El gran potencial de Valparaíso como ambiente para importantes proyectos audiovisuales

La última campaña publicitaria de Lego se grabó en Valparaíso, aprovechando espacios de la ciudad para proyectar dinamismo, creatividad e innovación. Este jueves, en tanto, se estrena en cines nacionales la película “Ema”, también ambientada en Valparaíso sumándose a una larga lista de producciones inspiradas o situadas en la ciudad puerto, que ahora cuenta con organismos regularizadores pioneros en el país.

¿Cuál es el impacto y por qué es importante gestionar la realización de material audiovisual que promueva las cualidades de Valparaíso ante el mundo? Conversamos al respecto con los directores del programa Valparaíso Creativo y de la Comisión Fílmica Municipal, para conocer el detrás de cámara de estas dos grandes producciones y cómo aportan al desarrollo local.

La campaña Rebuilt the World (Reconstruye el mundo) es la primera en 30 años que lanza la reconocida marca de juguetes Lego, en un montaje diseñado por la agencia francesa BETC y filmado en calles, barrios, plazas y edificios de la ciudad de Valparaíso, escogida específicamente por proyectar una imagen de “creatividad para lograr algo y navegar por el nuevo mundo”.

Valparaíso es una ciudad con elementos singulares que articulan ambientes y recursos codiciados por las producciones fílmicas, situación que puede potenciar el desarrollo económico a nivel turístico, gastronómico y ocupacional a través de las artes, sobretodo si pensamos en una industria tan desarrollada como el cine, por lo que resulta fundamental contar con organismos que unifiquen, supervisen y regulen todo lo que involucra ocupar espacios públicos del territorio para ambientar proyectos audiovisuales.

En esa línea, el Programa Industrias Creativas Valparaíso es la iniciativa con que Corfo busca contribuir al desarrollo del sector creativo en la ciudad, a través de herramientas que facilitan el trabajo de los gestores de proyectos creativos, acercando fuentes de financiamiento, levantando información y fomentando una articulación constante entre diferentes organizaciones.

El sector creativo incluye al tradicional sector cultural, es decir las artes escénicas, música, fotografía y artes visuales, además de disciplinas creativas como la arquitectura, diseño, publicidad o moda. El proyecto busca potenciar el impacto positivo de estas actividades en el desarrollo de la ciudad.

Para Jorge Rosenthal, Director del Programa Valparaíso Creativo, “la industria del rodaje tiene el valor de fomentar la creatividad y además moviliza una gran maquinaria que despliega una inversión importante, que podría quedar en el territorio, algo que va a depender de qué tan organizado esté en materia de albergar todo tipo de producciones, con sus contratos, consumo, gastos de hospedaje y servicios”.

En ese contexto «Ema», la nueva película del director nacional Pablo Larraín, se perfila como un potente largometraje que exhibe diferentes escenarios porteños a nivel mundial, tomando en cuenta la repercusión que ha generado su estreno en diferentes festivales internacionales y que fue filmada íntegramente en Valparaíso.

Respecto a la importancia de albergar proyectos de alta trascendencia, agrega que “los rodajes no solo dejan dinero por gastos y costos de estadía, sino que provocan un impacto duradero en todo el mundo, gracias a que personas de todas partes pueden ver lugares de la ciudad, identificar ciertos espacios y por qué no motivarse a visitar los sitios que provocan emoción a través de la pantalla”.

La primera Comisión Fílmica Municipal del País

Intercambiamos opiniones sobre el tema con Samuel León, cineasta porteño que dirige la Comisión Fílmica de Valparaíso, la primera instancia de este tipo en Chile con el objetivo de facilitar la realización de producciones cinematográficas en la comuna.

“Venimos trabajando hace 10 años en el proceso de montar una Comisión Fílmica Municipal de verdad en la ciudad, que funcione y cumpla objetivos concretos. Este tipo de comisiones debe intervenir en todo el campo audiovisual, desde el comienzo de una idea a la distribución de la película o el producto final”, nos contó.

Valparaíso Films se perfila como un organismo que pretende impulsar el enriquecimiento artístico y económico de la región, generando un polo de desarrollo audiovisual que permita constituir un centro de actividad fílmica y audiovisual para atraer recursos privados de financiamiento.

La implementación de una Comisión Fílmica permite centralizar todas las necesidades y requisitos de las producciones, para facilitar y regular la utilización de sectores de la ciudad como escenografía para sus producciones, agilizando una serie de procesos e incentivando el uso de locaciones porteñas.

Samuel piensa que traer rodaje internacional es fundamental, “pero también potenciar la actividad interna, en ese sentido Valparaíso necesita un distrito audiovisual, para industrializar el aumento de la promoción y consumo de contenido, de modo que la ciudad no sea solamente una postal de fondo y los recursos queden en nuestro territorio”.

En cuanto a las prioridades fijadas por la Comisión, es claro al señalar que “en primer lugar siempre vamos a poner al habitante de la ciudad, si no se garantiza sustentabilidad con los habitantes y con la fragilidad del territorio, tenemos que asumir una actitud de fiscalizadores y por lo mismo somos la primera municipalidad que elaboró una ordenanza que explica y aclara todo para tener un rodaje ordenado”.

“Nuestra ordenanza establece un cerco reglamentario legítimo, que destina los activos cinematográficos en el territorio, de manera que las producciones tienen que tributar en la zona, ya sea a través del activo material, locaciones, materias o topografía, del activo humano, recursos o persona y también del simbólico, que precisa de una autorización previa de la Comisión para ocupar la imagen de Valparaíso en cualquier ámbito”.

La producción de la campaña publicitaria de Lego, por ejemplo, precisó un corte de tres días de Plaza Echaurren y una serie de intervenciones que fueron realizadas por vecinos de las locaciones utilizadas, capacitados para brindar soporte en diferentes áreas, como cortes de tránsito, banderillas y apoyo en avisos, dando ocupación a trabajadores locales y generando un impacto positivo en múltiples instancias.

Además, a los dueños de locales también se les canceló el monto correspondiente a los días de trabajo, impactando positivamente en todas las facetas que se vieron afectadas y comprendiendo que rodaron en un lugar empobrecido respecto a la millonaria industria cinematográfica en la que suelen transitar.

Revisa este y otros interesantes contenidos en nuestra sección Noticias Regionales, no olvides suscribirte al Newsletter de La Quinta Emprende para recibir las notas y artículos que constantemente publicamos.

Leave A Reply

Your email address will not be published.