Kurt Neuling, Gerente de PERFRUTS: “Hay que enseñar sobre la sustentabilidad y vivirla”

EIVA (1)

Profesional con más de 10 años de experiencias en la realización de diagnósticos, implementación de proyectos, nuevas tecnologías, mejorando procesos productivos, realizando exportaciones, generando alianzas, abordando aspectos técnicos, financieros y logísticos tanto a nivel nacional como internacional. Una persona con muchas cualidades, dedicada a lo que se le presente, destacando su potente accionar actual que gira en torno a la sustentabilidad hídrica local.


Su liderazgo y dotes creativos lo impulsaron a incursionar en la comercialización de distintos productos obteniendo una amplia experiencia en gestión de ideas que siempre han apuntado a la colaboración y trabajo en equipo.

Tras desempeñar como asesor agrícola, sintoniza de primera mano la gran problemática de escasez hídrica que afecta a miles de sectores agrarios locales, despertando su interés por generar cambios positivos.

Anuncios

Hoy la sustentabilidad es su foco y con su mirada de ingeniero espera transmitir actividades provechosas para impulsar esta visión, enseñarla y vivirla.

Actualmente desempeña como gerente del Programa Estratégico Regional Fruticultura Sustentable (PERFRUTS) y participa en la Cámara Chileno-Alemana de Comercio e Industrias en el comité de energía.

Inicios

Kurt Neuling se tituló de dos carreras. Primero en la Católica de Valparaíso en ingeniería pesquera y al poco tiempo decide ingresar a la ex Universidad de Chile, que después se transformó en la Universidad de Valparaíso, donde egresa como ingeniero industrial.

Tras graduarse se fue al sur de Chile. “Antes a uno lo iban a buscar a las universidades. El tema es que llamaban a los establecimientos educacionales y estas conocían a ex alumnos o estudiantes que estaban titulándose y te avisaban que había trabajo en ciertas regiones”, señala.

Me comenta que uno llegaba a cargos de mediana responsabilidad, pero que rápidamente se convertían de alto compromiso.

Su primer puesto es en sector salmonero, el cual en esos años se encontraba en pleno crecimiento. “Ahí conocí un poco lo que es la innovación”, expresa.

El crear algo nuevo puede surgir de forma casual o cuando las necesidades se presentan, donde uno tiene que exigirse y aparecer. Kurt recuerda que en su primera empresa le pasó lo segundo.

“En aquel entonces necesitábamos mejorar los rendimientos y bajar las mortalidades de los peces y por eso me pidieron a mí que los ayudara, además me gusta buscar nuevos proyectos y soluciones. Uno siempre tiene que estar innovando, todos somos innovadores de alguna forma. Algunos de envergaduras tecnológicas o más masivas, pero yo creo que todos tenemos originalidad”, comenta.

Su primera apuesta se basa en modificar las jaulas de los salmones. Explica que antiguamente tenían un tamaño de 10×10 y que la mayoría eran de madera.

“Yo dije: qué pasa si unimos jaulas y las hacemos 20×20. Me pusieron trabas así que solo implementamos una”.

“Me estaba jugando el pellejo porque si no resultaba iban a haber pérdidas económicas y yo iba a perder mi trabajo”.

Me explica que tras implementar su proyecto prácticamente durmió al lado de la jaula. Junto a su equipo de trabajo contrataron un buzo para que viera cómo estaban los salmones. Además consiguieron una cámara fotográfica para tomar imágenes bajo el agua e ir analizando el desarrollo de los peces.

“Llegue donde los socios a Santiago, llevaba varias semanas con este invento ya en marcha y resulta que medí cuanto crecían en esa jaula v/s las chicas. Les demostré que nos iba mejor en la mía, ya que los salmones tenían mayor cantidad de oxígeno, podían estar más cantidad de horas, tenían menos estrés por ende, había menos mortalidad”.

Luego de aquella experiencia se fue a Chiloé a ver los salmones con un cargo de responsabilidad más alto. Esta era una empresa pequeña y junto a su equipo la transformó en una empresa mediana, la cual después vendieron.

Posteriormente se fue a Letonia de forma intermitente como gerente de estudios a un proyecto de la empresa chilena Córpora Tres Montes. “En este capítulo me tocó trabajar junto con esta empresa que exporta jugo Zuko y Yupi. Los Yupi eran muy populares había todo un marketing de ellos”, explica.

De los salmones pasó a los jugos y luego a una comercializadora de productos de tierra del fuego, fundamentalmente corderos y carne fina.

“Estuvimos como 6 años y la vendimos, nos fue bastante bien, se las vendí a los mismos socios y yo quedé de asesor (2012). Fue una experiencia muy entretenida, innovar con los cortes que es lo que le gusta al consumidor, tamaño del animal, el meterse a un negocio que uno no conoce y empezar a hacer la red de contactos que es tan importante”.

foto grupal con autoridades SAG regional
Foto grupal con autoridades SAG regional

“En el 2004 me llaman para asesorar una empresa agrícola que exportaba y producía fruta entonces me paso al capítulo de la fruta”, comenta.

