Barrios circulares, una apuesta por disminuir el impacto medioambiental de la región

Desde el Núcleo Biotecnológico de Curauma trabajan el proyecto “Economía Circular para promover Ecobarrios en viviendas sociales en la Región de Valparaíso”, con el cual apoyan el crecimiento de los ecobarrios piloto Pompeya Sur en Quilpúe y Las Dichas de Casablanca.
Esta innovadora propuesta implementa prácticas sustentables que aprovechan al máximo los recursos en beneficio de la calidad de vida de las personas, organizando a las comunidades en la búsqueda de nuevos objetivos.

El modelo lineal de consumo, uso y desecho ya no da abasto en el mundo. La economía sustentable se alza como la única vía de alternativa que nos queda para pensar en el progreso sin continuar destruyendo al planeta y el medioambiente. Así lo entienden las potencias económicas del mundo, al igual que empresas de todo tamaño, al volcar sus esfuerzos y presupuestos en desarrollar prácticas sostenibles en el tiempo.

En Chile es un planteamiento que recién se masifica. Aprovechando los datos publicados por la Consultora Pipartner, en su “Encuesta de circularidad y sustentabilidad en la empresa chilena” aplicada a más de 200 organizaciones de diferentes tamaños y rubros, podemos concluir que el interés por adoptar procesos sostenibles es tan grande como la desinformación a la hora de incorporar estrategias, conocer acciones y formas de hacerlo.

El informe determina que si bien hay un interés por parte del mundo empresarial en utilizar mejor sus residuos o aportar al ecosistema, muy pocas instituciones conocen el impacto económico y los beneficios asociados que conlleva revalorizar desechos como posibles nuevos subproductos.

La economía circular se se basa en preservar los recursos naturales, fomentando su potencial renovable y utilizando en mayor y mejor medida sus posibilidades. También enfoca la mirada en optimizar el rendimiento de los procesos, reduciendo la entrada de materiales o reutilizando desechos para otros propósitos, y finalmente tiene el objetivo de promover la eficacia de los sistemas de producción, orientando los modos de vida hacia entornos mucho más sustentables, conscientes con el entorno y responsables de nuestro rol en el ecosistema.

En esa búsqueda, desde el Núcleo Biotecnológico Curauma de la PUCV, trabajan en el desarrollo de Ecobarrios, o comunidades organizadas que implementan prácticas eficientes y sustentables, donde las personas disponen de hábitos responsables con el medio ambiente.

En un Ecobarrio, como lo observan desde NBC, se busca que los recursos se aprovechen al máximo, para disminuir la cantidad de residuos y mejorar el bienestar de las personas y la comunidad. Es un barrio con vecinos organizados en prácticas sustentables, aspirando a un cambio cultural en la forma de vivir en una ciudad.

Conversamos con el Director de NBC, Rolando Chamy Maggi y nos dice  “La idea general de este proyecto nació para el gran incendio de Valparaíso en 2014, ahí vimos que a nivel estructural las cosas no estaban bien hechas, entonces pensamos en una reconstrucción que afronta nuevos desafíos y conceptos como ecobarrio, reciclaje de residuos o de agua, creación de huertos familiares, eficiencia energética y otros aspectos. Quizás fue muy temprano planificar en ese momento proyectos como este, pero ya lo estamos materializando algunos años después en dos barrios de la región”.

Para el Doctor en Ingeniería Química “es importante desarrollar este tipo de proyectos que involucran a la comunidad, especialmente si hablamos de reutilizar residuos, porque así le damos un valor agregado y un nuevo sentido a sus vidas, con un concepto más asociado al cuidado de la naturaleza, el reciclaje y la valoración del entorno”.

La materialización de esta iniciativa busca crear grupos de viviendas cooperativas en donde se añade valor agregado al elevar criterios de eficiencia energética y sustentabilidad, influir en la minimización de impacto ambiental e integrar a la comunidad mediante servicios comunes gestionados por los propios vecinos. Su financiamiento es con aportes del Fondo de Innovación para la Competitividad del Gobierno Regional de Valparaíso.

“NBC ha asumido el gran desafío de potenciar la competencia entre las empresas desarrollando proyectos que impulsan el uso de tecnologías limpias y sustentables, como lo plantean las iniciativas “Más Valparaíso Sustentable” o la plataforma “CompiteMAS”. Creemos que aumentar la producción y disminuir costos, consumos y prácticas ineficientes debe ser el objetivo común entre empresarios, gobiernos, académicos u otras instituciones”.

Comunidades activas para un Ecobarrio productivo

 La comunidad de habitantes de Pompeya Sur en Quilpué y la Junta de Vecinos de las Dichas de Casablanca trabajan con NBC desde abril de este año, desarrollando labores de ocupación territorial directa, a través de programas como los de lombricultura y compostaje, u otras técnicas que reducen la cantidad de desechos orgánicos que terminan en vertederos, produciendo en su reemplazo un abono ecológico para plantas y jardín.

Otra alternativa sostenible que desarrollan son los huertos urbanos, vía sustentable para la producción de verduras frescas, que además es una experiencia educativa para adultos y pequeños, que apunta a dar una segunda vida a los materiales recurriendo a la creatividad para disminuir los residuos que producimos.

Matilde Muñoz, vecina beneficiada con el Programa de Ecobarrios en Pompeya Sur, nos contó entusiasmada que “es lo mejor que nos ha pasado, todo lo que antes era desechado ahora lo reciclamos y activamos un comercio propio, trabajamos artesanía, huertos verticales, tejidos con lana usada, medicina natural y aportamos a la economía circular con productos sin refinar de alimentación saludable”.

Ellos reconocen que “sin el esfuerzo del programa que nos han presentado no habríamos podido concretar tantos avances ni conocimientos, ahora estamos recuperando espacios, sabemos lo que es un ecobarrio y la colaboración nos permite estar salvando territorios que antes eran basurales. Estamos aprovechando de buena manera nuestro territorio, estos programas unen a los vecinos”.

Asimismo, en la presentación oficial del trabajo colaborativo que realizan junto a la casa de estudios, desde la Junta de Vecinos de Las Dichas señalan que “como zona rural a veces estamos olvidados al estar un poco lejos, pero tenemos un conocimiento histórico que contribuye a reciclar y ayudar al medioambiente”

“Gracias a este trabajo desarrollamos varios productos que también permiten darle actividades de ocupación a las personas, que de a poco se han ido incorporando tras ver los avances y resultados”.

De cara a la implementación y gestión de nuevos Ecobarrios para la Región de Valparaíso, que contribuyan a desarrollar la economía circular en un plano más amplio, Rolando Chamy es claro al señalar que “las personas beneficiadas están tremendamente entusiasmadas y eso nos obliga a continuar trabajando con más comunidades, para aportar al desarrollo en otras zonas. Entendemos que si este programa no se replica en otras zonas es un fracaso”.

Leave A Reply

Your email address will not be published.

¡Ya está disponible #26 edición de LQE Revista!

 

¡Te invitamos a leer y revisar la última edición de nuestra revista con reportajes y artículos de nuestro ecosistema de innovación y emprendimiento!