Historias que enseñan: “Si tienes un sueño hay que perseguirlo con todo el corazón”

Karen Cuevas es la nueva protagonista de nuestra sección «Historias que enseñan», que busca seguir fortaleciendo un ecosistema colaborativo en la región de Valparaíso a través de distintos relatos de experiencias y aprendizajes. Te invitamos a leer una historia de una artesana que, además, ayuda a otros emprendedores del Valle de Aconcagua a seguir adelante con sus iniciativas.

Mi nombre es Karen Cuevas Fernández, soy artesana y mi empresa se llama “Artesanía Mical”. Soy de la comuna de Llay Llay y realizo variados diseños como accesorios, tazones, cuadros, etc, completamente personalizados a través del modelado de la porcelana fría.

Como hartos emprendedores de mi rubro, comercializo en ferias artesanales de todo el Valle del Aconcagua y por redes sociales: Instagram y Facebook.

Mi historia como emprendedora comenzó cuando fui capaz de detectar mis dificultadas y tomar acción. Como a muchos, cuando empecé a emprender me faltaba capital de trabajo y para invertir en un taller, porque ocupaba el comedor de mi casa que era un espacio reducido y no me permitía producir en grandes cantidades. Fue por eso, que me atreví a elaborar un proyecto para postular al Capital Abeja de Sercotec, porque quería salir adelante.

En 2018 hice la postulación y me vi beneficiada. Con esos fondos pude tener mi espacio: crear e instalarme, implementar mi taller, comprar insumos, comprar materias primas, equipos de computación e impresora y otros insumos que me faltaban para producir y vender más. Otra inversión que pude hacer fue en asesorías. Tomé tres que me sirvieron mucho: contabilidad, marketing digital y modelado en porcelana, porque yo empecé esta arte de forma autodidacta y gracias a este fondo aprendí con una profesora técnicas nuevas y a trabajar de forma correcta el material, lo que me marcó un montón. Con la de contabilidad también aprendí a realizar mi formulario 29, ahora lo hago sola, y con el de marketing digital empecé a trabajar con mis redes sociales y seguir vendiendo cuando no tengo posibilidad de participar de alguna feria, así que recomiendo siempre poder capacitarse.

Red Emprendedora Aconcagua

Pese a que cuando me gané el capital abeja estaba muy feliz, era la única seleccionada de mi comuna así que después me vino una sensación de saber dónde quedaron los demás, porque yo había participado de una charla de difusión con más de 300 personas. Sé que no todos pueden ganar, pero empecé a reflexionar y me di cuenta que si bien es cierto los fondos están y la oportunidad de postular es igual para todos la difusión e información era poca. Ahí se me ocurrió crear un grupo que se llama “Red Emprendedora Aconcagua”, donde agregué a todos mis amigos emprendedores que tenía en Facebook y les conté que cree el grupo para compartir toda la información que tenga con respecto a la postulación de fondos, talleres, capacitaciones que se estén dando, muchas actividades del Centro de Aconcagua que está muy presente en el territorio, Fosis y de todas las entidades que estén trabajando con emprendedores del valle y que ayuden a generar ecosistema.

Así fue creciendo el grupo, tanto así, que al principio se llamaba “Red Emprendedora Llay Llay”, pero a la semana se sumó tanta gente de todo el valle que ahí actualizamos el nombre. Hoy somos 850 emprendedores formalizados y no formalizados y lo que pretendemos es pasar información y darnos a conocer, sin foco en ventas, sino con enfoque colaborativo para la búsqueda de proveedores, datos e información.

Como se generó este grupo y le fue bien, pensé: hay que generar instancias de ventas también, así que por ahí hemos organizado en conjunto a la municipalidad de Llay Llay la primera expo emprendedores que se realizó en abril  con 32 emprendedores de distintos rubros. El requisito era capacitarse, porque yo estoy convencida que la capacitación es la base para emprender, entonces el proyecto de la expo emprendedoras que realizamos era con capitación. El 30 haremos la primera expo emprendedores en la comuna de Catemu, así que nos ha ido bien con la iniciativa y yo gestiono varios talleres; de computación, redes sociales, gestionamos el lugar, profesores se ofrecen y trabajamos con emprendedores, la capacidad de autogestión es otra cosa muy importante para tener éxito.

Mi camino del emprendimiento ha avanzado muy rápido porque se me abrieron muchas puertas y eso ha significado un aprendizaje muy grande para el negocio y en el sentido personal. Hace tres años era impensado para mí pararme frente a la gente y hablar, impensado pararme delante de un alcalde y decirle: tengo una idea. El emprendimiento ha hecho todo eso en mí, enseñarme que querer es poder, que si tienes un sueño hay que perseguirlo con todo el corazón, porque todos somos iguales y tenemos las mismas opciones. Eso he aprendido yo, que hay que ser constante, organizado ¡por dios que cuesta!, pero los aprendizajes son para la vida y yo lo he notado en la persona que me he ido convirtiendo.

¿Qué consejos puedo entregar a los emprendedores?

Que si aman lo que aman hay que darle no más para adelante, pero siempre siempre con las ideas aterrizadas. Uno como emprender se enamora de su idea, y de repente no calcula bien los costos o a veces ni siquiera el negocio le da, pero uno sigue adelante. Hay que tener la cabeza y el corazón frío, sacar números, porque imaginar cosas es muy fácil, pero llevarlas al papel: ¡ahí es donde uno aterriza!

Lo que yo siempre le digo a los emprendedores: Capacítese siempre, en lo que pueda. Si su emprendimiento no lo permite, en internet, en Sercotec, hay portales, busque y capacítese, porque hay que trabajar harto, pero lo que te da el emprendimiento; la libertad y hacer las cosas que uno quiere es impagable y el emprendimiento a mí me ha permitido eso.

Si quieres escribir o contar tu historia ¡contáctanos por wsp!

Leave A Reply

Your email address will not be published.