El Pasaje Banner Large Anuncio

Carla Fica, socia fundadora Petrün Consultores: “Debería ser mucho más cotidiano y no un privilegio poder aprender a emprender”

carla3

Oriunda de Limache y con una gran pasión y sensibilidad por la innovación y trabajo social, Carla Fica comienza a relatar su historia. Aunque algo tímida al principio, rápidamente se abre a reflexiones y experiencias vinculadas a sus cinco roles actuales que, sin duda, la posicionan como una mente inspiradora para nuestro ecosistema.

Carla Fica, es Licenciada en Trabajo Social de la Universidad Santo Tomás. Estudió en la sede de Viña del Mar, principalmente vinculada a poder hacer las transformaciones sociales que muchos jóvenes sueñan, de manera un poco utópica al comenzar la carrera y, en el caso de Carla, mientras cursaba segundo medio por ejemplo de su madre.

A lo largo de sus decisiones sobre cómo transformar todo y hacer cambios, éstas fueron tomando matices hacia algo mucho más comunitario, entendiendo que desde las comunidades ocurre la transformación.

Anuncios

“Durante mi etapa en la universidad participé de muchos seminarios siempre tratando, desde la misma profesión, aportar al ecosistema académico y de investigación y ahí nace mi bichito exploradora de cómo hacer un match entre el desarrollo más comunitario y las necesidades. Aquí se va forjando mi emprendimiento Petrün Consultores, que se concreta en 2015 luego de terminar mi carrera y con el apoyo de amigos de la vida que  tenían la misma búsqueda que yo pero desde sus propias disciplinas”, comenta Carla.

La empresa busca entregar servicios con un sello en la triple acción con dimensiones en lo social, empresarial y medioambiental. “Tal como el ser humano es complejo y dinámico, el ecosistema también lo es, por lo tanto debe existir este triángulo virtuoso para visionar lo que realmente pasa y quieren los territorios, y era algo que faltaba”, agrega Carla.

Vínculo con los territorios

En suma a Petrün Consultores, Carla también se desempeña hace más de tres años como coordinadora de intervención territorial en TECHO Chile, donde se vincula directamente con las comunidades justamente desde una mirada transformacional con  familias que viven en campamentos sociales.

“En este trabajo desarrollo mucho mi visión respecto al emprendimiento de ojalá verlo como una oportunidad y no una necesidad, ya que al encontrar un nicho, una forma distinta de dar respuesta a una problemática, e integrar innovación es cuando realmente perdura una idea. Para lograrlo, hacemos un recorrido con instituciones y empresas que permitan formar y desmitificar un poco que se necesita mucho dinero para poder emprender o tener una idea muy muy brillante”, explica Carla.

Durante la crisis socioeconómica relata -con entusiamo- que este aprendizaje ha sido mucho más armónico y fácil de entregar, ya que a través de acciones territoriales, como las ollas comunes, ha podido explicar a mujeres y hombres que en esa acción tan genuina y social debieron inconscientemente definir aspectos del proceso de emprendimiento/innovación tales como: detectar un problema (gente no tenía dinero para alimentarse), buscar una solución (organizar ollas comunes), establecer alianzas (con los proveedores de los insumos), entre otros aspectos.

Pero su pasión no la detiene y el tiempo de una jornada laboral tampoco, ya que gracias al reconocimiento de Fundación Piensa como Joven Líder en 2015, por Petrün, en 2018 es nominada por la Corporación Mujeres Líderes para Chile (donde colabora hace seis años) para ser miembro de la Red de Jóvenes Políticos de las Américas de la OEA y Fundación Ciencias de la documentación, que desde la acción social y conciencia colaborativa busca hacerse cargo de lo que está pasando y de las acciones políticas que deben ocurrir para generar un cambio verdadero. “¡Hacernos cargo hoy a nivel latinoamericano!”, recalca.    

Innovación social

También desde hace un año es docente en la Universidad Santo Tomás, donde está a cargo de asignaturas como Taller de Habilidades para la Innovación Social, Acercamiento Profesional, Metodologías Participativas y Diseño de Investigación Social. Es en función de este cargo donde ha puesto en práctica enseñar ahora a un target más joven, ocupando dinámicas desde lo cotidiano para que la innovación social y el emprendimiento estén al alcance de más personas.

“He visto pasar a muchos por el valle de la muerte, que algunos le temen, pero cuando uno se lanza a emprender y lo vive, es doloroso, pero sales adelante y sobre todo cuando está acompañado. Por eso, es importante no dejar de crear e innovar, ya que además para mí eso en reinventar y desde este concepto la creatividad surge con mayor facilidad”, precisa Carla.

Entre las acciones que se aplican para enseñar innovación social, Carla explica que un ejercicio que le resulta muy útil para aplicar con generaciones centennial  es “salvar un huevo”, donde cada uno debe decidir si salva 3, 2 o 1 y proponer un prototipo de cómo salvarlo si cae de una cierta altura.

“Los chiquillos van aprendiendo en base a ello y a partir de sus errores y esto es algo fundamental también que se trabaja en este tipo de cursos, porque se van soltando, desarrollan una ‘chispa’ para pensar y decir: ¡puedo hacer esto y esto otro¡ Creo que en la región hay muchos potenciales futuros emprendedores, pero tienen miedo de salirse de lo tradicional y  encantarse también con este nuevo mundo, que no es fácil, pero vale la pena. Siento que debería ser mucho más cotidiano y no un privilegio poder aprender a emprender, ya que en Santo Tomás, porque estudié y hago clases, sé que es algo que les importa, pero no ocurre en todas las universidades”, reflexiona.

Finalmente, sobre su mirada del ecosistema actual, Carla asevera que en tiempos de crisis surge la oportunidad de hacer cosas nuevas, de atrevernos a presentar y crear ideas aprovechando las alternativas que surgen como nuevos fondos, concursos y talleres gratuitos de capacitación, que se atrevan a postular.

“Debería ser mucho más cotidiano y no un privilegio poder aprender a emprender, por eso valoro mucho el trabajo que realiza La Quinta Emprende, Santo Tomás, y otros organismos locales para que esta oportunidad se democratice y llegue a cada vez más personas”, concluye muy ilusionada Carla Fica.

Compartir publicación:

ANUNCIO

El Pasaje Box Anuncio

LECTURAS SUGERIDAS

ANUNCIO