Opinión: Prioridades, obligaciones y control

Rodrigo Sion

Compartir publicación:

«Sorpresa» generó acuña una nota en un diario nacional, al hacer referencia al anuncio de la llegada al directorio de Cencosud de Felipe Larraín, hasta octubre pasado ministro de Hacienda y quien fuera encargado de las finanzas públicas en los dos gobiernos de Piñera. En esta misma junta se definió la repartición de 91 mil 360 millones de pesos entre sus accionistas, donde la familia Paulmann tiene más del 50% de los títulos. En tanto, la filial Cencosud Shopping distribuirá 93 mil 820 millones de pesos. El holding Cencosud, también acogido a la «ley de Protección al Empleo», repartirá 80% de sus utilidades de 2019, alrededor de 220 millones de dólares.

La ministra Zaldívar comentó en un foro virtual sobre la Ley de Protección del Empleo: “aquellas empresas que no se han visto afectadas continúen con el pago de remuneraciones y entregándoles mejores condiciones a sus trabajadores”. Cencosud, como toda empresa, si se ha visto afectado, y fuertemente por su amplia diversificacion de productos y servicios… pero prioridades son prioridades, y esto esta implícito en los dichos oficialistas.

Estas acciones y discursos se dan antes y durante el Día de Trabajador en donde se pudo apreciar la aplicación indiscriminada de la fuerza pública de Carabineros a personas, manifestantes, dirigentes sociales, políticos y  personal de prensa.

Anuncios
El Pasaje Banner Large Anuncio

La «sorpresa» esta demás en el anunciado. Aquí hace una presentación en el espacio público de prioridades (capital), obligaciones (al poder y su retención), y control (orden público). Una cultura trabajo: bajar costos y coacción, sino ¿cómo pretende la gente que salgamos adelante?

Qué es prioridad al capital sino la repartición de utilidades millonarias a los accionistas junto a la suscripción a la Ley de Protección al Empleo. Qué es Hernán Larraín como director, independiente de su incuestionable capacidad de gestión y técnica, que la mantención de redes de poder e influencia entre empresa, capital y política de la élite. ¿Esta será una única manera de ver la acción de las empresas? Desde la Economía Social se puede enriquecer y transformar esta mirada.

Mirada desde la Economía Social

La crisis de la economía real generada por la pandemia deja al descubierto discursos obsoletos frente a los desafios de un desarrollo sostenible humano y adecuado a la superación de la crisis sanitaria y social. La Economía Social puede plantearse como una alternativa al modelo capitalista desde nuevos propósitos, modo de organización y desde cambios en la forma de prioridad de las empresas.

Este ejercicio puesto en escena en el cooperativismo, las empresas certificadas (B o de la Economía del bien común), o cualquier otro paradigma deberá dejar de lado, en ninguna de sus expresiones, el observar y reflexionar (para sí misma y para su entorno) respecto del sistema socio-económico y medio ambiental en que desarrolla sus acciones y da sentido a tu trabajo. Un programa económico debe enriquecerse con códigos y claves de la educación, la política y la vida en común, no solo de la disputa renta/no-renta.

Heinz von Foerster comenta en su obra que «no se puede ver que no se ve lo que no se ve».  Esperemos ver si en los medios de comunicación se califica como «sorpresa» algún anuncio que destaque el buen precio de las flores disponibles en los centros comerciales en tiempos de crisis, y cual será nuestra observación al respecto.

Compartir publicación:

ANUNCIO

LECTURAS SUGERIDAS

ANUNCIO