A través de un relato colectivo buscan reconstruir la memoria de Sala Pascal 79

pascal cia

Con el fin de editar un libro con la historia del reconocido espacio teatral de Barrio Puerto, se ha iniciado una campaña para recopilar recuerdos y testimonios de lo vivido en estos casi 30 años desde su fundación.


Son casi treinta años ya desde que la vieja casona de Pascal 79 abrió sus puertas al teatro por primera vez. Fue a fines de 1993 que esta propiedad, ubicada en el corazón del barrio puerto de Valparaíso, acogió a los ex estudiantes del desaparecido Instituto de Formación Artística Bertolt Brecht, para finalizar sus procesos de aprendizaje junto a los profesores  Ximena Flores y Jaime Schneider.

Los jóvenes estudiantes de teatro habían quedado a la deriva con el cierre de su escuela, había que dar vuelta esa situación y hacerle frente a la adversidad. Así surgió Sala Pascal, con espíritu de resistencia, empuje y amor por el teatro desde un principio. Así ha llegado hasta nuestros días, transformándose en un ícono cultural y de las artes escénicas de Valparaíso, un espacio por el que han pasado generaciones de artistas y que siempre ha tenido sus puertas abiertas a las y los habitantes de la ciudad.

Anuncios

Hoy, estando cerca de cumplir los 30, el colectivo de gestores detrás de este espacio teatral se ha lanzado en una nueva aventura: rescatar y reconstruir la historia de Sala Pascal y plasmarla en un libro. Han sido años de trabajo y muchas las personas que han pasado por este espacio, por lo que se hace necesario ir tras esas huellas antes de que pasen al olvido, indican desde Sala Pascal.

El objetivo es construir un relato colectivo y participativo, donde esté presente la voz de todas y todos quienes hayan pasado alguna vez por la sala. Para ello se encuentra abierta, hasta mediados de enero, una campaña de recopilación de recuerdos y testimonios a través del sitio web salapascal79 y de sus redes sociales.

Trayectoria de autogestión y pasión por el teatro

Gabriela Martina, actriz y directora teatral, una de las fundadoras de Sala Pascal 79, recuerda que en su primera etapa el espacio estuvo marcado por la compañía Teatro Abierto y  la figura de Jaime Schneider, reconocido actor nacional. “Era un verdadero maestro teatral, luchador, creativo y formado a la antigua. Nos mantenía siempre en actividad, haciendo pasacalles, montando obras o inventando otros espectáculos. Era como una escuela y la vida al mismo tiempo”, declara.

Si bien desde un principio el espacio contó con una intensa actividad de ensayos y talleres, no fue hasta mediados de la década del 2000 que Sala Pascal abrió sus puertas al público con el montaje de obras teatrales. Fueron años de intenso trabajo para adecuar el espacio con graderías, parrilla de iluminación y las condiciones para montar obras teatrales y espectáculos en vivo.

Con el tiempo otros nombres fueron marcando la historia de Sala Pascal, como Karina Bacelli, Julio Ferreto, Alejandro Cid, la Compañía Doutes, entre otros. También comenzó a acoger encuentros, seminarios y otras actividades ligadas al desarrollo cultural de la ciudad, y a vincularse con diferentes escuelas de teatro y organizaciones de Valparaíso.

“Siento una gran satisfacción por todos estos años”, afirma Gabriela Martina. “Todos los que hemos participado de este espacio hemos aportado con un granito de arena para la cultura de Valparaíso, cada actor, bailarín, músico y el público también. Todo lo que hemos realizado ha sido con mucho amor y dedicación”, sentencia.

Compartir publicación:

ANUNCIO

LECTURAS SUGERIDAS

ANUNCIO

El Pasaje Box Anuncio