Organizaciones se reúnen para analizar a fondo cómo abordar la educación medioambiental en primera infancia

Focus Group estableció que estos contenidos se trabajan, por lo general, fuera del aula, en lo que es la educación no formal. Esta fue la gran crítica que manifestaron todas las organizaciones participantes en el encuentro.

En el Parque Quintil se reunieron distintas organizaciones, tanto gubernamentales y municipales, entre otras. ¿El motivo? En el marco del desarrollo del proyecto CuentaCartón Pop-Up Valparaíso, apoyado por el Fondo de Validación de Prototipos de Innovación Social de Corfo – Chile, se organizó una reunión para poder conversar, apoyar y fortalecer iniciativas relacionadas con temáticas ambientales que distintas instituciones y organizaciones locales llevan trabajando durante años en nuestra región.

A la cita asistió Proyecto RE, colectivo constituido por vecinos y estudiantes del Cerro cordillera; el CEE de Ingeniería Ambiental de la UPLA; Claudio Venegas, encargado Gestión de Residuos Valorizables y Eficiencia Energética del Departamento de Medio Ambiente de la Municipalidad de Valparaíso; Acción Ecosocial de Quintero; Cannabimed, fundadores del primer Centro Médico Cannábico de Chile, y la asociación Parque Cintura.

La actividad estuvo dirigida por Karina Leiva y Felipe Aichele, ambos de CuentaCartón, y tuvo como objetivo realizar un Focus Group y un Foda participativo. La idea fue diagnosticar las temáticas medioambientales que se han abordado y que esperan desarrollar en la ciudad de Valparaíso, a fin de conocer desde las organizaciones locales cómo ven  el problema medioambiental de la comuna y alrededores. Además, se busca conocer cómo se integra a los niños y niñas en estos espacios, buscando generar redes de apoyo respecto a las proyecciones para el año 2019.

El encargado de Gestión de Residuos, Claudio Venegas, se mostró satisfecho por su participación en la actividad. “Todas las convocatorias que junten actores del mundo municipal con las organizaciones sociales y las privadas, que tenga que ver con temas medioambientales, siempre son enriquecedoras”. También agregó que “dentro de la gestión que vamos a desarrollar con respecto a Medio Ambiente, la idea es poder vincularse más con las comunidades. Sabemos las necesidades que hay: microbasurales, basura, la educación medioambiental. Y dentro de los recursos estamos trabajando para poder aglutinar esta fuerza social que está vigente”.

Derechos transgredidos

Desde Acción Ecosocial Quintero, Melinka Olate, enfatizó en la importancia de estas actividades en tiempos donde los derechos medioambientales han sido transgredidos en comunidades como Quintero Puchuncaví y Concón. Además, enfatizó en la necesidad de una coordinación a nivel país. “Estas instancias a nivel local como nacional, son muy escasas. Lo que hemos planteado es que pueda organizarse un congreso de todas estas organizaciones dentro de este año, para así definir un plan de acción desde las mismas organizaciones, comunitarias y sociales», dijo.

Karina Leiva, una de las organizadoras del evento, coordinadora del proyecto CuentaCartón, reconoce que como equipo están bastante contentos luego de la actividad: “Nos dimos cuenta que hay una voluntad dentro de las organizaciones que están vinculadas al trabajo medioambiental, y creemos como equipo que esto abre un espacio  y una nueva red de apoyo entre organizaciones que están preocupadas por la crisis medioambiental”.

Se trata como educación no formal

Según Leiva, uno de los temas centrales que ha develado el proceso de diagnóstico es el tema de la educación formal y de cómo se vincula con la educación no formal. Sostuvo que «generalmente todas estas temáticas tratadas en el focus group se ven fuera del aula, y creo que fue la gran crítica que manifestaron todas las organizaciones. Inclusive la alcaldía ciudadana manifiesta que es muy difícil, en especial la reticencia de algunos docentes para poder trabajar temáticas medioambientales en los colegios”. Ella cree que esta educación no formal sí debería ser parte de alguna forma de las mallas curriculares de los colegios de la comuna, y ojalá, del país.

Para ella los desafíos a futuro son bastantes y claramente más grandes, por ejemplo, “por la presencia de una organización de Quintero, zona de sacrificio, que hoy en día está en boga, y si bien los medios de comunicación lo han dejado de lado, siguen las problemáticas”.

Lograr articular estas organizaciones y poder poner en común acuerdo los esfuerzos son un reto que, según Leiva, ya está comenzando. “Con esta primera vinculación ya podemos comenzar a avanzar a algo más, y si podemos mantener esta red, podemos vincularnos también a las instancias que son más legitimadas. Por ejemplo, ya en primera instancia, la municipalidad está participando y podríamos llegar también al Ministerio de Energía, al Ministerio de Medio Ambiente. Creo que esos son los desafíos que debemos apuntar hoy, como ciudadanos que levantamos estas iniciativas”, señaló.

Fernanda Arancibia, encargada de Educación Ambiental y Participación ciudadana del Departamento de Medio Ambiente de la Municipalidad de Valparaíso, cree que «nuestra educación en general tiende a compartimentalizar la enseñanza y la educación ambiental es parte de un todo. Quizás en las escuelas se imparte un taller y se hace algún curso, pero no sabemos aún cómo articular una educación más integral, ya que todo está conectado», afirma.

La reunión concluyó con el tratamiento de la importancia de los niños en primera infancia como agentes de cambio a futuro. También se reconoció la necesidad de de trabajar en conjunto con distintas organizaciones de la región. Es por esto que para Karina Leiva los desafíos a futuro son bastantes y claramente más grandes.

¡Conéctate con las oportunidades de la región!
¡Conéctate con las oportunidades de la región!
Recibe fondos, tips, eventos y oportunidades para potenciar
Puedes desinscribirte cuando quieras

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.