¿Neuroderechos? expertos abordan sus alcances en programa radial ContinCiencia

CP_CIENCIAV (1)

Los capítulos son emitidos quincenalmente los días viernes a las 19:30 horas por la Radio de la Universidad Técnica Federico Santa María, los sábados a las 11:00 horas por UCV Radio, los lunes a las 14:00 horas por la Radio Universitaria de la Universidad de La Serena y en Radio Valentín Letelier a partir de este mes en horario a determinar.


Motivados por conversar en torno a la reciente reforma constitucional que abrió la puerta a la protección de los neuroderechos, el programa radial ContinCiencia, conducido por la Seremi de Ciencia de la Macrozona Centro, María José Escobar, convocó a académicos de distintas disciplinas a conversar en torno a este tema, cuyas variadas aristas convierten a este capítulo en un imperdible.

En el episodio,  titulado “Neuroderechos y plataformas digitales, ciencia, tecnología y legislación”, participaron la abogada especialista en protección de datos y nuevas tecnologías, y académica de la Universidad  de Chile y la Universidad Adolfo Ibáñez, Romina Garrido; el investigador del Centro Interdisciplinario de Neurociencia y académico de la Universidad de Valparaíso, Adrián Palacios; y el académico de la PUCV, fundador de Analitic y colaborador de LearnChile, Rodrigo Alfaro.

La emisión radial se enmarcó en el contexto de la promulgación de la ley que agrega el siguiente párrafo al artículo 19 de la Constitución: “El desarrollo científico tecnológico estará al servicio de las personas y se llevará a cabo con respeto a la vida y a la integridad física y psíquica. La ley regulará los requisitos, condiciones y restricciones para su utilización en las personas, debiendo recordar especialmente la actividad cerebral, así como la información proveniente.”

La discusión partió en torno a la necesidad o no de generar un apoyo regulatorio en temáticas de ciencia, tecnología, ciberseguridad e inteligencia artificial, como la privacidad del consentimiento, la voluntad de identidad, la aumentación cognitiva y el sesgo. “Esta discusión multidisciplinaria es fundamental para que el desarrollo científico-tecnológico sea una oportunidad de crecimiento resguardando los derechos y la integridad de las personas. El conocimiento y la tecnología avanzan a pasos agigantados y la legislación debe acompañar este avance para actuar en favor de los individuos. Lo interesante es ver que no todo se reduce a un tema legislativo o de la aplicación de los avances científicos, sino que es fundamental la educación en temas digitales para que los usuarios de la tecnología sean conscientes de su uso y potenciales cuidados“ , comentó María José Escobar, Seremi de Ciencia y conductora de ContinCiencia.

 

Por su parte, la abogada Romina Garrido, señaló la importancia de la implementación de una legislación que asegure los derechos digitales relacionados con la divulgación de datos: “Las normativas de datos en ese sentido son locales y los esfuerzos van justamente en generar normativas que sean más o menos uniformes en todos los países para que todas las personas tengamos los mismos niveles de protección independiente donde estén alojados nuestros datos (…) Estamos bastante desprotegidos y a la merced de lo que las plataformas finalmente escriban en estos contratos de adhesión sobre los cuales nosotros tenemos muy pocas posibilidades de poder rebatir, pronunciarnos o de poder saber, porque también recién se están instalando mecanismos de responsabilidad y transparencia de las plataformas para que permitan que los usuarios puedan realmente conocer que se está haciendo con los datos lo que se dice”, comentó.

La abogada comentó también que no basta con ser pioneros en temas legislativos, como es el caso de los neuroderechos, sino de mantener dicha legislación acorde a los tiempos. “Nosotros también fuimos pioneros en América Latina en tener una ley de Protección de Datos en el año 1999, una ley que ingresó al Congreso del año 92, cuando la penetración de Internet era bajísima.Donde tampoco sabíamos los impactos que podían tener los datos de las personas en el manejo, en los sesgos en la discriminación, en la privacidad. Entonces fuimos pioneros y nos quedamos con una ley que quedó rápidamente desactualizada y que básicamente tuvo buenas intenciones, pero el el rol protector ha sido prácticamente nulo”.

Por su parte, el investigador Adrián Palacios, se abocó a desmitificar las creencias erróneas que abundan en relación a  la neurociencia. “Nuestro cerebro, es una máquina eléctrica. Digamos que puede ser modificada por la actividad si tú pones un electrodo, digamos que vas a inyectar corriente, por ejemplo internamente. Por supuesto que eso hace que de alguna manera va a influir en la actividad neuronal y generar algo” , ”, a lo cual agregó:  “La actividad del cerebro tiene una red neuronal muy densa, con cerca de 85,000 millones de neuronas. Por tanto esa conectividad es única dado todo su genoma, entonces ahí viene un tema muy interesante digamos de que si se puede o no manipular y entender los pensamientos de una persona a partir de la actividad cerebral.Un tema realmente fascinante y muy amplio, digamos de que si se puede o no manipular el cerebro en términos digamos de predecir o de inducir esta conducta es algo que es muy incipiente, no conocemos suficiente hoy en día al respecto”.

A su vez, el académico Rodrigo Alfaro conversó sobre las implicancias de los algoritmos de las redes sociales. “Las redes sociales están capturando nuestro comportamiento al momento de que nos ponemos, que nos gusta algo, retiramos algo, digamos algo, estamos alimentando un algoritmo detrás que está aprendiendo a predecir lo que nosotros estamos decidiendo (…) Nadie lee los términos y condiciones de las aplicaciones, sino también porque si uno lee los términos de las aplicaciones que usas normalmente tiene un lenguaje complejo y es que ese consentimiento que se hablaba recién en el caso de esto de la privacidad de los datos, muchas veces no se hace de una forma explícita ni informal”.

Sobre el control y monitoreo de las redes sociales sobre los usuarios Alfaro precisó: “Si veo noticias en la red social, aunque no haya hecho clic en nada, igual la red reconoce que yo estuve allí detenido 3 minutos leyéndolo. Entonces, lo que la red intenta en el fondo es maximizar las interacciones que tienen los usuarios para que haya más comunicación y más crecimiento, y si estas interacciones resultan de algunas noticias, por ejemplo, de las noticias más violentas, de las Fake News, esas noticias empiezan a propagar más rápido”.

Sin duda el debate frente a la discusión legislativa, en torno a la privacidad, identidad y resguardo de los neuroderechos, es un tema abierto del cual aún hay mucho que discutir.

La invitación está abierta para escuchar este capítulo en Spotify  y Anchor de la  Radio Universitaria de la Universidad de La Serena. Los capítulos de ContinCiencia son emitidos quincenalmente los días viernes a las 19:30 horas por la Radio de la Universidad Santa María, los sábados a las 11:00 horas por UCV Radio, los lunes a las 14:00 horas por la Radio Universitaria de la Universidad de La Serena  y en Radio Valentín Letelier a partir de este mes en horario a determinar.

Katherine Quezada

Katherine Quezada

ANUNCIO

LECTURAS SUGERIDAS

ANUNCIO