El sueño de Aconcagua de ser el Sillicon Valley de Chile

Corporación de Llay Llay busca promueve la innovación, el emprendimiento y el desarrollo de las TICs en la ciudad, para eso, conecta a futuros programadores (estudiantes de Educación Media Técnico Profesional) con las necesidades tecnológicas de los sectores productivas, mediante la colocación laboral, la creación y comercialización de desarrollos informáticos de origen local y la entrega de servicios de entrenamiento tecnológico para la vida y el trabajo.

Así, desde marzo de este año, se forma a la primera generación de programadores y desarrolladores de software del Liceo Politécnico de Llay Llay, innovando en lo que el futuro técnico(a) estudia, aprende y valora, re formulando el plan formativo original de la especialidad, dando paso a una malla enfocada en la preparación de programadores junior, aptos para aplicar a cargos de entrada en empresas tecnológicas.

El co – fundador de Escuela Master, Ignacio Quiroz, explica que “no sólo queremos que los chicos aprendan a programar en diferentes lenguajes y plataformas, también aspiramos a que realicen desarrollos informáticos”. Por eso, “estamos incorporando a los alumnos en proyectos reales con clientes de verdad, levantando requerimientos y creando sus primeros códigos, aprendiendo desde el hacer y de cara al usuario, entendiendo a la informática como una solución a los problemas”

Así es como en agosto recién pasado, se realizó el primer operativo tecnológico de la ciudad, ofreciendo servicio gratuito de hardware y software, salvando a 156 computadores de irse a la basura, beneficiando a cerca de 500 personas promedio. Asimismo, se está desarrollando el primer software en la comuna, a cargo de estos técnicos en formación, de los cuales cuatro ya están comercializando sus propios servicios de soporte técnico y capacitación

Y es que estos chicos están acostumbrándose a soñar en grande, imaginando una vida en Llay Llay vinculados a una actividad productiva diferente a la agricultura o la minería, “creando un nuevo polo de desarrollo para la ciudad”, explica Quiroz, “porque lo que buscamos con la generación de estos programadores es que no se vayan de la ciudad, se queden aquí, en el Valle, creen tecnología desde sus emprendimientos o bien presten servicios a la industria informática desde Llay Llay”.

Cerca de Santiago, Valparaíso, Argentina y al lado de la carretera que cruza a Chile, Llay Llay se sitúa en una posición estratégica en la creación de capital humano y servicios para la industria informática. Y es que la crisis hídrica que afecta a la zona desde hace diez años, y la desertificación de los suelos, están cambiándole el rostro al campo que alguna vez conocimos de niños. “Debemos obligarnos a re pensar la economía local y mirar a la industria creativa como una opción real y posible”, insiste el Director de Operaciones de la Corporación.

Quiroz enfatiza en que “la demanda por adquirir este tipo de competencias irá en aumento, abriendo la oportunidad de ampliar este modelo de trabajo hacia el resto de Chile”, poniendo a Llay Llay y al Valle en el mapa tecnológico del país.

 

Leave A Reply

Your email address will not be published.

¡Ya está disponible #26 edición de LQE Revista!

 

¡Te invitamos a leer y revisar la última edición de nuestra revista con reportajes y artículos de nuestro ecosistema de innovación y emprendimiento!