Comercio justo y mariscos vivos son parte de la propuesta de mar de amores

Comercio Justo es un sistema de comercialización basado en el diálogo, la transparencia y el respeto, que busca una mayor equidad en el comercio internacional prestando especial atención a criterios sociales y medioambientales. Contribuye al desarrollo sostenible ofreciendo mejores condiciones comerciales y asegurando los derechos de productores/as y trabajadores/as desfavorecidos.

Este sistema comercial solidario persigue el desarrollo de los pueblos y superar la pobreza, basándose en en condiciones laborales adecuadas y salarios justos para los trabajadores, para que puedan vivir con dignidad, en armonía e igualdad entre géneros, roles, posiciones y cargos ocupados en la sociedad.

Es un concepto que comenzó a difundirse desde la década del 40´ en Estados Unidos, gracias a iniciativas pioneras de vendedores de productos elaborados por artesanos, que sufrían competencia desleal por los bajos precios del mercado mundial, enfrentando altos márgenes de pérdida y una fuerte dependencia de intermediarios en el proceso productivo.

Desde La Quinta Emprende nos alegra ofrecer nuestras vitrinas para que los lectores descubran cómo se puede aspirar a una economía solidaria, colaborativa y equitativa en emprendimientos concretos de nuestra región, sobre los cuales detallamos a continuación.

Gastronomía justa, restaurantes regionales impulsan una economía solidaria

En la Quinta Región existen varios casos que ven en el Comercio Justo la oportunidad para aventurarse a emprender, aportando al fortalecimiento de una economía territorial mucho más solidaria, equitativa en la repartición de recursos y promotora de un crecimiento sostenible respecto a la materia prima disponible.

Contactamos a fundadores, socios y líderes de proyectos que se basan en este modelo comercial para conocer su visión sobre los beneficios y el impacto que generan iniciativas ligadas al “Fair Trade” y a continuación les presentamos el caso de Mar de amores.

Mar de Amores

Es el primer restaurante de mariscos vivos en Valparaíso, ofreciendo productos que provienen de la acuicultura de pequeña escala. Se vinculan directamente con pescadores artesanales, velando por mantener tratos justos, es decir, sin intermediarios. Esta relación lineal permite conocer el origen de los mariscos que ofrecen, asegurando las condiciones de su cultivo, fechas de elaboración, dando fe de la frescura, manejo y limpieza de cada alimento que preparan.

Alexandra Garín, Gerente de Gestión en este restaurante ubicado en Almirante Montt #336, Cerro Alegre, Valparaíso, nos contó que decidieron especializarse en mariscos “porque con nuestro estanque reducimos la cantidad de intermediarios, simplificamos la logística para no transportar constantemente y negociamos directamente con caletas, buzos o pescadores de todo el país, provisionando en grandes cantidades que generan un sistema mucho más justo y eficiente”.

Para el Mar de Amores es fundamental que sus proveedores tengan sellos de sostenibilidad, como sello azul de pesca sustentable y otras garantías que les aseguren ofrecer un servicio acompañado de un proceso sostenible, que está aportando a un modelo económico promotor de valores que cuidan el medioambiente.

Respecto a los grandes problemas que enfrenta un emprendimiento de este tipo, nos comenta que “las mayores dificultades son precisamente transportar sin intermediarios, ya que buscamos diversificar la cultura de alimentos marinos, mostrarlos como alternativa saludable y encontrar lapas, choritos, almejas, caracoles y otros mariscos de todo el país cuya extracción esté certificada en sustentabilidad, implica costos y esfuerzos mayores”, cierra Alexandra.

Leave A Reply

Your email address will not be published.

¡Ya está disponible #26 edición de LQE Revista!

 

¡Te invitamos a leer y revisar la última edición de nuestra revista con reportajes y artículos de nuestro ecosistema de innovación y emprendimiento!