El Pasaje Banner Large Anuncio

Opinión: Tercer retiro de las AFP ¿Qué hacer con el 10%?

Carolina-Erices-1024x683

Desde las 09.00 horas del lunes 3 de mayo de 2021, las administradoras deberán ingresar las solicitudes del tercer retiro de fondos que presenten los afiliados y beneficiarios del sistema. Durante los primeros 10 días hábiles, los cotizantes podrán realizar el ingreso de solicitudes, preferentemente a través de las plataformas web de cada administradora y sus servicios de call center.

Las AFP tendrán un plazo máximo de cuatro días hábiles para validar la información entregada en la solicitud e informar la aceptación o rechazo de aquella. En caso de rechazo, deberá explicar las razones al afiliado o beneficiario en detalle para que las subsane y pueda reingresarla.

¿Cuánto es el monto para el tercer retiro del 10%? Según la nueva Ley N° 21.330, autoriza a las y los afiliados y beneficiarios a retirar el 10% del saldo de las cuentas de capitalización individual obligatoria, con un máximo de 150 Unidades de Fomento (UF) (cerca de 4,4 millones de pesos) y un mínimo de 35 UF (poco más de 1 millón de pesos) o la totalidad del saldo si éste es menor a esta última cifra. Una vez ingresada la solicitud, las administradoras deberán pagar los recursos en un máximo de 15 días hábiles y en una sola cuota.

Anuncios

Los fondos retirados en este tercer proceso no estarán sujetos a comisiones o descuento alguno por parte de las AFP y las instituciones financieras que efectúen el pago. Tampoco pagarán impuestos. La nueva Ley N° 21.330 que autoriza el tercer retiro de fondos tendrá una vigencia de 365 días.

¿Qué hacer con el 10%? Si ya tienes decidido sacar tu 10% de la AFP, es muy importante que lo uses de la mejor manera posible. Es importante establecer un orden de prioridades para planificar de buena manera el uso de este dinero. A continuación, van algunas recomendaciones para ti.

1.- Cubre tus gastos básicos, vale decir, sólo en comida y cuentas básicas para pasar estos meses complicados. Si tienes deudas en casas comerciales, tarjetas de crédito o bancos con intereses totales mayores que el 10% anual (CAE) o deudas morosas. Pensar en pagarlas es una buena alternativa, pues es mejor que la rentabilidad del 6-8% anual que daría una inversión agresiva en el mercado financiero. Eso te va a liberar mes a mes de pagar intereses y así evitar posibles sobreendeudamientos futuros y poder destinar ese dinero para enfrentar nuevas contingencias o para ahorrar. Considera revisar tus compras y evita adquirir bienes de consumo que en realidad no necesites. Hemos aprendido en este tiempo, que el futuro es muy incierto y lo mejor es tener ahorros para hacerle frente. Una recomendación es tener como objetivo familiar ahorrar lo suficiente, que te permita estar al menos 4-6 meses sin ingresos en caso de cualquier eventualidad.

Ahora, si la economía familiar está estable. Sugiero reconsiderar el sacar tú 10% ya que es muy difícil que puedas superar la rentabilidad de las AFP. Si aun así decides retirar estos fondos, acá es muy importante pensar en hacer con ese dinero algo que te rente más que tenerla en la AFP y ojalá con una mirada de largo plazo, ya que ese era el uso original para lo cual ese dinero estaba destinado. En este caso hay que hacerse las siguientes preguntas: 1.- ¿A cuánto plazo quiero fijar esa inversión?: a corto, mediano o largo plazo y 2.- ¿Cuánta aversión tengo al riesgo?  Algunos son más conservadores ante una inversión, por tener una edad avanzada o por buscar alternativas seguras. Y otros están dispuestos a jugársela más y eso tiene que ver con su juventud o por que aceptan el riesgo, pues tiene tiempo para recuperarse.

