Tips: Transforma el fracaso en oportunidad de éxito

Si bien el camino hacia el éxito de una pyme está lleno de obstáculos que incluso hacen que un proyecto desaparezca, más aún en el contexto nacional que estamos viviendo, una caída puede ser lo que se necesite para reinventar un negocio o empresa. Pía Ramírez, socia gerente general de Plus Hunting -consultora nacional dedicada al crecimiento de las empresas- entrega algunas recomendaciones para ver el fracaso como oportunidad de éxito.

Tomando en cuenta la coyuntura en la que se encuentra el país caracterizada por el reciente estallido de la crisis sociopolítica de octubre, los desafíos para las pymes se han multiplicado al igual que las posibilidades de fracaso para éstas. En ese sentido resulta vital comprender que, si bien un fracaso puede ser traumático y quitar las esperanzas que se depositan en algún proyecto determinado, también representa una oportunidad de repensar las condiciones y tomar las energías necesarias para volver a la aventura de emprender, ahora apostando a un mayor éxito.

En ese sentido, Pía Ramírez, socia gerente general de Plus Hunting -consultora nacional dedicada al crecimiento de las empresas- señala que hay algunos tópicos a tomar en cuenta para lograr el éxito de un emprendimiento y que tienen que ver principalmente con las ganas y el compromiso que hay en ellos. Tras estas motivaciones iniciales viene una serie de barreras o etapas para el proyecto. Estas son sus recomendaciones:

Enamórate:

Ojalá que un emprendimiento se sostenga en un sueño que apasione, para enamorarse de él y así lograr materializarlo. Desde aquí se van saltando las barreras. Cualquiera puede ser un emprendedor, pero lo más importante es tener una idea que te haga sentido y se transforme en tu pasión. Esto es igual que el amor hacia una pareja, porque el camino es muy pedregoso y se puede ir perdiendo el interés si no hay amor verdadero. Es un sueño que debe hacer sentido a tu naturaleza, esa es la base, porque el camino de emprendedor es difícil, sea un servicio o producto con o sin fines de lucro.

Investiga:

Una de las primeras barreras que pueden surgir tiene que ver con que el modelo de negocio diseñado cubra una demanda ya identificada al inicio, para lo cual se debe hacer profundas investigaciones de mercado detectando oportunidades y tendencias. Sobre todo en este coyuntura social, es importante no flaquear y mirar el contexto como oportunidad, investigar qué está pasando y qué giro puedo dar para seguir a flote y adelante. Hay que pensar positivo y que todos los traspié sirven para fortalecer a la persona, el negocio y proyecto.

No te rindas:

La perseverancia y mirada global/objetiva es la clave en todas las etapas, es decir, no dejarse rendir ante las dificultades que aparecerán con la información recopilada sino al contrario, poder ver fuera de la caja y perseverar con el proyecto es determinante. Generalmente no se hace tan difícil conseguir fondos si es un buen proyecto por lo que aquí no debería detenerse el emprendimiento. Además, buscar mentores que ayuden a compartir ideas y dolores es clave, al igual que no tomar decisiones solos, buscar diversidad de opiniones y talentos. Tener a una persona de confianza y ojalá que venga del mundo de los negocios o el área de tu emprendimiento para conversar tus dolores e inquietudes y que te permita retroalimentación para desarrollar otras habilidades o ideas complementarias.

Si bien el fracaso siempre está como una opción latente, principalmente gracias a la «desmotivación, malos modelos económicos, falta de conexión con la demanda, soledad en la toma de decisiones, falta de visión, y sobre todo ganas de trabajar, sí se puede dar un giro en 360° y reinventarse como emprendedor», suma la experta.

Así, se desprende que el fracaso para una pyme o emprendedor es un proceso duro y desgastante, sin embargo “es una instancia riquísima para salir fortalecido luego de analizar en dónde se debilitó la idea o en que parte de la cadena se rompió el eslabón. Así será más fácil volver a empezar. Un emprendimiento es una fuente de aprendizaje y no se debe desaprovechar este gran capital adquirido sobre todo en autoconocimiento, que es la mejor herramienta para emprender”, concluye Pía Ramírez.

Pía Ramírez es Ingeniero Industrial de la Universidad de Santiago, diplomada en la Pontificia Universidad Católica en desarrollo estratégico de las organizaciones y en el Design School of London. Posteriormente, realizó el Board Of Woman, BOW, impartido por la Universidad Adolfo Ibañez y es Socia fundadora de Plus Hunting, su función principal es el relacionamiento con los clientes y el liderazgo en la consultoría que se les brinda.

Encuentra otras herramientas para emprender aquí y visita frecuentemente nuestra página para leer otras secciones como: historias que enseñan, oportunidades para emprender, noticias del ecosistema, calendario colaborativo y más. 

Leave A Reply

Your email address will not be published.