Fabiola Olate, fundadora Mujeres INfluyentes Chile: “Es importante transformarnos en referentes de niñas de Chile para abrirles nuevas oportunidades”

Fabiola_MI_LQE

Fabiola Olate es mamá de tres niños, esposa, autodidacta y fundadora de “Mujeres INfluyentes Chile”. A través de esta historia, su historia, te invitamos a inspirarte y descubrir cuál ha sido su trayectoria para hoy liderar una comunidad que comenzó con el objetivo de generar y fortalecer redes de contacto entre mujeres y que rápidamente se ha convertido en una consultora para emprendedoras y profesionales, que buscan inspiración, capacitación y redes profesionales para cumplir sus sueños y metas.

Oriunda de la comuna de Papudo, Fabiola Olate nos cuenta que vivió hasta los 12 años en esta comuna de la región de Valparaíso. En este lugar vivió su infancia, y la vida en comunidad y el bienestar común fue parte de la construcción de los ideales de su emprendimiento “Mujeres Influyentes Chile” donde es clave la interacción con otros.

Cuando pequeña estudió en un colegio de monjas, lo que la llevó a elegir una vida marcada por lo espiritual y que más tarde la condujo a postular a la beca Presidente de la República para estudiar en el Internado Nacional Femenino de Santiago.

“Para mí, y aunque suene divertido -comenta entre risas-, fue como haberme ganado un premio para ir a Europa ¡Me cambió la vida radicalmente! Así fue como llegó a un internado de sólo mujeres, que fue un mundo totalmente distinto. Diferente a su colegio, a las costumbres de su vida familiar y a la visión de los profesores.

“Fue mi primer paso para relacionarme en un ambiente totalmente de mujeres y a entender este mundo. Si bien es cierto no era mega matea, mantenía buen promedio, que era necesario para la beca. La enseñanza media me abrió la cabeza, el mundo, dio otras miradas, formas de pensar y observar. Fue una buena experiencia, lo pasé muy bien”, comenta Fabiola.

Desde su enseñanza media, proyectó estudiar sicología, una rama que le gustó desde pequeña por su carácter reflexivo y un poco disruptivo. Sin embargo, no tuvo buenos resultados en la Prueba de Aptitud Académica (actual PSU).

“Como no logré buen puntaje, mis papas con mucho esfuerzo me pagaron la carrera de Diseño y Moda. Estudié en el Instituto de Ciencias y Artes donde me fue muy bien, lo disfruté, hice muchas redes, tuve que trabajar y estudiar porque no teníamos recursos económicos para solventar los gastos que significaba estar en el INCACEA. Aquí habían estudiado personas bien reconocidas como Cecilia Bolocco, Felipe Camiroaga y bueno ¡yo! -dice Fabiola con una contagiosa risa.

A los 20 años ya estaba titulada, pero aún con el sueño de estudiar sicología, se empezó a formar de manera autodidacta y a trabajar, un mundo nuevo: ‘el laboral’, y a muy corta edad, pero que le permitió iniciar sus primeros años en su anhelada carrera.

“Cuando iba en tercer año, ya estaba casada y me embaracé. Mi bebé nació a los seis meses por la exigencia que yo tenía de trabajar y estudiar y de terminar esta carrera. Tuve un estrés muy fuerte y casi pierdo a mi guagua, entonces tuve que congelar”, relata Olate.

Este hecho, le permitió volcarse a la tecnología en el mundo de las redes. “En ese tiempo recién se estaban haciendo ductos para tener señal tipo satélite, luego aparece el fax, las líneas por ductos y la fibra óptica, y yo trabajé en todo ese periodo con una habilidad tremenda para aprender. Creo que todo suma y complementa y uno no se puede quedar con lo que tiene, el aprender es continuo y para siempre. Yo creo que nunca voy dejar de aprender porque soy autodidacta. Voy a ser de esas viejitas que van a saber de todo hasta el final”, enfatiza con cierta picardía.

Salto al emprendimiento… con sentido

Así fue como, sin quererlo, se fue preparando para esta revolución tecnológica actual, que complementó con un periodo de residencia en Colombia y Argentina y una nueva experiencia formativa en sicología, lo que le permitió levantar en Chile su primer emprendimiento “TCREO” una consultora compuesta por un grupo de profesionales de diferentes áreas al servicio del bienestar de sus clientes, ofreciéndoles servicios como seminarios, charlas, talleres, cursos, diplomados, eventos con sentido. También asesorías de imagen integral, coaching, liderazgo y empoderamiento personal.

