Tips: Aprende a mantener tus finanzas en tiempos de crisis

Mantener las finanzas ordenadas en tu empresa es esencial para poder operar y planificar con claridad y más cuando se atraviesan contingencias de emergencia como el Covid-19. Para ello, te traemos algunas recomendaciones de la mano de un especialista en la materia.

En tiempos donde la incertidumbre en la economía nacional recae principalmente en las pymes, es necesario hacer un alto en el trabajo y cuestionar si las prácticas y gestiones en tus finanzas están preparadas para enfrentar situaciones de crisis, donde la ventas pueden bajar de forma considerable. Ante este escenario, te traemos algunas recomendaciones que puedes aplicar en tu negocio de la mano de Felipe Urzúa, gerente general de Chipax, empresa dedicada al control de flujo de caja para pymes.

«Antes que todo, con o sin crisis, es necesario mantener las finanzas separadas en cuentas corrientes distintas, dependiendo del tamaño de la empresa. Esta es una problemática que se da mucho en  empresas chicas, que llevan todo el dinero en la cuenta personal del dueño, entonces eso hace que sea muy difícil mantener un orden y saber diferenciar cuáles son tus gastos y los de la empresa», indica Felipe. 

A continuación sus recomendaciones:

Orden en flujo de caja

Un factor que considero de suma importancia en cualquier época, es tener muy ordenado el flujo de cajas. Se debe tener conocimiento de cuánta plata va a entrar a mi empresa en los próximos días y cuánto va a salir, tener claro las obligaciones de pago con los proveedores, pago de impuestos, las remuneraciones, todo esto permitirá una buena planificación y poder saber efectivamente si tendré o no dinero la próxima semana en caso de que me bajen las ventas, y eso salir a recaudar. Para eso, hay que hacer todo lo anterior con tiempo.

Plan de contingencia

Para enfrentar épocas críticas es clave un presupuesto bien armado para cada una de tus lineas de negocio, cada centro de costo con cada uno de tus productos o servicios. Con este presupuesto, tener claro qué es lo que pasaría en una situación de crisis, es decir, si tienes el servicio A, B y C, y vender el servicio C es prácticamente imposible porque depende de variables personales, es algo que deberías saber.

Potenciar canales efectivos

Otro ejemplo, si tengo varios locales y una tienda online, claramente las tiendas que están dentro del mall tienen que cerrar, entonces se tiene que considerar esta situación en el presupuesto. También saber cómo podría potenciar los canales que todavía pueden vender, sobre todo los digitales, que son lo que pueden vender y probablemente estén tomando más fuerza.

Adaptar estrategias de marketing

Considerando otra área, es necesario analizar las estrategias de marketing, ya que claramente aquellos canales que funcionaban hace dos semanas no son los mismos que funcionan hoy en día. Hay que saber adaptarse y aprender a vender sin ser tan presencial.

Planificar en tiempos libres

En situaciones actuales, se puede aprovechar los tiempos que otorga la contingencia para comenzar a trabajar en aquello que se relaciona a estrategias, la medición y el orden de la empresa, aristas que normalmente no podemos dedicarnos en el día a día, ya que solemos llenarnos de trabajo operacional. Ahora está la realidad de que hay menos flujo en las salas de ventas o en las tiendas, lo que permite poder dedicarse a otras cosas, como planear y así poder salir mejor en finanzas cuando la economía se recupere.

Como ejemplo, puedes empezar a medir cuáles son tus mejores productos y o servicios y así decidir en cuáles poner énfasis. Hay que hacer el ejercicio de echar una mirada para atrás y analizar todo lo que has vendido y cuánto te has gastado en cada una de ellas y así entender mejor la rentabilidad de mis servicios. Normalmente, uno vende y no se está mirando constantemente qué tan rentable es, al final uno lo calcula en el precio, pero en la práctica cambian las cosas.

Leave A Reply

Your email address will not be published.