El Pasaje Banner Large Anuncio

Opinión: Reinventarnos, la economía debe cambiar

Macarena Gatica

Creo que está claro que las cosas ya no serán lo mismo, no podremos volver a funcionar como lo hacíamos hace unos meses atrás. ¡Nuestro comportamiento debe cambiar, la economía debe cambiar!

Deberíamos ya pensar en una economía de pandemia, en buscar soluciones fuera de la caja, aunque no necesariamente tenemos que inventar la rueda. Tenemos que pensar cuáles son las necesidades, las costumbres y demandas de los consumidores que no están satisfechas en pandemia y a futuro.

Por ejemplo, lo que se necesita ahora es mejor servicio orientado a las exigencias de la pandemia, como por ejemplo, vigilantes que velen por el cumplimiento de la distancia social, la preferencia de los adultos mayores y por todas las nuevas normas que debemos aprender y que permitirán que la actividad productiva vuelva.Y lo que se necesita ahora y a futuro es mayor delivery, pero uno que esté bien regulado, con responsabilidades asumidas por todos los actores.

Anuncios

Necesitamos más innovación, alternativas que impulsen el comercio de barrio, más economía circular que permita la reutilización de insumos, más cooperativas. Reinventar las reglas, tal como los emprendedores, que se han reinventado en esta situación, con cosas tan simple como cambiar su cadena productiva para derivarla a la fabricación de mascarillas, hasta innovaciones más sofisticadas como una billetera electrónica en el celular conectada con negocios de barrio.

Acá el Estado puede y debe jugar un rol importante. Tiene sentido que en vez de solo actuar de forma asistencialista actúe como impulsor de estas actividades, reactivar la producción y al mismo tiempo generar empleo, siempre teniendo presente la contingencia que estamos viviendo.

Medidas como subsidiar la contratación en áreas que permitan mejorar, controlar y administrar el tema sanitario permitirían conjugar la salud y el empleo.

A eso me refiero con economía de pandemia, generar actividad cuidándonos y educando a la población. Economía de pandemia que, además, debe tener distintos horizontes de tiempo, hay cosas que se deben hacer ahora y otras a mas largo plazo.

Debemos repensar la forma en que nos movilizamos: no tiene sentido limitar la reunión social a 50 personas y que en las micros, que tienen un espacio muy reducido, puedan llevar un número similar o mayor de pasajeros, lo mismo que ocurre en el metro. Si las autoridades afirman que los medios de trasporte público no están funcionando a plena capacidad, no tiene más sentido sacar a las calles todo el parque de buses y ocupar todos los trenes del metro dando empleo a todos los chóferes y a quienes mantienen esos medios de transporte, pero que funcionen con un limite menor de pasajeros para evitar contagios? No es mejor fomentar ese empleo que dar bonos?

Las cuarentenas no serán sostenibles: en algún momento las personas, sobre todo aquellas que no tienen trabajo, necesitarán salir para generar ingreso, situación que ya se está viendo en Santiago.  Por ello es importante impulsar la actividad económica, pero no de la manera en que se está ejecutando ahora que es sólo a través de subsidios  que por lo general son decrecientes y/o insuficientes en términos de ingresos familiares y porque simplemente eso es insostenible en el tiempo, lo que deriva en que el manejo sanitario se haga más complejo porque las personas tienen la necesidad de salir a realizar actividades informales sin medidas básicas de cuidado.

¡¡¡Vamos!!! A reinventarse como los emprendedores. Es importante entender que debemos cambiar, tratando de compatibilizar salud, educación ciudadana y empleo.

Compartir publicación:

ANUNCIO

LECTURAS SUGERIDAS

ANUNCIO

El Pasaje Box Anuncio