Claudio Pereira, director artístico FICViña: “Las nuevas tecnologías y modalidad remota están permitiendo que las actividades audiovisuales se queden y crezcan en la región”

Creativos INN 2021

En su época universitaria comienza a realizar actividades vinculadas a reproducir películas al público, y tras colaborar en varios eventos para distintas entidades en 2005 funda Insomnia, proyecto de cine alternativo e independiente de la región, el cual dirige junto a un grupo de amigos en la actualidad.


Nacido en Argelia, pero el 75 arriba a Chile para quedarse en la ciudad puerto. Sus estudios de arquitecto se efectuaron en la Universidad de Valparaíso, además posee una diplomatura en cine realizada en la misma institución. Hoy se encuentra culminando su tesis para el magíster en arte con mención patrimonio en la UPLA, donde aborda el deterioro del centro urbano de la ciudad.

Actualmente es el director artístico del Festival Internacional de Cine Viña del Mar, el certamen más antiguo del país, además de ser uno de los administradores del Teatro Condell y fundador del proyecto Insomnia.

Inicios laborales

En su época universitaria realizaba ciclos de cine, actividad que partió como una acción que venía a llenar cierto vacío e interés personal que se fue transformando en un quehacer más regular, tema del que hablará unos párrafos más abajo.

Comenta que al egresar su primer trabajo fue en una oficina de arquitectura en Santiago, justamente cuando se creó la jornada escolar completa, por lo tanto, hubo un cambio para poder ajustarse a la nueva forma.

También desempeñó labores en la municipalidad de Olmué en el departamento de la vivienda, entrando en un mundo técnico y ligado a la institucionalidad pública.

De forma paralela, el primer director de cine de la UV, Sergio Navarro crea en 2003 la escuela de cine en la universidad, entonces Claudio comienza a hacer clases sobre la apreciación cinematográfica. Es allí donde sus estudios del diplomado fueron muy útiles, ya que impartía clases que tenían relación con el arte, la historia y teoría de esta materia.

El mismo año empezó a colaborar como encargado de extensión. Efectuaba ciclos de películas donde se empezó a vincular de forma más profesional con los directores y directoras del área, que venían a Valparaíso a hacer sus rodajes en el festival de cine de la ciudad jardín.

En el 2011 la universidad se convierte en coorganizadora del FICViña y su colaboración se volvió formal como programador. A partir del 2015 la UV lo nombra director artístico del evento.

Inicios de Insmonia

Volviendo un poco a los comienzos, Claudio en su época universitaria realiza ciclos de cine en bares de Valparaíso.

Comenta que a finales de los 90 Valparaíso pierde las salas de cine que tenía y solo queda el Cine Grill Central como sala XXX y  Condell que también era XXX.

“De las 20 salas que tenía en el centro de la ciudad tal como Cine Central, Teatro de Valparaíso, Brasília, Teatro Colón, El Rívoli, El Chile y El Avenida no queda ninguno, solo dos salas de cine porno”.

“Para quienes queríamos y empezamos a conocer el lenguaje cinematográfico era difícil reunirse para ver una películas porque no había un lugar. No es como hoy que uno puede arrendar algo”, explica.

A raíz de esta situación realizó siclos de cine en bares, ubicados en la Subida Cumming, que en ese tiempo tenia entre cuatro o cinco locales.

En el 2004 arrendó junto a su grupo de amigos el cine XXX Central para hacer un experimento, el cual consistía en reproducir películas durante 12 horas en la noche.

La actividad partió el 4 de julio de 2004 a las 21:00 y terminaron a las 9:00 donde se expusieron 6 cortometrajes. “Imagínate lo que fue la experiencia”, señala.

“Hubo gente que quedó afuera reclamando porque se quedó sin poder entrar. Se nos repletó, entonces esa fue la primera experiencia a la que bauticé como Puerto Bizarro, actividad que luego repetimos 3 veces más”.

Comenta que un año después, el 14 de octubre de 2005 el proyecto agarra fuerza y se transforman en Insomnia, la alternativa de cine nocturno, ya que la actividad iniciaba a las 9 de la noche se reproducían 2 películas y se terminaba a la 1 de la mañana.

“Se llama Insomnia porque cuando estaba estudiando arquitectura, como buen alumno trabajaba de noche y me empezó a dar insomnio, por lo tanto, empecé a ver mucha película de noche. Esa es la historia del nombre”, explica.

Del 2005 al 2008 se fueron del Cine Central para realizar actividades en el desaparecido Teatro Mauri en Av. Alemania, donde se posicionaron hasta 2010.

