Opinión: El gran cambio

Clyc.me_Gonzalo Larenas

Compartir publicación:

Por Gonzalo Larenas
Director Ejecutivo de Clyc.me

Había un pueblo en la antigua China que vivía asediado por los constantes ataques de sus vecinos, ellos, un pueblo agricultor, no contaba con un buen ejército, por lo que vivían con el temor constante.

Cansados ya de tanta destrucción decidieron moverse e instalarse en las faldas de una montaña, construir un muro y así estar protegidos ante cualquier amenaza, pero con el tiempo se dieron cuenta de que estaban atrapados, la siembra desaparecía por falta de luz, la gente comenzó a sentir hambre y no quedaba mucha esperanza. Detrás del muro seguían los mismos peligros.

Anuncios

Un día, un anciano salió de su hogar con una pequeña cuchara de porcelana en la mano, se dirigía muy decidido hacia la montaña, cuando unas personas lo detuvieron para preguntarle dónde se dirigía. El anciano señaló la montaña y les contestó que iba a moverla para que entrara la luz del sol y volviera la vida. – ¿Tú?, ¿Y con esa pequeña cuchara?, rieron todos- Entonces el anciano les contestó sonriendo: -“Yo sé que no voy a poder mover la montaña, pero alguien debe comenzar”, y continuó su camino ante el silencio de todos.

Esta historia anónima, con algunos detalles que he ido agregando con el tiempo, se la cuento siempre a mis alumnos, con quienes compartimos el entendimiento del cambio. El cambio que se produce, como dice mi querido amigo Ronald Sistek, cuando el dolor de cambiar es menor al dolor de mantenerse igual.

Hoy vivimos ese proceso de cambio como sociedad y no está ajeno el mundo del emprendimiento y la innovación. Comenzamos hace ya varios años un proceso y una oportunidad de ser partícipes de un momento histórico, que no solo se está dando en Chile, y donde destacan quienes buscan, a través de las herramientas del mercado, una oportunidad para generar soluciones sociales y quieran generar un cambio real, eficiente y de alto impacto.

Escuchar hoy a jóvenes emprendedores es como escuchar a quienes quieren por vocación ser médicos, una intención de ayudar a otros, pero sin postergar su bienestar. Hoy la legitimidad social de las empresas ya no es solo generar mayores riquezas y contribuir de manera directa a sus accionistas, sino también, está dada por su capacidad para contribuir a la sociedad, generando impacto social y medioambiental positivo, haciéndose cargo de los negativos.

La intención emprendedora social y con ella la innovación social, está marcando el acontecer económico mundial, haciéndose cargo de este gran cambio, como un puente que se va instalando entre el territorio y sus problemáticas y el mundo privado, donde las grandes empresas recurren a estos innovadores y emprendedores en la búsqueda de su capacidad, flexibilidad y agilidad para entender lo que ocurre alrededor de ellos y utilizarlo como valor compartido, donde por hacer el bien, les vaya bien.

Hoy entonces tenemos la gran oportunidad de unir estos mundos; una necesidad de cambio, dada porque el dolor de cambiar es menor que el dolor de mantenerse igual, y por una estructura social VUCA (volátil, inestable, compleja y ambigua), con una declaración universal fuerte desde el mundo empresarial. Seamos parte de este cambio potenciando a quienes hoy están decidido a ser el futuro de la relación privada-social, es hora de actuar, pero antes de escuchar y entender, para dar pie a quienes tienen las ganas de encontrar las soluciones que tanto necesitamos.

Compartir publicación:

ANUNCIO

El Pasaje Box Anuncio

LECTURAS SUGERIDAS

ANUNCIO

El Pasaje Box Anuncio