Economía circular al rescate de la excesiva donación de ropa tras catástrofe en Valparaíso

Una problemática que surge en momentos de catástrofe es la masiva donación de ropa, lo que se vivió nuevamente con el incendio ocurrido el pasado 24 de diciembre. Sin embargo, una mujer viñamarina enfocada en la economía circular comenzó una exitosa campaña que busca evitar que la ropa dañada termine en los vertedores.

La industria textil y de la moda es la segunda más contaminante del planeta, después de la industria del petróleo. Cada año, toneladas de prendas que tienen una duración cada vez menor, generan verdaderos estragos en el mundo. Una problemática que se incrementa en momentos de catástrofe. Así se vivió nuevamente con el reciente incendio que afectó a más de 200 casas de los cerros Rocuant y San Roque, ocurrido en víspera de navidad en la comuna de Valparaíso.

Si eres emprendedor y reutilizas textil súmate a esta iniciativa acá

Tras el llamado a donar ropa para los damnificados, al menos tres camiones de aseos municipales alcanzaron a botar textil en mal estado antes de que Catalina Herrera decidiera intervenir en esta situación que, además, se transformaba en un posible nuevo foco de incendio.

«Hay tres cosas que me hicieron tomar acción: que la industria textil es la segunda más contaminante del mundo, por lo que es importante visibilizar ese problema; el tema de la donación, generar conciencia de lo que dono; y el problema que se produce cuando hay exceso de voluntades apoyando con ropa. En 2014 hay registro de 10 camionadas que se fueron al relleno sanitario y ese también es un problema», comenta Catalina.

Gracias a su experiencia como fundadora de Reuso, organización que colabora con personas y entidades para lograr un desarrollo sostenible en la Región de Valparaíso, propuso al municipio de Valparaíso detener el desecho de la ropa en rellenos sanitarios y comenzar a clasificarla a través de dos categorías: excelente estado, para que sea reutilizada por los damnificados; y otras dañadas, enfocadas en la reutilización y reciclaje.

«Lo interesante de la iniciativa que estoy liderando, que ya convocó a más 150 voluntarios, es que la reutilización la quiero conseguir formando una red con emprendedores que utilicen telas como materia prima con el objetivo además de favorecer y visibilizar su trabajo para que la gente entienda lo que significa la economía circular, que en el fondo es sostenibilidad. Por otra parte, la municipalidad, a través de su encargado de residuos, ya estaba gestionando reciclar ropa con una empresa de Santiago, por lo que luego de escuchar mi propuesta decidieron colaborar y gestionar incluso la utilización de dos colegios como centros de acopio. De esta manera, lograremos un proceso completo en base al modelo de economía circular porque nada terminará en la basura», detalla Herrera.

La convocatoria para reutilizar las prendas que están dañadas ya está difundida por las redes sociales de Catalina Herrera y hay casi 80 inscritos. A cada uno de ellos se le realizará una pequeña evaluación para validar los productos que elaboran y la cantidad y tela que requieren.

Catalina proyecta realizar un feria en el mes de marzo para que los emprendedores que recibieron donaciones puedan exhibir y vender sus productos y la creación de un sistema de gestión de donaciones para que en momentos de catástrofes en todo el país se cuenta con protocolos adecuados. «Si educamos al ciudadano y generamos conciencia finalmente vamos a ser más felices y viviremos en un entorno más feliz» concluye la fundadora de Reuso.

Leave A Reply

Your email address will not be published.