El Pasaje Banner Large Anuncio

Nicolle Knüst, fundadora Wunder Group: “Hay un despertar ampliado del género femenino que es súper positivo”

Nicole_MI-priscila

Tener metas desde pequeña la llevó a construir un camino distinto al de sus colegas y pares. Estudió y trabajó en paralelo, vivió en el extranjero, domina a la perfección el idioma inglés y hoy es fundadora de una empresa que le permite conectar su visión de mundo con cientos de emprendedores y emprendedoras. Te invitamos a conocer la historia de una mujer referente en STEM.

Nicolle Knüst estaba en la universidad estudiando periodismo cuando ya escribía para una revista, en paralelo hacía minor, trabajaba en una radio y fue reclutada en una empresa de investigación de mercado. Entró a los 17 años a la Universidad Diego Portales con objetivos muy claros: ser independiente y a los 30 años tener su propia empresa. Desafíos que sin duda tuvieron sus costos en disfrutar la vida universitaria.

“En el colegio fui del centro de alumnos y pastorales. Hay perfiles de personas, y yo desde tercero medio conecté mucho con el liderazgo por las características del colegio donde estudiaba entonces entré muy determinada a la universidad y ahí comencé una carrera profesional en paralelo a la laboral”, cuenta Nicolle sobre una de las influencias  que condujo su vida.

Anuncios
El Pasaje Banner Large Anuncio

Adicional a lo que hacía en la semana, luego de hacer su práctica profesional en Canal 13 en Santiago, se quedó trabajando los fines de semana. “Era trabajar, trabajar, trabajar”, enfatiza.

Nicolle egresó en 2008 y ese mismo año se fue a Nueva Zelanda a un Working Holiday porque otra de sus metas era aprender inglés. “Ni quisiera participé de mi titulación, suena súper heavy igual, pero tenía un plan de carrera muy individual y alternativo, porque me fui cuando todos mis compañeros empezaron a trabajar y ganar sus primeros sueldos. Estuve tres años fuera de Chile y volví cuando mis compañeros ya tenían sus autos, muchos se habían casado o comprado su primer departamento ¡Yo quedé súper desfasada!”, comenta Nicolle.

Primeros pasos en el emprendimiento

Con el idioma inglés dominado y muchas redes internacionales de gente que conoció, casi toda su red de amigos no era chilena, generó su primera empresa que duró entre 2010-2014 llamada Koru. “Con esta primera experiencia de emprendimiento, viví todo lo que implica no tener capital, ni familia con plata, pero salí adelante, y desde que egresé hasta ahora he fundado dos empresas. Entonces, en el fondo, haberme ido, adelantar mi vida laboral a la etapa universitaria; sigo pensando que fue lo correcto, aunque fue mega complejo”, asegura esta mujer que ha logrado posicionarse como referente en STEM.

Hoy ve a muchos de sus pares y compañeros de generación que dependen de un trabajo, y que cuando los despiden no tienen otra experiencia laboral y no se atreven a emprender porque aún lo ven como algo irracional.

Es por lo mismo, que Nicolle también se capacita constantemente para seguir enfrentando desafíos y mejorando cada día. “Diría que lo más relevante en cuanto a estudios posteriores a la carrera fue la especialización en Marketing Digital y haber participado en la academia de sicología y bienestar integral donde hice un diplomado en perspectiva de género que he incorporado en mi vida y trabajo”, comenta.

Desde el punto de vista académico, y vinculado al ecosistema, fue docente de las cátedras Innovación y Emprendimiento y Liderazgo y Trabajo en Equipo de la Escuela de Ingeniería de la Universidad Diego Portales. También profesora invitada de la Universidad Adolfo Ibáñez para el Departamento de Relaciones Internacionales donde realizó varias clases a estudiantes extranjeros en distintos programas. “Ahí he tenido participaciones bien variadas porque de acuerdo a las características de lo que yo me dedico y el programa que ofrecen me proponen clases de marketing, emprendimiento, mujeres en tecnología o la importancia de la perspectiva de género en las políticas actuales», asevera Nicolle.

Wunder Group; Wunder Woman

Pese a que la docencia marco una etapa de su vida, hoy no es un mundo del que sea tan cercana, pero no porque no quiera, sino porque su actual empresa le demanda el 100% de su tiempo. Wunder Group es una consultora de marketing y comunicación que creó hace seis años.

«Mi propósito con esta empresa es empoderar a personas e incentivar el emprendimiento como un estilo de vida. Mediante un espacio online invito a soñar, crear y diseñar proyectos con propósito, brindar asesoría a emprendedores, aprender sobre branding, marketing, comunicaciones, pero lo más importante, alinear sueños con misiones de vida», expresa su fundadora.

Como parte de este propósito y en un compromiso también con las mujeres,  hace nueve meses cuentan con un proyecto llamado Wunder Woman para personal branding exclusivo para el género femenino. “La empresa tiene distintas unidades de negocios y esta es una de ellas, orientada al empoderamiento de mujeres a través del desarrollo de sus marcas personales. Hay un despertar ampliado del género femenino que es súper positivo, y lo he notado con este proyecto”, explica Nicolle.