El 2010 en Valparaíso se debía realizar el Tercer Foro de las culturas, sin embargo, tal año ocurrió el terremoto el cual daña el Teatro Municipal de Valparaíso dejando sin espacio para ejecutar el evento. Es por ello, que arriendan el Teatro Condell para usarlo como sede en la actividad.

“Cuando van a devolver el teatro a los arrendatarios llega de Nueva York el fundador del grupo ATEVA, Guillermo Hinzpeter quien venía a pasar sus últimos años en la ciudad. Él explica que el Teatro Condell era ideal para una cinemateca. En el mismo momento nos conocimos y fue amor a primera vista, juntamos fuerzas y convencimos a la municipalidad que no les devolviera el lugar a los antiguos alquiladores, y nosotros tomamos su lugar”.

A partir de febrero del 2011 Claudio y su equipo se convierten en los sublocatarios porque la municipalidad arrendaba el teatro, siendo en el 2016 cuando se convierten en arrendatarios y administradores del Teatro Condell.

El 2018 la sala fue restaurada por completo. Cambiaron la estructura del piso, las butacas, le hicieron un segundo piso con palco, modificaron el proyector, el sonido y el telón.

“Hoy la sala tiene la comodidad y realmente es de lujo lo que tiene Valparaíso en pleno centro y eso fue una gestión que hicimos con mucho esfuerzo”.

FICViña en pandemia

“No es fácil hacer un cambio como el que tuvimos que hacer el 2020, donde todos los festivales tienen que replantearse y adaptarse a lo que significa la modalidad online y poder llegar a públicos”.

Comenta que el año pasado tomaron tarde la decisión de ejecutar la actividad mediante plataformas web, ya que no querían aceptar la realidad y pensaban que la situación podía cambiar, lo que no fue así.

El equipo sabía que debía hacer algo que los convenciera de ser un festival, lo que les significó grabar 36 cine foros con los competidores e invitados.

La idea era que el público cuando terminara la película se encontrará con tales grabaciones donde estaba el director, los actores y el productor.

“Fue un esfuerzo bien grande porque cada grabación debía tener al menos a los protagonistas y al director. Eran como mínimo 3 o 4 personas. Logramos hacerlo con un director que vivía en Madrid, con Héctor Noguera que es de Chile, y otro protagonista que vive en Uruguay. Tuvimos muy buena audiencia”.

Para este año el equipo está a la espera de los anuncios de fases, ya que aún están con la esperanza de hacer al menos 1 acto presencial.

“Creo que el público está súper cansado del formato Zoom y es por eso que este año queremos preparar programas grabados desde el Teatro Municipal de Viña del Mar, de modo que nosotros los programadores que somos un equipo de 5 personas vamos a conversar con invitados e invitadas de la competencia desde el escenario, ya que queremos que sea atractivo audiovisualmente”.

Para esta versión habrá 70 películas, diálogos de cine que son encuentros con invitados, cine foros y las películas en competencia.

El área audiovisual en la región

Claudio afirma que a nivel profesional hay mucha gente dedicada al campo, destacando el rol activo por parte del género femenino.

“En materias de fotografía siempre estuvo gobernado por los hombres y no ha tenido muchas mujeres, pero hoy existen asociaciones destinadas a potenciarlas. Actualmente en la quinta región hay directoras de fotografía, lo que es muy potente a nivel general”.

Por otro lado, explica que “gracias las nuevas tecnologías y modalidad remota las actividades audiovisuales se queden y crecen en la región de Valparaíso,  ya que no necesitan emigrar a Santiago”.

Otro punto importante que le otorga a la región es que existen 8 festivales de cine importantes, tal como: Festival Proceso de Error, Fescies, Recobrado, Festival de Quilpué, Festival Internacional de Viña del Mar, Docs Valparaíso, Festival Ojo de Pescado y el Festival del Litoral.

Estamos hablando de una región que tiene 8 festivales de cine, entonces independiente que algunos sean nuevos, jóvenes o de menor escala, lo importante es que hay una actividad para diversos públicos, existen espacios donde se exhibe lo audiovisual, el Teatro Municipal de Valparaíso y de Quilpué”.

Además, señala que hay 2 salas de cine importantes tal como el Cine Arte de Viña e Insomnia , además hay 3 escuelas de cine, cosa que no existe en otras regiones.

“Si uno compara con otras zonas es difícil encontrar esta especie de ecosistema entre escuelas de cine, actividad profesional, espacios públicos, audiencias, salas de cine independiente y festivales de cine creo que evidentemente la región de Valparaíso tiene una concentración bastante virtuosa”.

Mariaignacia Moreno

Mariaignacia Moreno

ANUNCIO

LECTURAS SUGERIDAS

ANUNCIO