Mediante economía colaborativa proyecto local busca instalar una cultura acuática de norte a sur

A pesar del extenso litoral de nuestro país, no poseemos instaurada una real cultura marítima que nos permita aprovechar de forma entretenida y segura nuestro mar. Es por esto, que Waterman Chile sale al rescate para instaurar un estilo de vida acuático al nivel de las costas de Hawái y Australia.

Gonzalo Lazo es de profesión ingeniero en Construcción con magíster en Innovación, pero su verdadera pasión la realiza hace 23 años en las costas, se trata de prestar servicios de rescate acuático como voluntario en el Bote Salvavidas de Valparaíso. Sus principales labores eran de carácter reactivo, es decir, acudir ante emergencias vitales, en especial en época de temporales. En 2008 se cuestionó la metodología del voluntariado, ya que observó una gran inexistencia de trabajos preventivos ante situaciones de peligro acuático. Es por ello, que empezó su propia investigación en metodologías y formas de trabajo en servicios de rescate extranjeros, principalmente en grandes costas de Australia, Inglaterra y Hawái y el modelo de Sobrasa de Brasil (Sociedad Brasileña de Rescate Acuático), donde la cultura marítima está muy desarrollada.

Luego de dos años de lecturas de anuarios de distintas instituciones europeas y americanas sus sospechas fueron confirmadas: Chile no tiene una política de cultura acuática en prevención y educación. Es por eso, que en 2015 decide emprender y apostar en este camino. Su primera parada fue analizar este ecosistema es Hawái. Allí experimentó el estilo de vida waterman, que se refiere a la persona que practica deporte con una mirada de consciencia en el cuidado medioambiental enmarcado en un ambiente de seguridad donde todos y todas saben de primeros auxilios y prevención. Una realidad distante en nuestro país, pero que Gonzalo junto a su equipo trabajan para revertir.

“Esto es lo que hay que hacer en Chile. Somos un país de agua y no tenemos cultura acuática. Ese mensaje que vi en Hawái (estilo waterman) lo voy a traer a Chile”, asegura Gonzalo, quien desde el 2016 partió de manera oficial con Waterman Chile junto a su socia Pilar Henríquez. El foco inicial estuvo en prevención de ahogamientos, es por ello que desarrolló e implementó cursos para deportistas acuáticos, como primeros auxilios y apnea. Más adelante, sumó programas para niños y adultos con sus bebés. Todo esto con el sustento de cifras oficiales de ahogamiento de los últimos diez años en Chile, realizadas por él en conjunto a la carrera de Estadística de la Universidad de Valparaíso.

Fidelización a través de la Economía Colaborativa 

“El tema de generar una comunidad es clave y el cómo fidelizarla también. Ahora a cada ciudad que llegamos nos va bien. Hace poco hicimos una actividad en Iquique y activamos los puntos de sharing economy (economía colaborativa) para potenciar desde la ciudad el evento”, explica Gonzalo. Para fidelizar en los distintos puntos es importante reconocer los actores claves de cada zona a entrenar o realizar eventos deportivos, como centros y escuelas de entrenamiento acuáticos y organizaciones afines. En Waterman Chile eligieron la modalidad de embajadores, por lo que tienen a nueve a lo largo de las costas chilenas: Arica, Iquique, Antofagasta, Copiapó, La Serena, Viña del Mar, Concón, Pichilemu y Concepción.

En relación a su ciudad natal, Valparaíso, específicamente en cerro Alegre, desde niño soñaba con ver las playas del puerto activas y llenas gracias al deporte: “quiero revertir que las playas de Valpo estén vacías, quiero convertir el mar en la nueva cancha del barrio”, proyecta el fundador de Waterman Chile. Una idea que ya tiene nombre, “Valparaíso acuático”, que se desarrollará en el segundo semestre de este año y que tiene su norte en educar a los niños de los cerros del puerto a través de actividades lúdicas y en especial con su atractiva piscina móvil. La idea es generar nuevos puntos estratégicos con actores principales de cada barrio para instalar de forma permanente nuevas escuelas acuáticas junto a nuevos embajadores y así prolongar el estilo de vida waterman en un país que lo necesita a lo largo de sus casi 4 mil 300 kilómetros de costa.

Para conocer más sobre este emprendimiento visita Watermanchile.cl o sus redes sociales: facebook e intagram

Si tienes un emprendimiento con enfoque en innovación social ¡contáctanos por wsp!  y para conocer otros casos destacados de nuestra región ingresa aquí.

 

Leave A Reply

Your email address will not be published.