Karina Durney, fundadora y directora TWGroup: “Las mujeres tenemos una capacidad de resiliencia y transformación que debemos aprovechar”

Karina_MI-priscila

Ingeniera en Informática, Ingeniera Comercial y con Master en Innovación, Karina Durney ha desarrollado una larga trayectoria laboral y reconocimiento en el ecosistema emprendedor. Hace siete años dueña de su propia empresa, TWGroup, y profesora en la Universidad Adolfo Ibañez, además, desde el 2018 presidenta de la Mesa Ecommerce de la Cámara Regional del Comercio Valparaíso, desafíos que la han transformado en una mujer referente en STEM. Te invitamos a conocer esta nueva historia de nuestra sección mentes inspiradoras.

Alegre y con mucho entusiasmo, Karina Durney comienza la entrevista. Pensé que preguntar sobre su carrera académica sería sólo una introducción, pero es tanta la historia vinculada a ella, que te invitamos a conocerla.

En 1993, ingresa a su primera carrera, Ingeniería en Informática en la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, carrera que pese a ser muy masculinizada, a ella le llamó la atención ¡Se atrevió! Luego de hacer su práctica, con tan sólo 22 años comienza a trabajar. Fue Ingeniera Desarrollo de Sistemas los primeros nueve años que dedicó a la empresa multimedial Medios Regionales. Un desafío, que, en paralelo, enfrentó estudiando su segunda carrera: Ingeniería Comercial en la Universidad de Valparaíso.

Anuncios
El Pasaje Banner Large Anuncio

“Entre 2003 y 2005 tuve a mi primera hija y saqué mi nueva carrera. Trabajando y en modo mamá. Estudiaba de noche para ser ingeniera comercial cuando quedé embarazada, pero lo complementé super bien”, destaca Karina, agregando, entre risas, que los profesores le decían que estaba haciendo trampa en las pruebas porque respondía entre dos.

Con esta nueva especialización y excelente labor en la empresa, abre camino en Medios Regionales a su primer cargo de liderazgo como Jefa del Departamento Sistemas y Tecnologías, gestionando infraestructura de TI, plataformas, soporte, plan de inversión y redes y ,posteriormente, Jefa de Proyectos de TI.

Una última patita como dependiente que también enfrentó estudiando, esta vez un Magíster en Innovación en la Universidad Adolfo Ibañez, que sin querer queriendo, le abrió paso al ecosistema de emprendimiento.

Esta decisión me cambió la cabeza completamente porque tuve que hacer una gira por Silicon Valley y cuando estuve allí -que todo el mundo lo relaciona con emprendimiento, innovación, google y grandes universidades- realmente pude conocer el ambiente y ecosistema. Esto fue en el 2011 y … realmente quedé loca con su cultura”, relata Karina.

Mujer independiente

“En chile lamentablemente somos muy chaqueteros, entonces no contamos nuestros fracasos, pero los errores son los que te permiten crecer. Acá eso es ser loser, no que lo has intentado mucho y en Silicon Valley es totalmente distinto. Eso me encantó y volví tres veces”, puntualiza la ingeniera.

A su regreso, tras vivir la experiencia del viaje y reflexionar sobre los 17 años que llevaba en la misma empresa, opta por realizar su tesis en algo que le permita emprender. “Dije, chuta, tengo un trabajo de magíster y no quiero terminar y guardarlo en una carpeta en la biblioteca y decir: esta fue mi tesis. Tantos años trabajando y experiencia, que me propuse hacer mi emprendimiento”, cuenta Karina.

Un año se demoró en armar la idea de negocio, afortunadamente con muchas alineaciones a su favor: la aprobación del tema por parte de los profesores y la adjudicación de un Capital Corfo. Tenía todo para emprender. Así fue como se atrevió a dar el salto, dejar la empresa y comenzar una vida independiente, la que complementó con la posibilidad de ser profesora de la misma casa de estudios donde realizó el magíster y que le permite compartir toda la experiencia que ha adquirido desde TWGroup.

“Desde eso llevo siete años, casi ocho, emprendiendo y haciendo clases; las dos cosas al mismo tiempo y estoy feliz. Ha sido una montaña rusa, porque comencé en 2012 cuando recién estaba creciendo el apoyo, entonces dejar todo por emprender era ¡guau! Algo muy loco”, precisa.

