y a ser una empresa del futuro, en el presente)

Equipo_LH

Cuando escuchamos la palabra incubadora, nuestra mente automáticamente imagina distintas palabras que se relacionan con cuidados especiales, asistencia y monitoreo, apoyo, acompañamiento, fortalecimiento, gallinas, pollos, huevos… 

Bueno, cuando hablamos de incubación de proyectos sociales, no estamos muy alejados de eso (quitando las gallinas, los pollitos y huevos, claro está). 

Entonces ¿Qué son las incubadoras? A grandes rasgos, son organizaciones que ayudan al desarrollo de un nuevo negocio evitando su fracaso precoz y colaborando con su fortalecimiento dentro del mercado. 

Anuncios
El Pasaje Banner Large Anuncio

El punto es que en Learning by Helping tenemos una. Pero no una cualquiera. Si sumamos un proyecto, lo tratamos como a nosotros mismos. Y tú dirás, muy lindo todo, pero… ¿esto en qué se refleja? Ponemos a disposición nuestra red  de contactos para potenciar posibles colaboraciones, sinergias o negocios con el proyecto incubado. Whaaaaat? Sí, lo hacemos (y eso no es todo). Ofrecemos todo nuestro power en comunicación para ayudar a darle visibilidad  al emprendimiento o alguna acción concreta  que estén realizando. Y si eso te parecía una locura… Contamos con la red de alumnis de innovación social más grande del mundo y hacemos puente para que puedas trabajar retos, buscar talento o lo que sea necesario. ¿Increíble, no? 

Pero volviendo al principio ¿De qué trata la incubación de proyectos en Learning by Helping? De acompañar con mentorías a proyectos sociales y/o ambientales que buscan desarrollarse y mejorar. Pero cada proyecto es un mundo y, en consecuencia,  no existe un proceso de incubación único que se adapte a todos. Es por eso que la primera sesión  del programa de incubación es con los directores de Learning by Helping, quienes realizan un diagnóstico  completo del proyecto (o idea) incubado y junto al emprendedor/a o equipo emprendedor se definen  una serie de objetivos a alcanzar durante la incubación.

Dicho todo esto, hoy queremos hablarte de cómo es real, real, un proceso de incubación. Y en este caso, te lo vamos a contar junto a un mega ejemplo.  

Recibamos con un fuerte aplauso a: Brands4Change (ovación, gritos y locura). B4C es una organización que está compuesta por Álvaro Lazo y Andrea Peña, junto a un equipazo que la está petando!

Conocieron a LH por medio de recomendaciones de colegas de innovación y alumnis que ya habían vivido la experiencia de estar en Learning by Helping. Y fue así como comenzó está historia de amor out of control.  Brands4Change partió de una idea hasta consolidarse como empresa jurídicamente, y LH acompañó todo el proceso ¿Nada mal, no? 

Pero veamos ¿Qué es lo que realiza Brands4Change? Es una organización que tiene como principal objetivo brindar un aporte para la sociedad y la construcción de un mundo mejor desde el apoyo estratégico para marcas que permita hacer coherencia entre el modelo de negocios, su propósito de marca y su instalación sociocultural. No sólo branding, B4C va mucho más allá.

“Primero tomamos el curso Creación de proyectos de alto impacto, esto nos permitió profesionalizarnos, bajar las ideas a la realidad. Después del curso fuimos por un desafío mayor: incubarnos junto al equipo de mentores de Learning. De esta manera consolidamos nuestro modelo de negocio y encontramos una nueva forma de retribuir a la sociedad impactando de forma directa. Así es como nace Young Start, nuestra escuela de emprendimiento que entrega metodologías para hacer realidad  los sueños de niños y niñas priorizando las profesiones que escogen para un futuro. Esta unidad se financia con el pago que hacen clientes por nuestros servicios (lo puedes revisar haciendo clic aquí)”. Estas palabras no las comparte con mucho entusiasmo Álvaro Lazo, fundador de Brands4Change, y alumni e incubado de LH. 

Fue así como, incubados durante 8 meses y con hermosas y productivas reuniones quincenales, junto al equipo cracks de mentores y mentoras de Learning by Helping, la idea fue tomando forma. 

Durante el período de incubación, con base en el diagnóstico y los objetivos planteados de manera conjunta, el equipo de Learning by Helping trabaja en la creación de un plan de acción en torno a los aspectos técnicos, comerciales,  económicos, de equipo y (obvio) de impacto. A su vez, durante esta etapa también se define el mentor o mentora en base al perfil del equipo emprendedor y el proyecto. Y woooow que hace match al instante!!!  

Obvio que un proyecto de branding y comunicación debe ir acompañado por una mentora experta a la altura. Alex Boiria fue quien condujo la incubación, por su expertise en publicidad, comunicación y su gran bagaje en la dirección de proyectos de alto impacto social. Love & impact for ever. 

“Decidimos en Brands4Change capacitarnos y formarnos con LH, porque nos pareció que estaban interesados en hablar desde un lugar del que no todos se atreven, mostraban principalmente una nueva mirada al discurso típico de lo que son los emprendimientos. No todo se trata de ser más rentables si no de cómo esa rentabilidad impacta también a las personas y al mundo, por lo que nos pareció que hablaban el mismo idioma que nuestro equipo. Incubar ha sido un viaje mental, motivacional e incluso literal, tanto que hoy estamos pisando otras geografías en busca de nuevos escenarios para impactar con nuestra idea. Estar acompañado te permite tener una mirada externa, un apoyo. El acompañamiento de mentorías de LH ayuda al cuestionamiento interno, a no tener miedo al error y a sacar la mejor idea posible al mercado. Recomiendo 100% incubar, es como tener un mejor amigo que te da ánimos y que, desde su experiencia, puede evitar que tropieces con varias piedras. Es aprendizaje y observar con nuevos ojos tu idea, quizás con más amor pero también con un juicio más objetivo”.

Brands4Change actualmente se encuentra formando una red internacional, con impacto en todo Latinoamérica, España e incursionando en otras partes del mundo. Desde empresas de construcción de ciudades sostenibles, proyectos de urbanismo, centros culturales, tecnología, industrias creativas y startups, su audiencia se amplía día a día.  

Y tú qué dices, ¿nos vemos en una call para acompañarte en el proceso de incubación?

 

Ya lo sabes amiguito, de nada vale una idea del futuro, si no es llevada al futuro.

See you in the next columna, baby ?

Compartir publicación:

ANUNCIO

LECTURAS SUGERIDAS

ANUNCIO