Opinión: El estrecho vínculo entre liderazgo y el éxito en innovación

ASIVA_Mario Ibacache Estay

Compartir publicación:

Por Mario Ibacache Estay
Jefe de innovación y mejora continua Puerto Ventanas S.A.
Integrante Comisión de Innovación de ASIVA


Es difícil abstraerse del escenario actual de la economía mundial y lo complejo que ha sido para algunos sectores la pandemia COVID-19 y por consiguiente el gran desafío impuesto para superarla. El 26 de octubre de 2020, las autoridades de América Latina y el Caribe y de las Naciones Unidas, en inauguración del trigésimo octavo período de sesiones de la Cepal, ya estaban dando indicios de un cambio en el modelo de desarrollo para superar la actual crisis. Por otra parte, el desafío aún es mayor, si pensamos en el impacto del aumento de la temperatura promedio del planeta.

En este sentido, el IPCC (Intergovernmental Panel on Climate Change) de octubre de 2018, plantea que para lograr la disminución de la temperatura promedio del planeta al 2050 y no superar los 1,5°C se necesitan hacer cambios rápidos y una transición sin precedentes. Pensar en una paralización industrial no es sostenible en el largo plazo, sin embargo, estos desafíos se deben abordar con estrategias responsables y urgentes.

Anuncios

Las organizaciones por si no fuera poco, están obligadas además a no descuidar los otros desafíos a los cuales ya estaban enfrentados antes de la pandemia, como los cambios en los mercados y en la tecnología, los competidores que arremeten con ofertas de servicios y productos de manera acelerada y los clientes que quieren superar sus expectativas. A estos retos se suman los estándares sociales y ambientales que son cada vez más exigentes.

En este ámbito de acción y con escenarios de alta incertidumbre, la innovación cobra una relevancia mayor y en esto el autor del libro “Innovar un manifiesto de acción” Luis Perez-Breva, ya plantea una actualización del concepto de innovar redefiniéndolo como “progresar, ayudándonos de tecnologías (nuevas y viejas) en situación de máxima incertidumbre”. Esta definición, incluso va más allá incorporando un nuevo lenguaje, invitándonos a desprendernos de los conceptos tradicionales de innovación de producto, como disrupción / exponencial / lean startup, con el concepto de sobreponerse a la confusión innovando en continuo. ¿Y qué plantea respecto a esto último? Que la innovación es un proceso de aprendizaje y resulta como consecuencia de reaprovechar cosas que ya teníamos, para definir un uso distinto.

En otras palabras, ser capaces de juntar cosas que en principio no deberían ir juntas, no para tener un nuevo producto sino para aprender respecto de los usos no previstos (Ver ejemplos en libro: laser, kinect, greenpeace). En este punto me detengo para comentar a mi juicio una de las claves para ser exitosos en este proceso de innovación: El liderazgo. Las ideas no andan, ni crecen por sí solas, ni su impacto es predecible, las ideas se construyen. No se trata de predecir productos y construirlos de cualquier manera, se trata de aprender a explorar y construir estructuras que sobrevivan al estar equivocado.

En esto, quienes trabajamos en innovación debemos tenerlo claro. Y para ser precisos, no se trata de tener recursos (menos en estos tiempos) de manera ilimitada para poder transitar a estos procesos de aprendizajes, ni tampoco cambiar tu giro hacia la investigación necesariamente, sino que para obtener resultados en innovación, toda organización al menos debe considerar recursos para poder avanzar en este proceso de exploración y es ahí es donde el rol de los lideres juega un papel fundamental, para propiciar los espacios creativos, los de reflexión y de cuestionamiento, para poder reconocer y satisfacer las necesidades desatendidas de los equipos, para ponerse en función del servicio de los mismos, para identificar sus fuerzas de carácter (Ver The Science of Character: youtube), para promover entornos y una estructura colaborativa fluida, para destrabar los aspectos que no potencian la creatividad y la innovación como lo son las estructuras burocráticas, el liderazgo autoritario y las faltas de recursos como tiempo, espacio u otros.

El rol del líder es clave en este objetivo, el autoconocimiento, el aprendizaje de tu vida y tus valores, te llevarán a poder explorar fuera de tu zona de confort, para luego hacer la misma analogía en la organización llegando a definir el propósito transformador y singular que nos permita la trascendencia y ese sentimiento de trabajar por un bien mayor. En esta línea el Dr. David Niño del MIT, plantea: “mejorar nuestras empresas de forma aislada, también incluso pudiera ser limitado, el compromiso de cada uno  de nosotros debiera ser aún más, un compromiso global, para apostar por hacer del mundo un lugar mejor para vivir”. Estas son las claves para el éxito de la innovación en una organización, porque sin el liderazgo adecuado difícil- mente se puede avanzar hacia este proceso donde todos debemos estar alineados e involucrados.

Compartir publicación:

ANUNCIO

El Pasaje Box Anuncio

LECTURAS SUGERIDAS

ANUNCIO

El Pasaje Box Anuncio