Opinión: 10 años de Chile en la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico

Carolina Silva

Compartir publicación:

En el año 2010 nuestro país ingresa oficialmente a la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE), luego de participar un buen tiempo como observador y finalmente concretar negociaciones con países miembros, lo que resultó un hito histórico para Chile, siendo el primer país latinoamericano en formar parte de la organización que actualmente está compuesta por 36 países del mundo.

La OCDE tiene por objeto promover y fortalecer políticas públicas orientadas al bienestar social y económico de los países, poniendo el foco en diferentes áreas de desarrollo tales como la educación, salud, crecimiento económico, medioambiente, entre otros. Sin embargo, en esta oportunidad me permito hacer un doble clic al área de trabajo de las Pymes y Emprendimiento.

En el marco del décimo aniversario de Chile como país miembro de la OCDE, hace un par de semanas se desarrolló el seminario “Pymes y digitalización para la recuperación económica”, y en ese contexto, creo relevante mencionar algunos de los puntos que considero más importantes basados en las recomendaciones de la OCDE a nuestro país y que hoy son un desafío importante para el apoyo a las pequeñas y medianas empresas, quienes se han visto afectadas principalmente en la disminución de sus ingresos a causa de la pandemia. Esta situación, a la vez, ha evidenciado otras dificultades, que son oportunidades para nuestro país, sin desconocer los avances.

Anuncios
El Pasaje Banner Large Anuncio

En vista de aquello, considero pertinente mencionar las siguientes:

-Digitalización: Creo que no es sorpresa, ya mucho se ha discutido y definitivamente existe consenso en que la digitalización es un aspecto prioritario, sobre todo dado el contexto actual de pandemia. En la Región de Valparaíso se han levantado diversas iniciativas y plataformas de apoyo para impulsar las ventas de pequeñas y medianas empresas, lo que les permitió diversificar sus canales de venta. Ejemplo de esto son las vitrinas “Contigo Pyme” “Bazar Consciente “Todos por las pymes” y programas como “Digitaliza tu pyme” de Corfo-Sercotec han sido una de las iniciativas más reconocidas.

Sin embargo, la brecha sigue existiendo y debemos acompañar este proceso de transformación de forma más activa y personalizada, visualizando el contexto de forma realista. Lamentablemente no todas las pymes están preparadas para este cambio y eso se debe a diversas razones, incluso económicas y sociales. Por tanto, aquellas que requieren de un mayor esfuerzo en los programas de apoyo no deben ser excluidas de este proceso.

-Fomento de la innovación:  No cabe duda que nos estamos adaptando a los nuevos desafíos, lo que se traduce en muchos casos en la reformulación de los modelos de negocios de los emprendimientos, en procesos (principalmente) y productos, pero debemos impulsar aún más la innovación.

Al igual que el punto anterior con respecto a la digitalización, existe una brecha enorme en relación a las pymes, pues generalmente se tiende a asociar el concepto de innovación exclusivamente a un perfil de empresa como son las Startups o emprendimientos de base tecnológica.

Por tanto, creo que el principal desafío en este ámbito es abordarlo desde una lógica inclusiva y no excluyente, donde pymes lideradas por personas en situación de discapacidad y vulnerabilidad social,  mujeres, adultos mayores, y emprendedores provenientes de zonas rurales se sientan convocados. Justamente en este punto desde la PUCV y su ecosistema de apoyo a emprendedores estamos trabajando para fortalecer el acceso universal en los distintos programas de capacitación.

Sin duda, estos dos aspectos no son los únicos que debemos mejorar, el acceso a nuevas formas de financiamiento también es importante pero como ya se ha acordado en diversas opiniones, la clave es la colaboración entre personas e instituciones de apoyo que permitan ofrecer programas de forma coordinada y eficiente en cuanto a los contenidos, y tomando en consideración los insumos que se tienen en cada pyme. Es un hecho que aún existen desigualdades en algo tan indispensable como acceso a internet y equipos de tecnología básica.

Considerando esta realidad podemos lograr impactar de mejor forma en cada una de las distintas etapas por las que deben transitar las pymes para lograr completamente la tan anhelada y necesaria transformación digital que les permita alcanzar la sostenibilidad económica.

Compartir publicación:

ANUNCIO

LECTURAS SUGERIDAS

ANUNCIO