Makarena Lucero: “La colaboración tiene que ser extrema”

Por Matías García Gatica -LQERevista #25

Si perteneces al ecosistema emprendedor en la Región de Valparaíso conoces a Maka Lucero, sino deberías hacerlo. La seguridad, desplante y claridad conceptual que exhibe la CEO y cofundadora de Esc Working, da claras luces de su experiencia en el área, desarrollando un sinnúmero de proyectos y aportando al desarrollo regional.

Makarena transitó por diez años el rubro gastronómico, combinando más y menos suerte en diferentes proyectos hasta instalar una cafetería dentro de un cowork, allí comprendió la dimensión del ecosistema emprendedor, y cuando notó que los clientes pasaban más tiempo en su local que en el espacio colaborativo, dio el gran salto de su vida. Hasta ahora.

Atendiendo la necesidad de generar espacios disponibles para emprendedores, que se aparten del modelo clásico de negocios, albergando en su lugar proyectos sociales con sus objetivos particulares, comenzó a idear lo que hoy el ecosistema emprendedor de la región conoce como Esc Working, la plataforma para el desarrollo social, personal y económico.

Maka recuerda que: “observamos que el modelo de formación de las startup estaba enfocado exclusivamente en innovación tecnológica, pero no habían espacios que albergaran emprendimientos de impacto, ya sea social, ambiental o de procesos”.

Al principio “todos nuestros primeros pasos fueron en base al trueque, empezamos en 2017 y de a poco nos hemos podido consolidar y ganar territorio, que luego se quedó chico, antes nuestra oficina de 11 Norte tenía la mitad de espacio que en Esc y el traslado es gracias al aumento sostenido de clientes y la consolidación de redes de apoyo, actualmente nuestro espacio es de 400 m2”, comenta satisfecha los avances que ha materializado.

Esc Working se ubica en 2 Norte 965, en el ex edificio de la Unión Comunal de Clubes de Adulto Mayor, hecho muy significativo ya que uno de los pilares del trabajo que realizan es precisamente cubriendo necesidades de desarrollo del adulto mayor, a través de programas de inclusión y ocupación.

Gestionando iniciativas como “Enchúfate” y “Como Roble”, aportan positivamente en diferentes comunidades, generando redes de contacto y potenciando el impacto social del ecosistema regional en diferentes niveles, recurriendo siempre a la asociatividad como factor elemental.

Así fue como nació en un principio ESC, cuya sigla representa al Emprendimiento Social Colaborativo, pero también lo pensamos como tecla de escape a un sistema que estaba saturado y carente de alternativas para el flujo de ideas”.

Redefiniendo al emprendimiento

Makarena es clara al señalar que “no veo el emprendimiento como un negocio que siempre genera utilidades o lucro, sino como el inicio de proyectos de impacto que pueden desembocar en muchas posibilidades, dependiendo de sus objetivos y el trabajo colaborativo, ya que solos no podemos construir desarrollo”.

La colaboración tiene que ser extrema, podrá sonar romántico pero hay muchas instancias donde la colaboración no es real. Nosotros conocemos personalmente a nuestros contactos y ellos ven en nosotros algo más que puro financiamiento, compartimos sus motivaciones a la hora de innovar y también sabemos en qué los podemos ayudar, guiar u orientar”.

En ese sentido, desde Esc Working firmaron recientemente la acta de interdependencia para formar la primera Comunidad B de la Región de Valparaíso, dando un paso importantísimo para la consolidación de un ecosistema con intenciones agrupadas en objetivos comunes. Las “Empresas o Comunidades B” persiguen integrar los impactos económicos, sociales y ambientales en una misma hoja de ruta o alineamiento estratégico.

“En nuestros primeros proyectos trabajamos con estudiantes recién egresados, intercambiando clientes por servicios, para dar una plataforma que permitiera demostrar sus habilidades sin demostrar experiencia. De a poco se nos acercaron emprendedores con diferentes proyectos y públicos objetivos, ahora ya aportamos directamente a cambiar la industria regional y promoviendo la creación de empresas B”

Makarena Lucero, Esc working y todos sus proyectos mantienen un crecimiento sostenido dentro del ecosistema emprendedor regional que asombra. Su hitoria, experiencia y visión de la realidad son puntos de referencia necesarios para reconocer desafíos y necesidades de nuestro territorio, frente a las cuales pone su esfuerzo, ideas y dedicación.

Revisa otros contenidos de nuestra revista N°25 aquí.

Leave A Reply

Your email address will not be published.