La idea de este programa partió hace cuatro años, cuando la empresa tenía muchos clientes, pero el 90% de ellos eran hombres y muy poco conectados con su negocio. «Negocio era igual a rentabilidad, no tenían propósito ni apego con su desarrollo, entonces empecé a tener algunas clientes y me fui dando cuenta que por lo general nosotras buscamos alinear todo: propósito, fuente de ingreso, tiempo libre y laboral, familia, ayudar a la gente y objetivos de vida, por lo que la demanda femenina al desarrollar un negocio es mucho más exigente y con una mirada más integral», detalla Nicolle en base a su experiencia.

Es así, como entendiendo que existía un patrón definido y un ideal laboral mucho más complejo que el de un hombre, percibió que no podía existir un trato igual, porque en general, había que ir un paso más adentro cuando se vinculaba a emprendedoras. Observar y ser parte de esta dinámica propia de la mujer, más sus estudios sobre perspectiva de género, la llevaron a reestructurar el programa casi por completo.

“Cuando hablas de personal branding -imagen- te vas a la asesoría de imagen, el look, el fashion emergency. Mi programa tenía eso, en alianza con varios centros de estética, pero ¿Cuánto te dura? Te dura la llegada  a la casa y se acabó ¡No trabajábamos el problema de fondo! Que tenía que ver con la aceptación de su propia imagen, y obviamente si yo no tenía los conocimientos iba a pecar de eso y, de hecho, mi tesina del diplomado fue poner a exposición mi propio programa, que te diría que aún está en transformación porque es súper complejo el proceso porque cada persona requiere un trabajo particular que previamente conlleva una limpieza de influencia externas para que no sea un cambio superficial”, asevera Knüst.

Un desafío dentro de su empresa que ha tenido mucho éxito y que es necesario, declara, ya que en seis años de experiencia con Wunder Group ha tenido más de 100 clientes de distintos países del mundo que le han permitido a Nicolle tener también una riqueza más amplia sobre los perfiles de personas y cómo trabajar con cada uno de ellos.

Aprendizajes

“Yo creo que hoy las conclusiones que saco de mi decisión de vida y empresa es la importancia de anicharse, porque cuando uno está partiendo no tiene mucha propiedad ni conocimiento para decir este es mi nicho.  Yo venía de trabajar de una empresa norteamericana grande llamada Socialatom Ventures de Andrés Barreto, hoy cofundador de Grooveshark, Pulso Social y otros emprendimientos. Ahí me acerqué mucho al mundo startups y cuando comencé mi empresa consideré que era mi nicho. En ese tiempo, a través de Socialatom, mis clientes eran cuentas grandes como Netflix, y Evernote, pero por el ecosistema donde trabajaba -Telefónica Open Future, coworking de la telefónica-  noté que muchos emprendimientos de Startup Chile de Corfo tenían las mismas necesidades que una marca grande», comenta Nicolle.

Además destaca que  fijar un mercado también fue clave, ya que hoy están enfocado en empresas de Tecnologías de la Información, lo que ha acercado muchísimo a las STEM, con muy buenos resultados. “Me gusta lo que hago, es bonito, porque desde los emprendimientos ‘más duros’, como la venta de cables, hasta la búsqueda de emprendimientos de servicios de salud todos tienen en el fondo el mismo potencial de comunicación. Siempre hay algo que comunicar ¡La comunicación es súper vigente y un dolor de todo el mundo y me encanta contribuir en eso!

Finalmente, tras este camino distinto que ha construido y el potente trabajo que realiza con enfoque en empresas y mujeres,  Nicolle Knüst recomienda a quienes estén en esa etapa de disyuntiva sobre su futuro que armen un plan, busquen referentes, vean cómo se quieres ver en una determinada edad. «Hoy estoy como imaginé estar a mi edad actual y, por eso, creo que es importante visualizarse, porque hay caminos recorridos que otra gente ya ha hecho y sirve aprender de esas experiencias. «Tenemos que conectarnos con nuestros propios deseos, pero siempre en equilibrio, y eso es parte de lo que puse en práctica y hoy transmito», concluye.

 

 

Contenido patrocinado por Chrysalis y Convocatoria Mujeres&STEM

Este contenido ha sido desarrollado gracias al patrocinio de nuestros partners chrysalis en el marco de su convocatoria mujeres en STEM, la cual busca promover una convocatoria en donde se potenciarán proyectos de innovación en las áreas de STEM con foco en mujeres, debido a la alta desigualdad en equidad de género que se encuentran estas disciplinas. Conoce más de la convocatoria haciendo click acá abajo.

Compartir publicación:

ANUNCIO

LECTURAS SUGERIDAS

ANUNCIO

El Pasaje Box Anuncio