Para aquellas personas que no tienen urgencias actuales, existe una variada gama de alternativas de inversión y ahorro a las cual pueden destinar sus recursos, entre las que podemos mencionar instrumentos con diversas rentabilidades y niveles de riesgo.

1.-Inversión Inmobiliaria: Esta opción se ha transformado en una alternativa real y efectiva para quienes quieren contar con un respaldo económico para el futuro. La idea es comprar una propiedad para arrendar en forma mensual o aprovechar aplicaciones para publicarla en arriendos por días. Algunos inversionistas han realizado inversiones inmobiliarias como un mecanismo de ahorro para completar su pensión futura. Acá lo recomendable sería pre pagar el crédito hipotecario para reducir el pago de la cuota y poder tener espacio para arrendar a precios más bajos

  1. APV: Una buena alternativa es el ahorro previsional voluntario, conocido como APV. Esto lo ofrecen las AFP, pero también las administradoras generales de fondos (fondos mutuos), compañías de seguros, entre otras. La ventaja es el beneficio tributario, pues el Estado incentiva que las personas ahorren para la jubilación, entregando un porcentaje adicional una vez que se jubilen.
  2. Cuenta 2: Otra buena alternativa podría ser la utilización de la cuenta 2 de AFP, que permite realizar un ahorro voluntario, aprovechando la rentabilidad que genera la AFP en una cuenta diferente a la obligatoria (en fondos A, B, C, D y E). De hecho, en la cuenta 2 se puede retirar dinero durante el año, es decir, contar con liquidez inmediata en caso de que sea necesario e incluso obtener beneficios tributarios asociados a la utilización de este mecanismo. La diferencia es que la cuenta dos con el APV es que es una especie de chanchito, se mete la plata, pero uno lo puede romper cuando quiera.
  3. Depósito a plazo: Para aquellas personas que no buscan riesgo, pero quieren destinar su dinero a la inversión, está el depósito a plazo. Este instrumento se define como la suma de dinero entregada a una institución financiera, con el propósito de generar intereses en un período de tiempo determinado. La institución financiera se obliga a pagar en una fecha prefijada los intereses y reajustes según corresponda, pero sólo hasta esa fecha acordada. Conocerás, por tanto, el monto final de tu inversión. Es muy importante recalcar que la rentabilidad de esta forma de inversión es muy baja en comparación a los instrumentos mencionados anteriormente y solo es recomendable, si es que el monto será utilizado en el corto plazo.
  4. Fondo Mutuos: Si el objeto es diversificar sus recursos y no perder el valor de este dinero en el tiempo, este instrumento cumple dicho objetivo. Estos instrumentos corresponden a fondos cuyo patrimonio se encuentra estructurado por la suma monetaria aportada por varias personas, ya sea naturales o jurídicas, para invertirla en diferentes instrumentos financieros, esto es, tanto nacionales como internacionales, sectores económicos y monedas. Una característica que hace atractivo este instrumento es su fácil liquidez, entendiendo esto como la facilidad para acceder rápidamente al dinero. Los fondos mutuos se pueden rescatar en cualquier momento, sin perder la rentabilidad obtenida por el instrumento. Una buena alternativa puede ser los fondos mutuos de EE. UU y Asia, porque se espera que tengan perspectivas de reactivación más rápida y en un horizonte de mediano plazo.

Por último, en la condición que estamos viviendo como país es fundamental informarse y estudiar toda la oferta de productos de inversión que ofrece el sistema financiero. En un tiempo complejo, desafiante y con tanta incertidumbre, debemos prepararnos y buscar respuestas y opciones para salir adelante, la información y la educación financiera hoy es clave para tomar mejores decisiones. Espero que estas recomendaciones te ayuden a tomar una decisión acertada, recuerda estudiar bien tus opciones y pensar siempre a futuro.  Y tú ¿Qué harás con tu 10%?

Compartir publicación:

ANUNCIO

LECTURAS SUGERIDAS

ANUNCIO