Llegó como asesor a Limache Agroservicios S.A. donde junto a su equipo desarrollaron algunas innovaciones en el proceso, especialmente en el de embalaje de la fruta para exportarla reduciendo los costos en un 20% y en temas de refrigeración de estas.

Kurt me explica que presenció cuando la sequía golpeó a los campos y debieron empezar a cerrar sectores de operación porque no tenían agua suficiente quedándose sin fruta. La de terceras personas también comenzó a escasear.

Del 2010 al 2015 fueron años muy complicados en términos de agua así que se decidió ir cerrando los campos, se cerraron las operaciones de algunos de ellos y al final vendimos algunos, quedaron secos”.

Ingreso al área sustentable

Yo quedé impactado con el tema hídrico, así que empecé a volver a mis inicios de ingeniero e inicié emprendimientos de consultoría de eficiencia energética. Me fui por el lado del biogás y todo lo que es secado de fruta”.

“Me asocié con unos alemanes que estaban en este proyecto y me empezó a gustar este tema porque es que es un proceso súper interesante como parte de la economía circular. Nosotros estábamos apostando por las plantas pequeñas así que hicimos unos cuantos pilotos en ese tema y en paralelo generamos también el secado de fruta con bombas de calor, un tema bastante técnico”, explica.

Kurt cuenta que al llegar el 2015 cerraron operaciones de la empresa así que se dedicó de lleno en su emprendimiento de eficiencia energética. N&B Consultores, empresa que realiza asesorías y liderazgo en ingeniería energía/agua agroindustria e industria.

Así estuvo por 3 años. “Era muy duro porque de pasar de un cargo donde tú tenías un ingreso fijo a algo que uno tenía que salir a la calle a vender era difícil, pero yo ya lo había hecho algo parecido con los corderos así que ya más o menos sabía lo que se me presentaba”, menciona.

Al transcurrir el tiempo le ofrecieron postular a un cargo el cual desempeña actualmente. Ya va a cumplir dos años como gerente en PERFRUTS, tratando temas de sustentabilidad en la fruticultura local.

“Ocupo todos estos conocimientos de procesos de economía circular que es parte de la sustentabilidad que hoy está muy en boga”.

“Me dicen si estoy loco porque paso de un capítulo a otro y que no tienen nada que ver, pero uno tiene que aprender nomás. Tú te das cuenta que al final del día uno lo que tiene que tener es un buen equipo de apoyo, buenos colaboradores entusiasmados y comprometidos con los trabajos y que muchas veces saben más que uno. Al final uno no tiene por qué saberlas todas. Yo puedo poseer más experiencia, pero hay gente joven que sabe mucho de distintos temas puntuales y esos son los engranajes que hay que calzar tal como el rompecabezas”, explica.

El estar en PERFRUTS le exige tiempo completo, así que N&B Consultores lo tienen sus ex socios y sigue marchando, pero ya no puede trabajar porque no cuenta con mucho tiempo.

“Si en algún minuto llega el momento en que yo tenga tiempo los retomo y seguiré creciendo con ellos”.

EIVA

«EIVA ha hecho un tremendo trabajo a nivel de industria en la región de Valparaíso. Existe un sector importante que es el frutícola y nos invitó a participar hace menos de un año. A nosotros nos conecta muy bien con el mundo, ya que uno de los desafíos que tenemos el sector frutícola es que la gente nos conozca como un sector potente”.

“Hay todo un tema de cómo llega una manzana a la mesa, ya que existe todo un trabajo detrás y una apuesta de los productores, yo me saco el sombrero porque asumen riesgos enormes cuando hay una catástrofe climática terminan pagando la cuenta, es un negocio de una movilidad y riesgo alto, pero es muy noble hacia el alimento y existe gente que no tan solo se preocupa del agua sino que de la tierra, la calidad de ella y no contaminarla, existen esfuerzos allí también, es decir la sustentabilidad en toda su magnitud”.

Me comenta que el concepto de lo sostenible lo comparten muy bien con el ecosistema EIVA, por lo que le gustaría participar aún más con ellos, sin embargo, afirma que ya habrá más oportunidades para ir reforzando la relación con ellos. “Agradecemos la invitación a compartir con ellos las experiencias y la de ellos con nosotros, así aprendemos todos”.

Futuro

En cuanto a sus próximos pasos a seguir, Kurt afirma que está en una etapa de su vida en donde tiene que empezar a mejorar lo que ya ha hecho y siente que va en relación con la sustentabilidad, el cual es un trabajo que queda mucho por hacer.

“Estoy muy entusiasmado con este proyecto, le creo completamente, el cual tiene unos desafíos tremendos porque pienso que hay que enseñar sobre la sustentabilidad y vivirla”.

“Yo como ingeniero creo que uno va tratando de buscar lo que uno esta altura para poder apoyar y servir, ser útil”.

No sobra el agua por ende, el adoptar una conciencia sustentable es primordial”, sentencia.

Compartir publicación:

ANUNCIO

LECTURAS SUGERIDAS

ANUNCIO