Opinión: Mujeres en STEM; no basta con un cambio social, necesitamos medidas de aceleración

María José Escobar

Mucho se ha hablado de la importancia de motivar desde edad temprana las vocaciones científicas de las mujeres, derribando estereotipos y prejuicios sobre las supuestas habilidades e intereses atribuidos a cada género. Para que una mujer llegue hoy a liderar una línea de investigación o un emprendimiento de base científica tecnológica debió hacer frente, de una u otra manera, a estos estigmas. Además, muchas veces debe asumir una carga adicional vinculada a la vida doméstica o al cuidado de los hijos.

Para realizar un cambio hacia una sociedad más igualitaria, donde hombres y mujeres tengan las mismas oportunidades, se necesita de la voluntad de la sociedad como un todo, que cada uno de nosotros se piense a sí mismo y observe críticamente el modelo que está instaurando en sus estudiantes, en sus hijos e hijas, en sus pares, en sus nietos y nietas. Si bien estos cambios en la sociedad son prioritarios, no son suficientes.

Sin medidas de aceleración, nos esperan más de 100 años para poder lograr igualdad de oportunidades. De acuerdo con el reporte 2020 de brecha de género del foro mundial económico, cerrar la brecha en representación política nos tomará 95 años. Si bien, parece poco optimista pensar que nos llevará casi un siglo que las mujeres tengan igualdad en la esfera política, la cifra para alcanzar condiciones de participación y oportunidad femenina en el desarrollo económico es desalentadora. ¡Nos faltan 257 años para alcanzarla! Este gran número se explica, principalmente, porque las mujeres tienen mayor representación en roles que actualmente están siendo automatizados, como cajas de supermercado o peajes. Además, no hay suficientes mujeres entrando a carreras con gran crecimiento de salarios, como las carreras de STEM. Más aún, la estructura social en que la representación económica se realiza aleja a las mujeres del acceso al capital. Por poner un ejemplo, en Chile sólo el 8.2% de directores de empresas son mujeres.

Anuncios

No podemos esperar más

Hay que cambiar el ritmo de este cambio y generar vías de aceleración para lograr los cambios a un ritmo mucho más rápido. Como ministerio tenemos como labor prioritaria de nuestra instalación, establecer una Política de Género para Ciencia, Tecnología, Conocimiento e Innovación (CTCi).

¿Por qué queremos contar con una política de este tipo? ¿para qué más mujeres? El acceso al conocimiento no es equitativo, diversos son los sesgos y el de género es uno de los más importantes. Por una parte, se trata de lograr igualdad de oportunidades para niñas y niños de nuestro país, pero también estamos perdiendo una cantidad gigantesca de talentos, que nos entregarán nuevos temas de investigación, nuevas miradas, nuevas estrategias y soluciones a los desafíos actuales.

La presencia de mujeres en las CTCi está altamente subrepresentada. Hay sesgos inconscientes en evaluación de pares, en evaluación de profesores a estudiantes, y un tremendo sesgo cultural. De todas las áreas de la ciencia, por lejos, la mayor brecha se encuentra en STEM. En los últimos 10 años, menos del 20% de las egresadas de pregrado en Ciencias e Ingeniería han sido mujeres. Un 20% que se diluye a lo largo de la carrera siendo la retención un enorme desafío para las Universidades que imparten carreras STEM.

En la vida profesional científica, estas brechas están también presentes en la adjudicación de proyectos, en la dirección de centros, en la carrera académica. Teniendo este claro diagnóstico, la pregunta es qué es lo que podemos hacer para revertirlo y acelerar la transición.

El Ministerio de CTCi está actualmente trabajando en una Agenda de Igualdad de Género. Esta agenda es un trabajo apunta a equiparar una desbalanceada balanza que permita igualdad de oportunidades y condiciones. Esta agenda busca crear una institucionalidad robusta mediante la creación de una Política Nacional de Equidad de Género en CTCi, aumentar la participación y el desarrollo de mujeres en CTCi, y crear un canal efectivo de comunicación visibilizando el aporte realizado por mujeres en el ecosistema CTCi.

A fines de julio se conformó el Consejo para la Igualdad de Género de CTCI y un comité asesor, ambos con representantes de la Región de Valparaíso. Asimismo, con las universidades de la región se trabajará en la estandarización de protocolos y buenas prácticas de manera de aumentar la participación y desarrollo de futuras científicas, investigadoras y emprendedoras.

El desarrollar una carrera científica o habilidades de liderazgo que nos permitan una mayor representatividad de mujeres en CTCi, es el resultado de una experiencia de vida, y es ahora el momento de moldear un cambio que nos favorecerá a todas y todos, por un Chile más inclusivo, diverso y capaz de aprovechar el talento de sus ciudadanos, independiente de su identidad de género.

Compartir publicación:

ANUNCIO

El Pasaje Box Anuncio

LECTURAS SUGERIDAS

ANUNCIO

El Pasaje Box Anuncio