Sven von Brand, Miembro Directorio Video Game Chile: «En Valparaíso se ha generado una cultura emprendedora en el desarrollo de videojuegos, porque a diferencia de otras regiones, acá predomina la idea de que sí se puede»

Sven von Brand, quien desde Quilpué lidera también su propia empresa de videojuegos: Abstract Digital Works, ha participado y gestionado el naciente polo creativo de este tipo de industria en la Quinta Región. Un ecosistema local que desde 2009 se ha visto crecer de forma ascendente.

Con tenida relajada y audífonos rodeando su cuello, Sven von Brand, emprendedor y profesor en dos universidades de la región y otra en Talca, espera puntual para la entrevista. Es que con su experiencia como desarrollador de videojuegos en su propia empresa, académico y participación en el directorio de Video Games  (VG) Chile es uno de los referentes en la industria creativa en la Quinta Región y nivel nacional.

Una sumatoria de trabajos y colaboraciones que tuvo su génesis en la infancia de Sven,  esto gracias a un Nintendo de regalo que no pidió y con el que desarrolló el gusto de jugar en esta plataforma junto a su hermano, a pesar de la negativa de su padre. El pasatiempo le generaba grandes alegrías y fomentaba su imaginación creativa, quien más que jugar le gustaba crear personajes y definir su narrativa. Una situación que finalmente su papá comprendió y anuló sus restricciones.

Sortear dificultades, cultivar la perseverancia y creatividad fueron tres cualidades que marcaron su infancia y que serían fundamentales para incursionar en su pasión actual: desarrollar videojuegos. Un camino que en un principio no sabía cómo abordar, ya que varias carreras universitarias llamaban su atención, entre ellas Diseño Gráfico y Antropología, pero su papá, ahora aliado, lo invitó a la feria Linux, un encuentro de softwares libres que dio en el clavo para decidir qué estudiar:  Ingeniería Civil Informática en la USM.

Universidad: jugar para innovar

Siempre con el foco en su pasión desde niño, Sven junto a sus compañeros sansanos crearon en 2009 «USM Games», agrupación estudiantil que tenía por objetivo la creación de videojuegos y en la que Sven fue coordinador un par de años. En este espacio se las ingeniaron para organizar eventos competitivos como hackatones e instancias para construir en pocas horas un primer prototipo de videojuego. La actividad tuvo buena recepción y se mantuvo periódicamente entre 2011 y 2018 en dicha universidad.

Gracias a esta agrupación, los directivos académicos se percataron del gran foco creativo y decidieron impartir dos nuevas asignaturas en informática: Proceso de creación de videojuegos y Taller de creación de videojuegos, “gran parte de los estudiantes que entran a Informática es para hacer videojuegos. Era importante tener un área en la carrera para que la gente pudiera encontrarse con este amor que tenían al ingresar a la U”, comenta Sven.

Industria creativa: Desafíos como emprendedor

Entre sorbos de té mentolado, Sven relata que en paralelo a sus labores de profesor incursionó como emprendedor, “intenté hacer mi empresa junto a unos amigos y  postular a fondos de financiamiento. Súper de a poquito viendo qué hacer junto al equipo. Ya en 2013 esto se consolida con un Semilla de Corfo”, cuenta con orgullo mientras hace un alto entre risas para explicar que el nombre de la empresa Abstract Tinker lo cambiaron, “casi nadie conoce la palabra tinker, así que lo modificamos a Abstract Digital Works”, explica.

Los dos primeros juegos fueron un desafío, el primero fue corto y exitoso a nivel de construcción y el segundo, que trataba de cartas, no cumplió los objetivos, “fue un desastre porque se nos acabó el dinero y el equipo se fue desintegrando. Es súper estresante el desarrollo de un juego, como producir una película”, compara Sven. Los altos y bajos del equipo se vieron suavizados gracias a la compañía del gremio de desarrolladores de videojuegos VG Chile, donde pudieron crear redes dentro de este ecosistema.

Valparaíso como referencia en la industria nacional de videojuegos

Desde la universidad que me relaciono con el gremio (VG Chile), pero ya como empresa asociada nos preguntaron si queríamos ir la feria Game Developers Conference (GDC) en San Francisco en Estados Unidos, que es la feria de desarrolladores de videojuegos más grande del mundo. En ese entonces el stand de Chile, gestionado por ProChile, era pequeño, éramos cinco”, comenta Sven, pero gracias a esa experiencia se vinculó con otros empresarios compatriotas que lideraban videojuegos originales.

Más adelante, Sven comparte que junto a otras seis empresas de la Quinta Región realizaron una postulación asociativa a ProChile para poder asisitir a ferias internacionales. “La ganamos y al año siguiente lo hice para VG Chile. Todo estas gestiones fueron con el fin de inyectarle energía a la región. Hoy somos la segunda región con más empresas de videojuegos de Chile”, relata con orgullo mientras bebe los últimos sorbos de té.

Ya con una mirada evaluadora y con experiencia, Sven  siente que «en  Valparaíso se ha generado una cultura emprendedora en el desarrollo de videojuegos, porque a diferencia de otras regiones, acá predomina la idea de que sí se puede. Somos una industria dominada por sueños e inversiones riesgosas, pero con pasión, actitud colaborativa y objetivos reales es posible permanecer en la industria creativa», concluye Sven. 

Leave A Reply

Your email address will not be published.