“Este fue un hito en mis conocimientos, experiencias, vivencias, el mundo del diseño y la sicología y fusiono en un nombre los conceptos de creer y de crear, entonces me empieza a ir súper bien porque también llega el boom de los asesores de imagen y empiezo a trabajar multidisciplinarmente”, detalla Fabiola.

Esta primera reinvención -que responde a una cualidad visionaria que la destaca- se refuerza con el posicionamiento de las redes sociales, que ella aprovecha en 2016 para hacer un evento llamado “Mujeres Influyentes por el mes de la Mujer”, que también aprovechando sus redes internacionales y capacidades de congregar gente nace para aumentar el número de clientas en la consultora, pero da otro giro.

“En medio de la organización es que me voy dando cuenta que no existen redes de mujeres, no teníamos redes. Yo por el trabajo de mi marido viajaba harto y veía que había referentes power, con un pitch maravilloso, respetadas y escuchadas y decía: que interesante que se crean tanto el cuento y en mi país no exista esto, estaba latente, pero no salía a la luz”, cuenta Fabiola recordando este emblemático evento.

El encuentro reunió a más de 150 mujeres de distintos ámbitos: político, empresarial, emprendedor, gobierno y fue tan buena la convocatoria que las propias participantes le dijeron que tenía que repetir la experiencia porque fue un ambiente muy femenino y propicio, pensado en la mujer.

De un evento, a una comunidad permanente

Con tal éxito, Fabiola se anima a crear esta comunidad, que termina por absorber a TCREO, llamada “Mujeres INfluyentes Chile” que además de congregar permite hacer negocios. “Esta idea creció exponencialmente, las mujeres están queriendo tener espacio y me llamaban: ¡oye yo quiero ser una mujer influyente, quiero participar! ¿Cómo se hace? Había mucho interés y así se forma, en torno al concepto de comunidad, que entre todas nos apoyemos. Somos más de 100 mujeres las que estamos en constante movimiento, reinventándonos, generando espacios, haciendo networking”, comenta con gran orgullo esta tremenda mujer referente en STEM.

En el primer año de esta aventura logró viajar a través de su proyecto a Miami y Nueva York con un fuerte foco en el empoderamiento femenino, pero desde sacar el mejor potencial y los mejores recursos de cada mujer y en poder transformarse en referentes para las niñas de Chile para abrirles nuevas oportunidades, algo carente, y que fortalecen en colaboración con diferentes fundaciones a través de charlas motivacionales.

“Nosotros tuvimos esa visión de que éramos mujeres influyentes al servicio de otras, que están emprendiendo, saliendo del statu quo, que tienen ganas de hacer proyectos, pero sin herramientas ni redes; entonces nos acercamos a Corfo, ProChile, el Ministerio de la Mujer y al mundo empresarial y empezamos a armar este gran evento que se empieza a realizar de manera anual llamado Encuentro Internacional “Tu experiencia es potencia”, con expositoras internacionales y cada vez mayor convocatoria”, comenta muy feliz Fabiola tras ya tres experiencias muy exitosas.

Respecto a la visibilización actual de la mujer, esta referente en STEM destaca como algo positivo la aparición de diversos movimientos como Me Too, y otras numerosas organizaciones de mujeres en Chile. Además, encuentra maravilloso y lo expresa con mucho orgullo “siento que se ha un poco referente en estos avances”.

En suma a los eventos y actividades, desde el 2018 realizan una nominación/reconocimiento a mujeres influyentes en liderazgo, innovación, solidaridad, emprendimiento y STEM  que busca abrir puertas y posicionar a nuevas referentes de múltiples áreas; desde espíritu joven hasta mujer influyente a la trayectoria, premios que prontamente tendrá nuevas ganadoras.

Finalmente, Fabiola Olate, invita a las mujeres a sacar su potencial y desde un trabajo familiar transformarse en referentes. “Tenemos una labor súper importante y afortunadamente el acercamiento a las STEM hoy es algo posible que en otros tiempos era impensado, entonces creo que vamos por un buen camino, está lenta la cosa, pero también es por algo, y ojalá sea para hacerlo mejor, porque es un proceso desgastante en que la humanidad ha perdido un poco el sentido y propósito y para Mujeres Influyentes estos son claves y debemos recuperarlos cuanto antes para seguir este camino que hemos construido”, concluye.

Katherine Quezada

Katherine Quezada

ANUNCIO

LECTURAS SUGERIDAS

ANUNCIO