Reconoce que ha sido duro el proceso de emprender, pero el esfuerzo es clave. “Yo no siento que tuve ventajas por ser mujer, por eso digo siempre que para lograr vender y levantar capital es puro esfuerzo. Hoy tengo pequeños y grandes clientes en TWGroup, que me ha costado muchas reuniones, conversaciones y presentaciones y siempre buscando y convenciendo desde el uno a uno”, agrega.

Con su empresa, actualmente se encuentra desarrollando dos proyectos: Simple Gestión, un software enfocado a los pequeños negocios que se están empezando a digitalizar y un Marketplace regional que buscan replicar en otras regiones o gremios.

Y en su movida vida, de mujer y madre, hace tres años también es Presidenta de la Mesa Ecommerce de la CRCP, desde donde ha podido incentivar la digitalización y desarrollar el cyber regional; una iniciativa que en octubre tendrá su quinta versión.

En suma, la Mesa Ecommerce también lanzará en septiembre el Marketplace gratuito para pymes y emprendedores de toda la región de Valparaíso. Una plataforma, que cuenta con el apoyo de Corfo, y busca ser el gran mall virtual para el ecosistema emprendedor.

Digitalización y equidad de género

Hoy en día siente que hay dos cosas que ya se posicionaron: la digitalización, como algo positivo de la cuarentena; y, aunque suene raro, -dice- ser mujer. Hoy ser mujer es una ventaja porque muchas empresas, universidades, gremios, proyectos y postulaciones buscan cuotas femeninas para balancear los equipos.

“Sin duda esto es algo positivo y me gusta porque se dieron cuenta de que somos necesarias, que aportamos. No somos mejores ni peores que los hombres, nos complementamos, tenemos esa cuota de analítica, empatía y de ver las cosas que a veces el género masculino no ve. Los puntos de vista de ambos son necesarios cuando trabajamos en equipo, es sano estar balanceados y las empresas recién hoy están entendiendo y haciendo algo al respecto” , comenta Karina.

Es consciente también que esto depende en gran parte de las propias mujeres, ya que en el área en que se desarrolla (tecnología, programación, desarrollo de software y aplicaciones) hay pocas. “Yo recientemente busqué gente para ampliar mi equipo y en menos de un mes contraté a cinco personas, pero ninguna mujer, porque pese a que el cargo era amplio y remoto sólo una presentó interés y no asistió a la prueba técnica. Eso me preocupa, que haya pocas mujeres codeando. En STEM, diría que la T me preocupa muchísimo ¡Hay pocas y se necesitan más!”, enfatiza.

Su diagnóstico al respecto, es que los colegios no fomentan las tecnologías en los niños y niñas, ya que deberían desde chicos aprender a programar, como así también a innovar y emprender.

Las mujeres tenemos una capacidad de resiliencia y transformación que debemos aprovechar. Por naturaleza creamos y damos vida, entonces, sobre todo en este periodo de reconversión laboral que se está produciendo, las mujeres que quieran aprender cosas nuevas que lo hagan. No necesitan estudiar en la universidad, hay cursos gratis. Y bueno, la programación es una carrera del futuro, de ahora, entonces si alguien está pensando en qué trabajar créanme que el campo de la informática, las tecnologías y el software es tremendo y se necesitan mujeres ¡esa es mi invitación!

Pero desde su rol en la CRCP también analiza el rol de la mujer en el último tiempo y comenta que cuando partió como directora eran tres mujeres las que lideraban mesas, y hoy la cuota femenina ha ido en aumento absoluto. “Es más, en la Gobernanza de Innovación y Emprendimiento, se han preocupado de invitar a muchas mujeres también”, detalla Karina.

“Lo que pasa a veces es que siempre terminamos siendo las mismas, porque las mujeres tenemos tantos roles a la vez que siento que nos cuesta tener el tiempo para visibilizarnos o participar en más proyectos ¡Esto está mal! Es un problema que debemos resolver con el tiempo, pero afortunadamente y, me pone muy contenta, el machismo ha decrecido”, concluye esta gran mujer referente en STEM.

 

 

Recuerda que puedes  postular a la convocatoria Mujeres&STEM acá

Compartir publicación:

ANUNCIO

LECTURAS SUGERIDAS

ANUNCIO