Empresa porteña con trayectoria ha dado en el clavo: produce mascarilla antibacterial de cobre que podría prevenir el Covid-19

Con nombre de origen catalán, Couretex descansa en una empresa porteña que data de 1965 y ha sabido sortear las vicisitudes de la vida . Su producto estrella: la mascarilla cubreboca, a saltado a la fama gracias a su poder antibacterial, elemento beneficioso que podría prevenir el virus Covid-19 en Chile y el mundo.

La actual empresa familiar de Oscar Silva junto a su hijo Mauricio no es reciente ni exenta de desastres. Desde 1965 en Valparaíso tenía su foco en la elaboración de implementos de campamento, pero un robo con posterior incendio malintencionado consumió el taller. Con la entereza de su fundador,  gracias a los ahorros, la empresa retomó su función y se trasladó hasta cerro Los Placeres con una baja producción de ropa militar. Una fábrica de bajo perfil que saltó al descubierto gracias al rescate de los 33 mineros en Copiapó, donde estos emprendedores porteños crearon la indumentaria antibacterial con cobre para proteger a quienes estaban atrapados bajo tierra.

Descubrimiento casual

Tres años después de esta recordada contingencia nacional, Oscar estaba junto a su hijo Mauricio haciendo una máquina para otro fin, cuando de causalidad resultó que su función fue adelgazar materiales gracias a las altas temperaturas del vapor. «En ese caso lo utilizamos con cobre y logramos dejarlo como el grosor de un cabello humano y el paso siguiente fue colocarlo en un telar reacondicionado, dos invenciones de mi hijo, para poder fabricar el tejido Couretex. Fue un proceso largo y caro, pero se logró”, cuenta con orgullo Oscar Silva, fundador de la empresa.

Y por supuesto, no se demoraron en patentar su creación. En 2013 registraron el tejido de cobre y hoy cuenta con tres certificaciones: del Instituto Tecnológico SENAI de Brasil; Lictex, laboratorio de la Universidad Santiago de Chile que detalla su efectividad antibacterial contra el Escherichia coli (que produce enfermedades por transmisión alimentaria) y Staphylococcus epidermis (infecciones a la piel); y la última es Intertek, certificación británica.

Chile: en casa de herrero, cuchillo de palo

La incursión en salud, lamentablemente se vincula a un fatal incidente por negligencia hospitalaria de una familiar en Rancagua.  “En Chile no existe un protocolo de lavados, además compran ropa común y corriente, ninguna es antibacterial y menos están certificadas”, detalla Oscar sobre las razones que lo llevaron a lanzar su primer producto para el área de salud.  Además, relata que ese mismo periodo envió cartas al ministerio de salud y al Presidente de Chile explicando que él tenía una solución para frenar la presencia de bacterias intrahospitalarias, pero no obtuvo respuestas, pese a ya tener clientes pequeños en el país y algunas relaciones comerciales importantes en el extranjero.  

Fue así como siguió creciendo, siempre a la espera de un cliente nacional grande, logrando posicionarse en Japón, Malasia, Latinoamérica y Europa, enterando 12 países: “Siempre intenté Chile, pero aquí no me compraban”, asegura Oscar. Lo que sí destaca con alegría, es que Couretex se adjudicó en dos oportunidades el Programa de Apoyo Regional al Emprendimiento (PRAE) de Corfo, en 2014 y 2019. En ambas oportunidades el objetivo fue aumentar la dotación de telares para reacondicionarlos. 

2020: el año estrella para Couretex

Y aunque en el mercado podemos encontrar productos textiles que dicen tener cobre, Oscar es enfático: “Ustedes quizás nos confundan con los productos que están en el retail (calcetines con cobre), pero ese es un polvo que le colocan, un óxido de cobre. Ese polvo con los primeros lavados se sale; en cambio nuestro tejido mantiene sus propiedades siempre, porque es un hilo de cobre”, explica Oscar. Además, revela que producto de la contingencia internacional sobre el virus Covid-19 su empresa ha tenido gran demanda productiva desde enero, lo que significó un aumento mensual de 100 mil a 500 mil en su producto estrella: mascarillas cubrebocas.

También comparte tres noticias de último minuto, ya que que está en conversaciones comerciales con un proveedor de Tanax para marcar presencia en el retail nacional con 1 de sus 50 productos de Couretex. Por el lado internacional, Oscar Silva reveló que desde China lo contactaron para negociar la compra de 16 millones de mascarillas, una situación inédita y positiva para un fabricante nacional y porteño.

Y eso no es todo, porque su anhelo de tener apoyo nacional está cada vez más cerca, ya que la empresa recibirá durante esta jornada al director regional de ProChile, Vicente Alti, junto al ministro de Minería, Baldo Prokurica, quienes conocerán el proceso de elaboración de los tejidos de cobre, debido a la invitación que recibieron para que las mascarillas de Couretex sean exhibidas  en la Feria Internacional de la minería más importante del mundo, PDAC 2020, que se desarrollará entre el 1 y 4 de marzo de este año en Canadá.

Sin duda, un emprendimiento que más allá de la innovación y la revolución que ya está logrando en el área de salud, demuestra dos elementos que son claves a la hora de emprender cualquier idea: esfuerzo y perseverancia.

1 Comment
  1. karina says

    Muy buena publicidad, pero la empresa no contesta pese a que hay muchas compras de 1 mes «ya pagadas» o mas sin el envío de los productos adquiridos. al parecer el punto es llenarse los bolsillos, no contestan los teléfonos publicados, no contestan los correos, mensajes por Facebook, es decir cobran y nunca envían.

Leave A Reply

Your email address will not be published.