Pyme tecnológica implementa puntos de carga de la tarjeta del Metro Valparaíso fuera de las estaciones

La iniciativa contará con más de 50 puntos tecnológicos disponibilizados en diversos establecimientos como kioskos, panaderías, farmacias, tiendas abarrotes, etc, de las principales comunas por las cuales transita el tren, para que los usuarios tengan una experiencia digital de carga avanzada y descentralizada, en espacios libres de aglomeraciones.

En la Región de Valparaíso los usuarios del Metro -y sus medios de transporte asociados, como los buses presentes en Quillota y Calera- normalmente deben acudir hasta las estaciones del sistema para poder cargar sus tarjetas de transporte y poder pagar los pasajes. Gracias a un innovador desarrollo tecnológico en silencio, esto ya no es necesario ya que comenzó a funcionar un plan que instaló decenas de puntos de recarga en diferentes lugares del Gran Valparaíso.

La medida tomada con el objetivo de aumentar la capilaridad de la red, entregar un funcionamiento más integral para los usuarios, a la vez de evitar las aglomeraciones en sectores de espacios reducidos del Metro de Valparaíso (y prevenir contagios de enfermedades), considera más de 50 puntos de carga dispuestos en las comunas del Gran Valparaíso por donde transita el tren -como Limache, Quillota, Calera, Villa Alemana, Quilpué y Valparaíso-, donde los usuarios podrán cargar fondos a sus tarjetas con dinero en efectivo.

Esta implementación tecnológica fue desarrollada por la alianza entre las pymes Max Fácil y JJD -empresa líder en el desarrollo tecnológico de soluciones transaccionales digitales que aportan modernidad al país- quienes ya han participado de la creación de plataformas para mejorar los transportes de las regiones de La Araucanía y del Bío Bío.

Manuel Bustos, gerente de nuevos negocios de JJD, explica “el sistema de transporte de la región, particularmente el Tren de Valparaíso y sus vehículos asociados ahora tiene incorporada tecnología de punta en materia de pagos y recargas, entregando a los usuarios una experiencia más rápida (hasta 30% más veloz), cercana (por no tener que acercarse a las estaciones) y segura, ya que es una implementación que cuenta con diferentes protocolos de verificación, más seguro que una transacción bancaria”, indica.

Estos 50 puntos -que van de la mano con igual número de bases de hardware, suerte de mini antenas que entregan la conectividad- estarán activados en diferentes negocios y establecimientos, desde kioskos, panaderías, farmacias, puntos de abarrotes y ferreterías; dispuestos en espacios icónicos como Avenida Argentina (cerca del terminal de troles), Avenida Perú en Viña del Mar, “centros” de Quilpué, Villa Alemana, nuevo Limache, Quillota y Calera.

Por lo pronto, el sistema estará siendo usado -en “modo” piloto- entre Marzo y Agosto de 2020, donde la idea es poder revisar el funcionamiento para luego analizar la extensión de la solución a todos los transportes públicos de la Región.

Leave A Reply

Your email address will not be published.